Historia del convento y santuario de Ntra.Sra.de Montesclaros

Portada
Tip.de El Santísimo Rosario, 1892 - 319 páginas

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 19 - Fué una grande época, un período interesante el que corrió desde el siglo v hasta el vm Fué una gran nacion la que venció á los romanos, rechazó á los hunos, sojuzgó á los suevos, y se estableció desde el Garona hasta las columnas de Calpe. Fueron una gran iglesia y una gran literatura las que tuvieron á su frente á Ildefonso y á Eugenio, á Leandro y á Isidoro. Y fué...
Página 187 - Quedan exceptuados de estas reglas las casas de clérigos regulares de las escuelas pías y los colegios de misioneros para las provincias de Asia.
Página 46 - Nos reproducen sin recordarnos; parecen frontera entre dos mundos, entre la vigilia y el sueño, entre la vida y la muerte. Comunican el acá con el allá; Borges imagina la muerte como un pasaje a través del espejo, de la zona de luz a la de sombra. Por eso Poe, que supo colocarse del otro lado del espejo, del lado de la muerte, pudo urdir sus alucinantes pesadillas. Concibe al universo como espejo de la memoria divina...
Página 102 - Con este fin hizo un viaje á la modesta capilla; y á los pocos días, orando un sábado ante la sagrada imagen, recibió el beneficio deseado tan colmadamente que leía mejor que antes sin ninguna dificultad y celebraba cotidianamente la santa Misa. Un año perseveró en el servicio de su divina Protectora en cumplimiento de su oferta; pero cansado al fin de tanto retiro, no paró hasta volver otra vez a su antigua vida. Había empezado ya su camino para ir...
Página 82 - Comparad la más perfecta de todas ellas con la esclarecida Reina de estas venturosas montañas y veréis que ninguna como ésta eleva al cielo nuestros pensamientos, los purifica de toda escoria terrena y los embellece con todos los primorosos atractivos de la gracia. Bien lo experimentó aquel Religioso que, estando mirándola una tarde, suplicó le bajaran la portentosa...
Página 81 - A poco que se reflexione se verá cuan diferentes son los sentimientos de fervorosa devoción que excitan en el alma las efigies marianas, sean bizantinas ó góticas, de los que inspiran muchas de nuestros días, más bellas á la vista, más agradables á los sentidos, pero por regla general, no obstante ser ejecutadas con cierto talento que á veces revela un genio superior, bien...
Página 38 - Toledano, y era la catedral que se consagró en el primer año del reinado de Recaredo con el nombre de Santa María in Cathedra (1), después de haber sido profanada, pasase á ser la mezquita mayor de la ciudad imperial.
Página 81 - Y si al contemplar, arrobados en una especie de éxtasis, los mágicos encantos de una efigie tan preclara, anheláis saber el nombre de su piadoso autor, os cansaréis en vano. En la fecha de su ejecución no se firmaban estas obras del arte cristiano, no se codiciaban aplausos, no se aspiraba más que á mantener vivo el cariñoso recuerdo de la Reina de los Angeles.
Página 80 - Pericles y de Augusto, conservando en parte las tradiciones artísticas de Roma y Grecia, éstas se hallaban muy degeneradas. Esto no obstante, al mirar ese tinte moreno y aquilatado que imprime á los colores el matiz característico de los siglos, sentado sobre el rostro gracioso y notablemente modesto...
Página 43 - España á los escándalos regios. eternos, la pérdida de nuestra amada patria como castigo de su inmoralidad é irreligión, desde los últimos años del siglo VII, y Dios dejaba enloquecer á los que en breve iba á castigar. Quos Deus vult perderé, dementat prius.

Información bibliográfica