Imágenes de páginas
PDF
EPUB

lor bajo de fianza, hasta que presente el ejemplar de la letra dado

por

el mismo librador. Art. 467. La reclamacion del nuevo ejemplar de la letra perdida debe hacerse, si fué una ó mas veces endosada, de endosante en endosante hasta el librador, sin que ninguno pueda rehusar la prestacion (1) de su nombre é interposicion de sus oficios para que se expida aquel. Los gastos que se causen son de cargo del dueño de la letra. (2)

SECCION NOVENA.

De ios protestos (3)

Art. 468. Las letras de cambio se protestan por falta de aceptacioni, ó de pago. (4)

Art. 469. Los protestos por falta de aceptacion deben formalizarse en el dia siguiente á la presentacion de la letra. (5)

Cuando el dia en que corresponda sacar el protesto fuese feriado, (6) se verificará en el siguiente.

Art. 470. Todo protesto, sea por falta de aceptacion ó de pago, se ha de hacer ante Escribano y dos testigos vecinos del pueblo, que no han de ser dependientes del Escribano que actúe.

Art. 471. Las diligencias del protesto deben entenderse per

[1] Interposicion dice aun la edicion oficial.

(2) Salvo el recurso del portador contra el mandatario á quien se hubiese entregado el primer ejemplar y lo hubiese perdido.

[3] Llámase protesto, el requerimiento que se hace al que no quiere aceptar ó pagar una letra, protestando recobrar su importe del dador de ella, con mas los gastos, cambios y recambios y otros cualesquiera daños que se causaren; y tambien, el testimonio de las diligencias hechas para que conste que una letra no ha sido aceptada ó pagada. Toman el nombre de protestos, porque el tenedor de la letra protesta contra todos los gastos, perjuicios é intereses que puedan sobrevenir por la negacion del pagador ó aceptante, indicando que devolverá la letra al librador. Hay protesto por falta de aceptacion, y protesto por falta de pago.

[4] Véase el Art. 483.

(5) Este artículo se limita al protesto por falta de aceptacion; pero del Art. 443 se deduce, que el protesto por falta de pago debe formalizarse en el dia siguiente al del vencimiento. Asi se declaró en España por Real órden de 21 de Marzo de 1832, tanto respecto de las letras de cambio, como de las libranzas y pagarées de comercio.

(6] Véase la nota del Art. 441,

sonalmente con el sugeto á cuyo cargo esté girada la letra en el domicilio donde corresponda evacuarlas, pudiendo ser habido en él. En el caso de no encontrársele, se entenderán con los dependientes de su tráfico, si los tuviese, ó en su defecto con su mujer, hijos ó criados; dejándose en el acto copia del mismo protesto a la persona con quien se haya entendido la diligencia, bajo pena de nulidad.

Art. 472. El domicilio legal para evacuar las diligencias del protesto, será:

1.° El que esté designado en la letra.

2.° En defecto de designacion, el que tenga de presente el pagador.

3.° A falta de ambos, el último que se le hubiere conocido.

Art. 473. No constando el domicilio del pagador en ninguna de las *was formas sobredichas, se indagará el que tenga de la auto local; (1) y con la persona que la ejerza se entenderán diligencias del protesto y la entrega de su copia en defecto de descubrirse el paradero del pagador. (2)

Art. 474. Despues de evacuado el protesto con el pagador directo de la letra, se acudirá á los que vengan indicados en ella subsidiariamente, si hubiese indicaciones. (3)

Art. 475. El acta de protesto debe contener la copia literal de la letra con la aceptacion, si la tuviese, y todos los endosos é indicaciones hechas en ella. A continuacion se hará el requerimiento a la persona que deba aceptar ó pagar la letra, ó

[1] El código español dice-Art. 515-autoridad. municipal local. La palabra municipal fué suprimida en el nuestro, porque en el año de 1853 en que se promulgó, no habia municipalidades en el Perú. Restablecidas estas, es mas natural que las diligencias del protesto se entienden con el Sindico municipal que con la autoridad política.

