Imágenes de páginas
PDF
EPUB

CAPITULO XLIX.

Nueva situacion.-Decreto sobre la estincion de regulares.-Abrense las Cór

tes.-Fuerte oposicion.-Discusion sobre la contestacion al discurso del trono en el Estamento de Procuradores.--Peticiones.-Cambio de ministerio.Efectos que causa en el mismo Estamento.-Se retira el voto de confianza. Declaracion del 21 de mayo.—Disolucion de las Córtes.

Nueva escena en el teatro politico! ¡ Nuevo horizonte á donde

á ansiosa se tendia la vista en espectacion de objetos nuevos! Esta ban cerradas las Córtes; disuelto el Estamento de Procuradores. ¿Qué vendrá en seguida? ¿Hubo motivos suficientes para que el ministerio tomase una medida que llevaba visos de personalidad, y tenia cierto carácter de violencia? Hé aquí una cuestion que debió naturalmente de dividir a los hombres pensadores, aun á los que pertenecian á un mismo partido; ¡tan fecundo campo de perplegidades ofrecia! Varias veces se habian visto en minoría en votaciones nominales los ministros anteriores, sin venir á unamedida tan solemne; mas á esto, los que se preciaban de conocer las prácticas parlamentarias de otros paises contestaban, que cuando un ministerio es derrotado en una votacion, no le queda mas alternativa que la de disolver ó retirarse. ¿Podia ya caminar aquel ministerio con aquel Estamento de Procuradores? ¿Po.

dia retirarse de los negocios públicos sin grave inconveniente del Estado? Hé aquí dos cuestiones que sin temor de errar, pueden resolverse por la negativa. Mas cualquiera que sea la diversidad de la opinion, no hay duda de que la comparacion entre la existencia precaria del Parlamento bajo los auspicios del Estatuto у la vida independiente que les daba el código de Cádiz, redundó á los ojos del partido liberal en nuevo descrédito de la primera de estas leyes. Pero ya llegará para los otros el tiempo de tratar algo detenidamente estas cuestiones.

De las disposiciones del gobierno durante los dos meses que estuvieron cerradas las Cortes, mencionaremos solo el importante decreto del 9 de marzo de 1836, por el cual, en vista de la ley del 16 de enero (la relativa al voto de confianza), quedaban suprimidos todos los monasterios, conventos, colegios, congregaciones y demas casas de comunidad ó de instituto religioso de varones, inclusas las de clérigos regulares, y las de las cuatro órdenes militares de San Juan de Jerusalen existentes en la Peninsula, islas adyacentes y posesiones de España en Africa. Se esceptuaban de esta disposicion los colegios de misioneros para las provincias de Asia, de Valladolid, Ocaña y Monteagudo: las casas de clérigos de las escuelas Pias, y los conventos de los hospitalarios de San 'uan de Dios.

El dia 22 de marzo se abrieron las Córtes como estaba pre: venido. El tenor del discurso régio que S. M. leyó en persona, es con muy corta diferencia el mismo que el anterior pronunciado en la última legislatura, con respecto al estado de las relaciones diplomáticas, y á los elogios tributados con justicia al buen comportamiento del ejército nacional, y las tropas estranjerąs que por la nisma causa peleaban. Sobre la ley electoral y la Guardia nacional, se anunciaron asimismo proyectos de ley en breve término. « Este es el camino legal, dijo la Reina, en cuanto a la primera, de revisar nuestras instituciones fundamentales, para afianzar de una vez todos los bienes á que por su lealtad y constancia esta nacion magnánima se hace cada vez mas acreedora.» Sobre el voto de confianza y mas ocurrencias posteriores, dijo: «Las Córtes anteriores concedieron con toda franqueza el voto de con

fianza que les pidió mi gobierno. Este al pedirle, si bien aspiraba á robustecerse en la opinion pública con una manifiesta armonía entre los poderes del Estado, y hacer asi mas llano el árduo y espinoso encargo que tiene sobre sí, contaba tambien con no tener que recurrir á esta grande confianza, sino a la vista, con el apoyo y bajo la inspiracion de las Córtes. Faltóle de pronto tan poderoso arrimo, y hubo de resolverse á no hacer uso de sus estraordinarias facultades, sino con la mayor circunspeccion y reserva. La promesa de mejorar la suerte de los acreedores del Estado fué acogida del público con entusiasmo, y mi gobierno miró su cumplimiento como una de sus mas sagradas obligaciones. Tal ha sido el origen de los decretos espedidos desde mediados de febrero hasta principios del mes actual: todos se encaminan á este importantísimo fin, y alguno de ellos a la ventaja de aumentar garantías á la deuda pública, añade la de satisfacer á un voto nacional. No hay duda en que los instilutos religiosos han hecho en otros tiempos grandes servicios á la Iglesia y al Estado; pero no hallándose ya en armonia con los progresos de la civilizacion, ni con las necesidades del siglo, la voz de la opinion pedia que fuesen suprimidos, y no era junto ni conveniente resistirla.»

