Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Peninsula y Ultramar» las de «en la Monarquía española,)) y la de pasar á la Comision de instruccion pública para que

los redactase de nuevo en vista de las indicaciones hechas por algunos Sres. Diputados los artículos 6.°, 18, 19 y 20; no apareciendo que dicha Comision evacuara esto cometido,

por

más que puede surgir la duda de si llegó á verificarlo, pues en una exposicion del Bibliotecario de las Córtes D. Bartolomé José Gallardo, leida en la sesion pública de 24 de dicho mes de Noviembre, les manifestaba su gratitud por el decreto acordado para el establecimiento de Bibliotecas nacionales y provinciales y nueva planta de la del Congreso con el carácter y denominacion de Biblioteca Nacional Española; concluyendo con expresar que, estando decretado

que

este establecimiento fuera el tesoro de las riquezas literarias de la Nacion, y quedando aun tantos restos preciosos de las Bibliotecas destruidas por el enemigo, reunidos en el edificio de la Trinidad en Madrid, hallándose por fortuna próximas ya las Córtes á trasladarse á esta capital, no juzgaba preciso que se trasladasen tambien los libros que constituian la Biblioteca Nacional de Córtes existente en Cádiz, y proponia que, salvos siempre los que

fueran

propios y privativos del instituto de dicha Biblioteca, y aquellos tambien de que careciese el rico depósito de la de Madrid, los destinaran á formar la Biblioteca pública que debia establecerse en Cádiz, capital de esta provincia marítima.

Lo indudable es que, entre los decretos y órdenes generales de las Córtes ordinarias de 1813 y 1814 no se encontró el de Bibliotecas provinciales y nacional de Córtes á

que se referia el Sr. Gallardo en su exposicion, la cual tenia tal vez por principal objeto preparar el camino para que al llegar éstas á Madrid se incautaran de los libros procedentes de la Real Biblioteca existentes en el convento de la Trinidad, y que sobre las ruinas del establecimiento

fundado por Felipe V se levantara la Biblioteca Nacional de Córtes; lo cual no llegó á conseguir, pues apenas se trasladaron éstas á la capital del Reino se apresuraron á felicitarles los empleados en la Biblioteca Real y á dar tales signos de vitalidad como el de pedir á aquellas de una vez y en una misma solicitud que mandaran imprimir una Coleccion hispano-goda de Concilios, una Biblioteca nacional de autores españoles, y una Coleccion cumplida de las Córtes de Castilla ?.

Pocos meses despues, y en la mañana del 22 de Mayo de 1814, quedaban depositados por el Auditor de guerra D. Vicente Maria Patiño, en las Casas Consistoriales de esta villa de Madrid y en la Biblioteca Real todos los manuscritos y libros pertenecientes á las extinguidas Córtes, su Secretaría, Archivo y Biblioteca que existian en la casapalacio de D. Manuel Godoy, hoy Ministerio de Marina, contiguo al edificio de Doña María de Aragon, actualmente Palacio del Senado.

Hé aquí la comunicacion en que se daba cuenta de este suceso al general Eguía: :

«Excmo. Sr.: En la mañana de hoy quedó depositado en las casas consistoriales de esta villa y en la biblioteca real todo lo perteneciente a las estinguidas Córtes, su secretaría, archivo y biblioteca, que existia en la casa de don Manuel Godoy, y entregué al comisionado del intendente de esta provincia las llaves del mismo edificio, quedando en mi poder la del salon de las mismas, donde existe el dosel, sitial, tapete y almohadon, los bancos, catorce arañas de cristal, y las mesas y sillas de la misma pieza con sus alfombras; cuyos muebles juzgo deben permanecer en el mismo sitio hasta que S. M. tenga á bien resolver otra cosa, y señalar adonde deban colocarse. Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 22 de Mayo de 1814. =Excelentísimo señor. =Vicente María Patiño.=Excmo. señor capitan general de Castilla la Nueva.»

Sesion pública de las Cortes ordinarias celebrada el 5 de Febrero de 1814.

En cuanto a las vicisitudes por que entonces pasó el Archivo de las Córtes, pueden dar alguna luz las siguienles comunicaciones oficiales, que se copian del Apéndice á los Apuntes del Sr. Villanueva:

Copias de oficios originales del mismo Patiño al señor

general Eguía.

« Excelentísimo señor: Cual V. E. me lo previene de real órden en oficio de ayer, dispondré se pasen á la contaduría principal de valores los títulos originales de los sitios y bosques reales, como los de toda otra propiedad de S. M., hallados entre los papeles de la secretaría de las extinguidas Córtes, y á manos de V. E. los libros de resoluciones de la ex-Regencia, correspondientes á la secretaría del despacho, con los espedientes y demas papeles de la misma clase, acompañando la oportuna nota de todos ellos para que V. E. pueda dar el debido cumplimiento á la orden de S. M. á esto relativa; mas para poder ejecutar uno y otro como conviene, debo hacer presente á V. E. que desde que se puso á mi cuidado recoger todos los papeles y efectos de las espresadas Córtes, me valí de don Antonio José Uclés, oficial del archivo de la secretaría del despacho de Hacienda, y de don Felix Oreyro, de la de la suprema junta de sanidad, sujetos de mi confianza, quienes me ayuda

ron á separar, encajonar y remitir adonde estan depositados . todos los efectos sobredichos sin desatender sus primeras aten

ciones; pero como en el dia necesito que á lo menos me asista Oreyro para clasificar con toda escrupulosidad los espedientes y papeles que he de remitir á V. E., me parece oportuno que V. E. se sirva enterar al señor don Bernardo Riega, Presidente de la suprema junta de sanidad, de que el expresado Oreyro está ocupado en el servicio interesante indicado, y le permita continúe ayudándome, eximiéndole mientras tanto de asistir á su secretaría. Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 25 de Mayo de 1814.=Excelentísimo señor.=Vicente María Patiño.=Excelentísimo señor capitan general de Castilla la Nueva.»