[2] La ley no hace diferencia alguna entre el domicilio dentro del pueblo que se indica en la letra, y el de fuera ó en el campo pero dentro del mismo término municipal. En discrepancia de opiniones, creo que si el pagador habita en el término del pueblo porque ahí tiene su domicilio verdadero, con su fábrica, establecimiento de despacho, familia, dependientes etc., alli se le debe buscar para el pago; mas si su verdadero domicilio y establecimiento mercantil lo tiene dentro del pueblo, pero accidentalmente reside en el término, el pago ha de verificarse dentro del pueblo, y no en el lugar de la residencia accidental, y en su defecto será procedente el pro

[3] Véase el artículo 445–el indicado que paga, reemplaza al portador en los derechos contra aquel por quien satisface, porque liene el concepto de girado respecto del que lo que indicó y de los responsables anteriores.

testo.

no estando presente á la que se le hace en nombre de ésta, (1) y se extenderá literalmente su contestacion.

Art. 476. Se concluirá con la conminacion de gastos y perjuicios á cargo de la misma persona, por la falta de aceptacion ó de pago. Art. 477. El protesto se firmará necesariamente por la

persona á quien se haga; y no sabiendo, ó no pudiendo hacerlo, firmarán indispensablemente el aota los dos testigos presentes á la diligencia.

En la fecha del protesto se hará mencion de la hora en que se evacua.

Art. 478. Todo protesto que no esté conforme á las disposi. ciones que van prescritas en los artículos precedentes, será ineficaz. (2)

Art. 479. Conteniendo indicaciones la letra protest ada, se harán constar en el protesto las contestaciones que dieren las personas indicadas á los requerimientos que se le hagan, y la aceptacion ó el pago en el caso de haberse prestado a ello.

Art. 480. Todas las diligencias del protesto de una letra se extenderán progresivamente y por el orden con que se evacuen en una sola acta, de que el Escribano dará copia testimoniada al portador de la letra protestada, devolviéndole esta original. (3)

Art. 481. Los protestos se han de evacuar necesariamente

[1] Véase los Art. 472 y 473.

[2] El portador de la letra solo tendrá la accion ordiqaria. Parece que el eseribano es el responsable de los daños y perjuicios que se originen, si ha onitido alguna solemnidad por ignorancia, negligencia ó mala fé.

[3] Ningun protesto se hace en la forma que dejamos indicada; pues es de práctica sentar una ligera diligencia, y entregarla original y en el acto al portador, sin dejar siquiera una copia al pagador, Formalizado el protesto de este modo, se tropiesa, entre otros inconvenientes, con éstos: 1. el protesto es nulo, segun el art. 478 del Código de Comercio; 2.o si el ac. ta se extravia, á los interesados en la conducion, ó por cualquiera causa, no hay como obtener otra igual; lo que se evita entregando al portador una copia, como ordena la ley, y vo el original; y 3.o si en el intervalo de tiempo que hay entre el acto del protesto y el ocaso del Sol de ese dia, se presenta el pagador á veriticar el pago ¿cómo cumplirá el Escribano que haya entregado la Letra, con la obligacion que le impone la ley de admitir el pago y dar aquella á quien lo practiqne?

Sucede muchas veces que el pagador protesta la letra por no conocer al librador, por no tener fondos de él ó por cualquier otro motivo; en este caso no es necesario el protesto del tenedor; y basta legalizar la firma del primero.

antes de las tres de la tarde, y los Escribanos retendrán en sn poder las letras, sin entregar égtas ni el testimonio del protesto al portador, hasta puesto el sol del dia en que se hubiere hecho; y si el pagador se presentare entretanto á satisfacer el importe de la letra y los gastos del protesto, admitirá el pago, (1) haciéndole entrega de la letra, y cancelando el protesto.

Art. 482. Ningun acto ni documento puede suplir la omision y falta del protesto para la conservacion de las acciones que competen al portador contra las personas responsables á las resultas de la letra, (2) fuera del caso de la protestacion con que se suple el protesto de pago cuando se ha perdido la letra. (3)

Art. 483. Ni por el fallecimiento ni por el estado de quiebra de la persona á cuyo cargo esté girada la letra, queda dispensado el portador de protestarla por falta de aceptacion ó de pago.

