Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Lorenzo de Segura «Anda cuemo ruda que no quiere alurar;» amanta, amprar, arguello, arramblar, caño , malmeter, masar, parıdera, punchar, rematado, vencejo, y otras varias (60) que se usan frecuentemente entre nosotros, y de las euales

У
otras

ya notó Capmany que algunas, como aturar, cal, dita, malmeter, ostal y pudor, eran á un tiempo de Cataluña y de Castilla. .

De entre las palabras verdaderamente aragonesas aunque de apariencia castellana, de entre las palabras que, cambio de otras citadas y consentidas como castellanas, tenemos que revindicar como nuestras y solo nuestras, citaremos mas detenidamente, por ser de las mas vulgares en nuestro pueblo llano y solo en él, la famosa espresion im. personal no me cal (no te cal, no le cal) en significacion de no me importa, no me conviene, no me es menester, no me cumple, no tengo que etc., cuya frase, que no traen ni Covarrubias, ni la Academia en su Diccionario grande, ni el jesuita Terreros, ni Rosal en su Diccionario manuscrito, se halla autorizada en nuestros dias como castellana por la Academia de la lengua , pero usada como aragonesa por solo nuestros labriegos.--En el poema del Cid hablando este de los Infantes sus yernos dice Curiellos quiquier ca dellos poco min' cal, y mas atrás Si el rey me lo quisiere lomar, á mi non minchal: en el loema de Alejandro se lee non te cal ca se vencires non te menguarán vasallos, y en otra parte Mas quequier que el diga á mi poco me cala : en las

(60) Entre ellas casi todas las que D. Mariano. Peralta incluye en su Ensayo de un Diccionario aragonés-castellano, suponiéndolas verdaderamente aragonesas, y que nosotros acogemos en el nuestro señalándolas con una indicacion particular, mas sin habernos atrevido á igual licencia, como quiera que respeiamos la autoridad legislativa de la Academia.

poesias atribuidas (61) á D. Alonso el Sabio tambien encontramos

E si vos veis este faego
non vos otras cosas calen;

en el Laberinto de Juan de Mena

Mas al presente hablar no me cale;
Verdad lo permite, temor lo devieda;

en las poesias de A. Alvarez Villasandino:

Ya non me cal
pensar en al;

en las farsas ó cuasi-comedias de Lucas Fernandez nos cale desemular; y, lo que es mucho mas notable, en las epístolas del obispo Guevara, predicador de Carlos I, «no le cale vivir en Italia el que no tiene privanza de rey para se defender.)

Pero aunque las autoridades que llevamos citadas han podido influir en la Academia para la admision de esa voz, que sin embargo no vemos incluida en el

gran

Diccionario de autoridades de aquella corporacion, ni tampoco en el de Terreros publicado en 1786, debemos advertir que quienes la han conservado sin interrupcion son los aragoneses, desde que (á nuestro parecer) la tomaron de los provenzales, en cuya poesia se halla usada repetidas veces, asi como la tienen el idioma italiano en calere, el francés anti

(61) Su lenguage no tiene ciertamente todo el aire de antigüedad que corresponde á su época, y de otra parte son muchos los que hau puesto en duda la autenticidad de algunas obras del rey sabio, entre los cuales recordamos á Berganza, D. Tomas Antonio Sanchez, y Quintana.

guo en chaloir, el catalan en caldrér, y, aun forzando un poco la analogia, el latin en calescere, agitarse, moverse, pudièndose decir no me mueve, no me agita, no me domina, no me dá cuidado, no me importa. Del uso lem osin no puede dudarse al leer en una cancion de Pedro III no m' calgra no me seria necesario, y en un poema anterior (62) perleneciente a los primeros años del siglo XIII y publicado y traducido recientemente por Fauriel Per Dieu, n' Ugs, ditz lo coms, nons clamelx que nous cal. Por Dios, D. Hugo, dijo el Conde, no os quejeis, que no os conviene.

y mas adelante al verso 4844

A la meridiana quel soleilhs pren lombral
el baro de la vila eslan á no men cal.

[ocr errors]

esto es «al mediodia, cuando el sol penetra en todo sombrío

los defensores de la ciudad estan descuidados» Ô ono están sobre las armas,» como viene á decir Fauriel, o «estan en un no me importa,» si fuera posible traducir asi aqueIla espresion que de todos modos indica el abandono.

Y finaluzente, verso 4913

Mas non aia i elcaires temensa que nolh cal.

que

Fauriel iraduce „ais que Feascaire n'ait plus de crainte; il n' en doit pas avoir" y que es castellano se puede espresar diciendo „Pero ho uma calvaire, pues no debe, pues no le corresponue, pues no tiene motivo, pues no tiene por qué.”

(62) Tiene por objeto la Cruzada contra los albigenses que empezó en 1904 y acabó en 1219, fue escrito en el mismo tiempo de los sucesos, se atribuye å Guillermo de Tudela, y so ha publicado oficialmente en Paris en 1837...

Haciendo punto en esta digresion, ya demasiado estensa pero no inùtil á nuestro propósito, y anudando el pensamiento de donde ha partido, lócanos manifestar que, señaladas las palabras usadas por autores aragoneses mas no por eso aragonesas, é indicadas tambien las que á toda luz son de Aragon aunque todavia calificadas como castellanas; pudieran añadirse ciertas otras generalmente usadas en Aragon y que, a pesar de serlo en Castilla por escritores de nota, no tienen cabida como castellanas en el Diccionario de la lengua; tales son haldeta que usa Moratin en aquel verso de sus Navés de Cortés.

de azul y negro las haldetas de ante;

esmangamazos, que, sin el prepuesto privativo, leemos en aquellos versos del Cancionero de Baena

A ly mangamazo syn otra lonsura.
por mi serà dad a muy gran penitencia;

(pájs. 447 y 481.) laminero, que tanto divierte á los castellanos cuando lo oyen á algun aragonés y que, sin embargo, no solo es muy natural derivado de lamer, y muy parecido á lamistero y lamiscado, sino que se vé usado en el arcipreste de Hita,

La golosina tienes goloso laminero; ei placer, que vemos en aquel romance

en corte del rey Alfonso
Bernardo á placer vivia;

pinlar, que usan nuestros pastores por tallar; aunque justo

es decir que la Academia lo hace sinónimo de escribir, esplicando bien ambas versiones aquellos versos encantadores de Gil Polo

mas serate cosa triste
ver tu nombre alli pintado (señalado en mil robles)

no creo yo que te asombre

tanto el verte alli pintada etc.; mueso, ó bocado, que derivado de morsus (de donde despues almuerzo) se halla como provincial de Aragon y, no obstante, lo encontramos en el Poema del Cid.

Nol' pueden facer comer un mueso de pan, y en el de Alejandro aunque con varia leccion, y en los poetas del Cancionero de Baena

E luego será del todo vengado
el mueso podrido que dió el escorpion

Mas freno sin mueso é chapa
vos daria aun emprestado;

peñora y caritatero que esplican Berganza y Merino, dando á

pennora el significado de multa y prenda, y á caritas el de refeccion de bebida tras la colacion y leccion espiritual; tastar, que si bien se balla en sentido de tocar, derivado de tactus, tambien tiene en Berceo el de probar ó morder en aquel verso

Que de meior boccado non podriedes taslar;

macelo, cuyo derivado macelario no incluye la Academia pe

« AnteriorContinuar »