Compendio de la historia de Búrgos: para uso de los alumnos de las escuelas

Portada
D. Timoteo Arnaiz, 1882 - 350 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 53 - Rey Don Alfonso ¿vos venís a jurar por la, muerte del rey Don Sancho vuestro hermano que si lo matasteis o fuisteis en aconsejarlo, decid que si, y si no, muráis tal muerte cual murió el rey vuestro hermano, y villanos os maten que no sean hidalgos y venga de otra tierra que no sea castellana? El rey y los caballeros respondían Amén. Segunda vez volvió Rodrigo y dijo: ¿Vos venís a jurar por la muerte del rey mi señor que vos no le matasies ni una vara de alto.
Página 215 - Como todos se mostrasen absortos, «si, continuó levantando la voz; vosotros sois los verdaderos reyes de Castilla, puesto que disfrutais las rentas y los derechos reales, mientras yo, despojado de mi patrimonio, carezco de lo necesario para mi sustento.
Página 53 - Sancho vuestro hermano que si lo matasteis o fuisteis en aconsejarlo, decid que sí, y si no, muráis tal muerte cual murió el rey vuestro hermano, y villanos os maten que no sean hidalgos...
Página 236 - D. Alonso de Cartagena, que en Basilea había sostenido los derechos de la Sede apostólica con no menos brío que la precedencia de su rey sobre el de Inglaterra, entró...
Página 245 - ... por quanto al dicho señor rey et comunmente en » todos estos reinos et señoríos es público et manifiesto «que...
Página 285 - Diez mil ducados en guantes para preservar a las tropas del mal olor de los cadáveres de los enemigos tendidos en el campo de batalla Ciento setenta mil ducados en poner y renovar campanas, destruidas con el uso continuo de repicar todos los días por nuevas victorias conseguidas sobre el enemigo...
Página 54 - Amén. Si no muráis tal muerte cual murió mi señor, villanos os maten, no sea hidalgo, ni sea de Castilla, sino que venga de fuera, que no sea del reino de León; y él respondió Amén y mudesele el color.
Página 120 - El reino, Señor, que me diste y la honra «mayor que yo merecia , te le vuelvo: desnudo sali del vientre de «mi madre y desnudo me ofrezco á la tierra: recibe, Señor mio, mi «ánima, y por los méritos de tu santisima pasion, ten por bien de «la colocar entre los tus siervos.
Página 169 - Roy les avia dicho, venicron algunos dellos ante él con poder de su Concejo para darle respuesta de aquello que les avia dicho : et la respuesta era tal, que el Rey entendió dcllos que non era su voluntat de lo facer.
Página 285 - Doscientos mil setecientos y treinta y seis ducados y nueve reales en frailes , monjas y pobres, para, que rogasen á Dios por la prosperidad de las armas del rey, — Setecientos mil cuatrocientos noventa y cuatro ducados en espias.

Información bibliográfica