Art. 484. El protesto por falta de aceptacion no exime al portador de la letra de protestarla de nuevo si no se pagare.

Art. 485. Puede protestarse la letra por falta de pago antes de su vencimiento, si el pagador se constituye en quiebra; y desde que así suceda, tiene el portador su derecho expedito contra los que sean responsables á las resultas de la letra.

SECCION DECIMA.

De la intervencion en la aceptacion y pago. (4)

Art. 486. Protestada una letra de cambio

por

falta de acer

[1] Es natural que se haga lo mismo cuando el protesto es por falta de aceptacion, y se presenta el pagador á efectuarla. Véase la nota al Art. 469.

[2] Se entiende que se refiere á los actos que no han consentido los interesados.

(3] Véase el artículo 465.

[4] La aceptacion por intervencion, y el pago por intervencion, son los actos por los que un tercero extraño del todo á una letra protestada por - falta de aceptacion ó de pago, la acepta ó paga, segun el caso, por enenta - del librador ó de alguno de los endosantes que designa, ó de todos. Esta intervencion es de grande utilidad para el comercio, porque favorece el crédito de los firmantes, sostiene los contratos de cambio, y evita las desconfianzas y temores que el protesto ha originado. El que presta la intervencion y pago se subroga en los derechos y acciones del portador de la letra contra los que estaban por ella obligados.

Los artículos 486 y 487 se refieren a ambos casos; los 487 á 490, á la aceptacion por intervencion; y los 491 á 493, al pago por intervencion

tacion ó de pago, se admitirá la interrencion (1) de un tercero (2) que se ofrezca á aceptarla ó pagarla por cuenta del girante o de cualquiera de los endosantes, (3) aun cuando no haya tenido mandato previo para hacerlo. (4)

Art. 487. La intervencion en la aceptacion ó en el pago se hará constar á continuacion del protesto, bajo la firma del interveniente (5) y del Escribano; expresándose el nombre de la persona por cuya cuenta intervenga. (6)

Art. 488. El que acepta una letra por intervencion queda responsable a su pago, como si se hubiera girado la letra á su cargo; y debe dar aviso de su aceptacion por el correo mas próximo a aquel por quien ha intervenido. (7)

Art. 489. La intervencion en la aceptacion no obsta al portador de la letra para exigir del librador ó de los endosantes el afianzamiento de las resultas que esta tenga. (8)

Art. 490. Si el que rehusó aceptar la letra, dando lugar a que se protestará por falta de aceptacion, se prestase a pagarla a su vencimiento, le será admitido el pago con preferencia al · que intervino en la aceptacion y a cualquiera otro que quisiese intervenir para pagarla, (9) pero estará obligado a satisfacer

[1] Y no antes del protesto, porque hasta entonces nada prueba que la letra no ha de ser aceptada o pagada por la persona contra quien se ha girado. Si intes del protesto se presentase otra persona á aceptarla ó á pagarla, será considerada como un gestor de negocios del pagador.

' [2] Ni el librailoi vi los endosantes pueden prestar la intervencion, por que no pueden estar obligados al pago mas de lo que lo están; pero sí el girado y los indicados, en el caso de no tener provision, porque desde que se niegan á aceptar ó pagar, quedan del todo extraños á la letra.

[3]. Porque como el girante y los endosantes son igualmente responsables de la falta de aceptacion ó de pago, todos tienen el mismo interés en que un tercero intervenga por ellos.

[4] Si la intervencion se hace sin mandato de los obligados á la aceptación ó pago, media entre estos y el interviniente el cuasi contrato llamudo gestion de negocios.

[5] Porque este es quien se obliga.

[6] Si no se expresa, se entenderá que la intervencion es por todos los obligados al pago de la letra.

(71 El objeto del ariso es evitar que el librador; ignorante de la intervencion, haga provision de fondos al que debia aceptar y no lo hizo; y por esta misma razon, 'es natural que cuando se hace la intervencion por algun enclosante se dé también aviso al librador.

[8] Por que la garantía ofrecida por el librador fué la del girado y no la del interviniente.

[9] Tanto porque el girado es quien tiene órden de pagar, cuanto para evitar cnalquiera especulacion que pudiera tener en miras el interviniente.

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »