Historia del tradicionalismo español, Volúmenes2-4

Portada
Ediciones Trajano, 1941
1 Comentario
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica
Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

En la página 281 hay referencia a un combate en Caudete durante las Guerras Carlistas.

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 274 - Mi muy querido hermano de mi corazón, Fernando de mi vida: he visto con el mayor gusto por tu carta del 23 que me has escrito, aunque sin tiempo, lo que me es motivo de agradecértela más, que estabas bueno y Cristina y tus hijas; nosotros lo estamos, gracias á Dios. Esta mañana á las diez, poco...
Página 277 - Antes de ayer 25 recibí la tuya del 20, y tuve el consuelo de que no habia novedad en tu salud, ni en la de Cristina y niñas; nosotros todos estamos buenos, gracias á Dios por todo. — Voy á responderte á todos los puntos de que me hablas. Dices que has respetado mi conciencia, muchas gracias: si yo...
Página 272 - Instruido ahora de la falsedad con que se calumnió la lealtad de mis amados españoles, fieles siempre a la descendencia de sus REYES; bien persuadido de que no está en mi poder, ni en mis deseos, derogar la inmemorial costumbre de la sucesión, establecida por los siglos, sancionada por la ley, afianzada por las ilustres heroínas que me precedieron en el trono, y solicitada por el voto unánime de los reinos; y libre en este...
Página 258 - Sentado ya otra vez en el trono de San .Fernando por la mano sabia y justa del Omnipotente, por las generosas resoluciones de mis poderosos aliados, y por los denodados esfuerzos de mi...
Página 258 - Madrid el día 26 de Mayo del presente año, entendiéndose interinamente hasta. tanto que, instruido competentemente de las necesidades de mis pueblos, pueda dar las leyes y dictar las providencias más oportunas para causar su verdadera prosperidad y felicidad, objeto constante de todos mis deseos.
Página 245 - Vuestro suelo, amagado de ser teatro de nuevas guerras, presenta aún las ruinas de las pasadas. Todo es consecuencia de haber sacudido el Gobierno monárquico que mantuvo la paz de vuestros padres, y al que, como el mejor que han hallado los hombres, han vuelto los pueblos cansados de luchar con ilusiones; las empleadas hasta hoy para seduciros, son las mismas usadas siempre para iguales movimientos, y sólo han producido la destrucción de los Estados.
Página 284 - Tantas franquicias y tan repetidas manifestaciones de mi voluntad sólo han producido la respuesta de que os embarcaréis en Lisboa (donde podéis hacerlo desde el momento) luego que haya sido reconquistada por las tropas del rey don Miguel. >Yo no puedo tolerar que el cumplimiento de mis mandatos se haga depender de sucesos futuros, ajenos de las causas que los dictaron; que mis órdenes se sometan á condiciones arbitrarias por quien está obligado á obedecerlas.
Página 274 - ... comunicar. Adiós, mi muy querido hermano de mi corazón; siempre lo será tuyo, siempre te querrá; siempre te tendrá presente en sus oraciones, este tu más amante hermano, Carlos.
Página 275 - ... pueblos, te doy licencia para que viajes desde luego con tu familia á los Estados Pontificios, dándome aviso del punto á que te dirijas, y del en que fijes tu residencia. Al puerto de Lisboa llegará en breve uno de mis buques de guerra, dispuesto para conducirte.
Página 270 - Para en su caso, pasaron las Cortes a la via reservada,rcopia certificada de la citada si'iplica y demás concerniente á ella, por conducto de su Presidente , Conde de Campomanes , Gobernador del Consejo ; y se publicó todo en las Cortes con la reserva encargada. Las turbaciones que agitaron la Europa en aquellos años y las que experimentó después la Península no permitieron la ejecución de estos importantes designios que requerían días mas serenos.

Información bibliográfica