«Excelentísimo señor: Facilitaré al señor don Bernardo Riega, como V. E. me previene de real orden, la entrada en la pieza de las casas consistoriales de esta villa, donde se custodian todos los espedientes, actas y demas hallado en la secretaría y archivo de las extinguidas Cortes, para que cuantas veces lo necesite, haga el reconocimiento de lo que juzgue conveniente á la mejor substanciacion del sumario que está formando al teniente general don Juan O-Donojú; mas siendo indispensable cual V. E. se servirá reconocer, que yo pueda, ayudado solamente de don Felix Oreyro, atender a clasificar todos los expedientes que deben pasar á manos de V. E. para remitirlos á las secretarías del despacho respectivas, entregar al mismo tiempo los del ramo de hacienda á don Pedro Dominguez, facilitar al señor Riega el reconocimiento de diarios, actas y espedientes, y no perder de vista otros encargos puestos d ini cuidado, es necesario por lo mismo que á lo menos me ayude á clasificar los espedientes el oficial del archivo de la secretaría de hacienda don Antonio José Uclés, el que como tengo enterado de ello á V. E. me asistió en las horas que su empleo le dejó libres, á separar, liar y encajonar los espedientes de las extinguidas Córtes; y así espero se servirá V. E. oficiar al excelentísimo señor secretario del despacho de Estado con quien V. E. se entiende en estos asuntos, mande que el referido Uclés concurra conmigo á que se ejecute la clasificacion de los referidos espedientes, como corresponde, y á la mayor posible brevedad. Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 26 de Mayo de 1814. =Excelentísimo señor. = Vicente María Patiño.=Excelentísimo señor capitan general de Castilla la Nueva.»

«Excelentísimo señor: Recibí el oficio de V. E. en que se sirve trasladarme la real orden de S. M. que le fué comunicada por el excelentísimo señor secretario de estado y del despacho de hacienda, relativa á que por ser de la mayor urgencia se entreguen al oficial segundo de la referida secretaría don Pedro Dominguez todos los expedientes que corresponden al ministerio de su cargo, con prevencion de que sin demora alguna se haga dicha entrega, y con especialidad la de los expedientes comprendidos en una nota que acompaña; y á con

secuencia de todo cumpliré inmediatamente con lo que S. M. manda en la parte que me toca, debiendo con este motivo recordar á V. E. es indispensable tenga á bien volver á oficiar á los señores jueces que procedieron a ocupar los papeles de los ex-diputados de las extinguidas Córtes, para que me entreguen sin pérdida de momento los expedientes que obraban en su poder, como comisionados de aquellas, pues me consta que en el de don José Canga Argüelles existian muchísimos del ramo de hacienda de los más interesantes, y de los mismos que segun la órden de S. M. deben ser entregados incontinenti. Dios guarde á V. E. muchos años. Madrid 26 de mayo de 1814. Excelentísimo señor.=Vicente María Patiño.=Excelentísimo señor capitan general de Castilla la Nueva.»

«Excelentísimo señor: A consecuencia de lo que V. E. me previno de real órden con fecha de ayer relativo, en lo que á mí toca, á que entregase al señor secretario del antiguo consejo de la cámara, don Juan Ignacio de Ayestarán, los papeles de las extinguidas Cortes para su custodia; me aviste esta mañana con el espresado señor secretario, le hice presente estaba pronto á realizar la prevenida entrega, y pasamos á las casas consistoriales de esta villa, le introduje en la pieza á que trasladé los papeles de las Córtes hallados en su secretaría, archivo y oficina de la redaccion del diario, y le entregué su llave: en seguida nos dirigimos a la biblioteca real y entrando en la pieza que custodia los cajones de la de Córtes, se quedó con la de su puerta. Por consiguiente creí debia suspender continuar entregando al oficial segundo de la secretaría del despacho de hacienda, don Pedro Dominguez, los espedientes que correspondiesen á aquel ramo, no obstante estar mandado por real orden de 25 del corriente se le entregasen, y recogi de Dominguez el correspondiente recibo de los seis que ayer le entregué, de los siete comprendidos en la nota que acompañaba la real orden sobredicha. Tambien pondré á disposicion del señor Ayestarán con una lista como conviene, los expedientes que recogí de las comisiones de Córtes, y se hallaban en poder de los ex-diputados; le incluiré copias de los oficios que V. E. me pasó tocante á entregas de varios espedientes y papeles, sin perjuicio de que V. E. le comunique directamente

« AnteriorContinuar »