Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]
[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][graphic][subsumed][subsumed][merged small][merged small]
[blocks in formation]

PRÓLOGO

Quam bene, alii judicabunt, magno certe cum labore.

Cuando á principios de 1859 publiqué el primer tomo de esta COLECCION, me proponia terminar en breve el segundo. Los materiales estaban reunidos en su mayor parte, la impresion se habia comenzado ya, y tenia tomadas mis disposiciones para que continuase sin interrupcion y con la rapidez que permite una publicacion esmerada. Creia yo que en un año, ó dos á lo mas, quedaria terminado el presente volúmen; mas no contaba ciertamente con las calamidades que me aguardaban. Agitado ya entonces el pais por una revolucion sangrienta, lejos de calmarse los tiempos, cada dia se presentaban mas difíciles

Y borrascosos. Aunque extraño del todo á la política, no he podido menos de resentir, como habitante del pais, una buena parte de las desgracias que han pesado sobre él. Y como si no bastase esa pena, quiso la Providencia agrar var su mano, y permitir á la muerte que me arrebatase lo que mas amaba yo en el mundo. Resignado á sus decretos, pero con el ánimo destrozado, abandoné por largo tiempo mis pobres trabajos literarios, que hasta entonces habian sido la casi única distraccion de mis tristes horas.

El deseo de ser útil á mi pais, las instancias de mis amigos (alguno de ellos arrebatado tambien por la muerte en esa época aciaga), y el compromiso, tácitamente contraido, de no

dejar solo el volúmen que se intitulaba primero, me obligaron al fin á continuar la impresion; pero con la lentitud y desaliento de quien habia perdido toda esperanza y estímulo para el porvenir. Sirva esta breve explicacion de disculpa por el retardo en la publicacion de este segundo tomo, y de excusa de algunos de los descuidos y errores que en él puedan notarse.

Convencido siempre de que el siglo xvi es la época mas importante de nuestra historia, le he dedicado tambien este volúmen. De los documentos que comprende doy razon en la Noticia que va en seguida, y no hay para que añadir aquí nada acerca de ellos.

Era mi ánimo no proseguir en tan ingrato trabajo, y dar ya por terminada la Coleccion. Un deber de amistad es el que me obliga a emprender la impresion del tercer tomo, que irá ocupado por entero con la Historia Eclesiástica Indiana, del Padre Fray Gerónimo de Mendieta : obra importante, que hasta ahora se habia creido enteramente perdida.

No sé si otras razones me obligarán despues á seguir adelante. Materiales sobran, y los que tengo en mi coleccion de manuscritos bastarian por sí solos para completar hasta seis ó siete volúmenes. Pero los años vuelan, las fuerzas se disminuyen, y nadie sabe si está lejano ó próximo el momento

la muerte ataje sus pasos, y sin aviso ni espera le obligue á dejar á otros la ejecucion de lo que él se lisonjeaba de llevar a cabo.

en que

México, Marzo 18 de 1866.

« AnteriorContinuar »