« Ningun sacrificio cuesta á la nacion; ningun gravámen nuevo se la ha impuesto á consecuencia del voto de confianza; y aunque con dificultades y algun atraso, se ha procurado hacer frente a los gastos públicos con los solos recursos que antes tenia á su disposicion mi gobierno.»

«Las reformas, mejoras y economías que conviene introducir en los diversos ramos de hacienda, siguen preparándose con la meditacion y estudio detenido que son de absoluta necesidad en ellos, puesto que ningunos se resienten mas de mudanzas prontas ó inconsideradas. Mi gobierno, que no trata de sustituir teorías arriesgadas á beneficios positivos, se ocupa en los arreglos importantes de este ramo, para establecer un sistema completo y bien trabado en todas sus partes. Entre tanto las rentas públicas siguen las vicisitudes de las circunstancias en que se halla el reino, y á medida que ellas nos devuelvan la paz, que no

debe considerarse lejana, serán mas cuantiosos los productos y menos penosa la recaudacion,

« Tambien me es muy lisonjero deciros, que las diputaciones provinciales y los ayuntamientos han correspondido dignamente á las esperanzas que me prometí de la nueva forma que se les ha dado por los últimos decretos. Compuestos de los ciudadanos mas distinguidos por su probidad, por sus luces y su celo, han llenado del modo mas laudable el objeto de su institucion, y yo debo darles este testimonio público de aprobacion y de aplauso, no solo por su anhelo en promover los intereses respectivos de su pais, sino muy especialmente por el ausilio eficaz que han prestado á mi gobierno para el grande y estraordinario aumento que se ha dado al ejército.»

« Una vasta empresa para concluir todos los caminos empezados en el reino y para empezar otros nuevos, seria en cualquiera tiempo el objeto mas digno de las meditaciones del gobierno, por el movimiento y vigor que comunica a todas las industrias. Pero en la actualidad debe considerarse como el instrumento mas poderoso para estirpar en España hasta el último gérmen de la guerra civil. Mi gobierno por lo mismo no cesa de ocuparse de los medios de llevarla á efecto, y no está distante el dia en que destruidas por nuestras armas victoriosas las locas esperanzas de los rebeldes y restablecida la confianza de los capitalistas nacionales y estranjeros, este grandioso y benéfico proyecto proporcione trabajo y subsistencia honrosa y tranquila, á tantos infelices á quienes ahora la miseria arrastra á alistarse en las banderas de la usurpacion, y hacer armas contra su patria.

-..... No he querido negarme al deseo de recordaros y proponeros la mejora que pueden recibir diferentes ramos de la administracion pública, especialmente los de guerra y hacienda, que son los elementos de nuestra existencia, y en que deben emplearse con preferencia nuestro esmero y solicitud recíproca. Ya vuestra reunion es una ancora de seguridad para la felicidad de los pueblos, un apoyo robusto para mi gobierno, un presagio funesto para los enemigos del orden y de las leyes, y una señal

de ruina para el bando de la rebelion. Para mí, al mismo tiempo, es un manantial inagotable de consuelos: gobernadora de esta inclita nacion, mi amor hacia ella se acrecienta mas cada dia, mientras mas contemplo el amor que los españoles me tributan. Madre de Isabel II, considero cifradas en vuestra ilustracion, virtudes y patriotismo, la seguridad y la gloria de su trono.-Yo la Reina Gobernadora , etc.

Para la presidencia y vice-presidencia del Senado se nombraron las mismas personas que habian ejercido este cargo en la anterior legislatura, á saber: los Sres. Gonzalez Vallejo, presentado para el arzobispado de Toledo, y el Duque de Rivas. Entre los cinco candidatos del Estamento de Procuradores, eligió la corona por presidente al Sr. Gonzalez (D. Antonio), y por vicepresidente á D. Agustin de Argüelles.

Habian vuelto á enviar al Estamento las provincias casi á los mismos que en la primera legislatura hicieron oposicion, y en la segunda apoyaron al gobierno. Desaparecieron por entonces de aquella escena algunos procuradores muy notables, entre ellos los Sres. Martinez de la Rosa y conde de Toreno. Algunos diputados que habian figurado en las Cortes de la época constitucional de los tres años, fueron llamados de nuevo á esta escena pública, tales como el general Quiroga, los Sres. Sancho, Infante, Gutierrez Acuña, Gomez Becerra, Gil de Orduña. Ademas habian venido al Estamento personas nuevas en la carrera parlamentaria, ya muy conocidas bajo otros conceptos, entre las que podemos citar á los Sres. Olózaga, Cantero, general Seoane, Lopez Pinto, Huelves, Cardero, Escalante, Basualdo, Gaminde, AlonSO (D. José), Olivan, Fuente Herrero, Landero Corchado y otros. El Sr. Mendizabal salió electo Procurador por diez provincias. Tambien lo fué el general Espoz y Mina por la suya de Navarra, mas hallándose entonces de capitan general en Cataluña, no se presentó en el Estamento.

Debia, pues, de contar con una gran mayoría el ministerio, y asi la tuvo en efecto, como se va á ver por la reseña ligerísima que haremos de esta legislatura que tambien fue breve; mas ya antes de comenzarse las sesiones, se esparció la voz de que

« AnteriorContinuar »