Romancero de romances caballerescos é históricos anteriores al siglo XVIII: que contiene los de amor, los de la Tabla Redonda, los de Carlo Magno y los doce pares, los de Bernardo del Carpio, del Cid Campeador, de los infantes de Lara, &c, Parte2

Portada
Agustín Durán
E. Aguado, 1832 - 247 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 140 - La doncella muy hermosa se paró a una ventana: el moro desque la vido, desta suerte le hablara: — ¡Alá te guarde, señora, mi señora doña Urraca! — ¡Así haga a vos, señor, buena sea vuestra llegada! Siete años ha, rey, siete, que soy vuestra enamorada.
Página 116 - Yo soy aquel que mis armas Toda la semana entera Non se quitan dos vegadas Del cuerpo que las sustenta; Y el que en las batallas crudas Con mi lanza y mi ballesta Soy el primero de todos Y que non duermo en las tiendas; ,.. ....•••••••••••• •••••••••••»••••••• Non fago tuerto a los míos, Maguer facerlo pudiera, Antes les entrego juntos Los haberes y tenencias.
Página 90 - Calvo sangre honrada. Tardéme un poco en venir, que pláticas no me agradan cuando los negocios piden obras, valor y venganza. — A una el viejo y sus fijos los largos capuces rasgan quedando en armas lucidas ; lloró de nuevo la Infanta, \ * los viejos graves se admiran, la Infanta su sér alaba, porque todos daban voces, y nadie quien lidie daba.
Página 52 - Sentado está el señor Rey En su silla de respaldo, De su gente mal regida Desavenencias juzgando. Dadivoso y justiciero Premia al bueno y pena al malo; Que castigos y mercedes Hacen seguros vasallos. Arrastrando luengos lutos Entraron treinta fidalgos, Escuderos de Jimena, Fija del conde Lozano. Despachados los maceros...
Página 31 - ... quien no tenía más de un buey, dábale otro, que eran dos ; "al que casaba su hija dóle yo muy rico don; "cada día que amanece, por mí hacen oración; "no la hacían por el Rey, que no la merece, non ; "él les puso muchos pechos, y quitáraselos yo.
Página 187 - Por el mes era de mayo, cuando hace la calor, cuando canta la calandria y responde el ruiseñor, cuando los enamorados van a servir al amor, sino yo, triste cuitado, que vivo en esta prisión, que ni sé cuándo es de día, ni cuándo las noches son, sino por una avecilla que me cantaba al albor. Matómela un ballestero ¡Déle Dios mal galardón!
Página 44 - Nin gustar de las viandas, Ni alzar del suelo los ojos, Ni osar salir de su casa, Nin fablar con sus amigos, Antes les niega la fabla Temiendo que les ofenda El aliento de su infamia.
Página 83 - Gritos dan en el real: — ¡A don Sancho han mal herido! Muerto le ha Vellido Dolfos, ¡gran traición ha cometido! Desque le tuviera muerto, metióse por un postigo; por las calles de...
Página 96 - El viejo Arias armado Furioso empuña la lanza, Que quiere vengar con ella Tanta sangre derramada. Con la voz ronca y horrible Por medio de todos pasa,, Y al matador de sus hijos Dice airado estas palabras: 'Pues la sangre, ardiente...
Página 142 - Y las riendas han quitado: Sus mujeres que lo ven, Muy gran llanto han levantado; Apéanlas de las muías Cada cual para su lado; Como las parió su madre Ambas las han desnudado, Y luego á sendas encinas Las han fuertemente atado.

Información bibliográfica