Imágenes de páginas
PDF
EPUB

3.- El derecho del sello (1) para la resaca,
4. La comision de giro a uso de la plaza.
5.- El corretaje de su negociacion.
6.- Los portes de cartas; y
7. - El daño que se sufra en el recambio.

Art. 511. En la cuenta de resaca se ha de hacer mencion del nombre de la persona sobre quien se gira la resaca, (2) del importe de ésta, y del cambio á que se haya hecho su negociacion.

Art. 512. El recambiò ha de ser conforme al curso corriente que tenga en la plaza donde se hace el giro sobre el lugar en que se ha de pagar la resaca, (3) y esta conformidad ha de hacerse constar en la cuenta de la misma resaca por certificacion de un corredor, ó de dos comerciantes donde no haya corredor.

Art. 513. No pueden hacerse muchas cuentas de resaca sobre una misma letra, sino que la primera se irá satisfaciendo por los endosantes sucesivamente de uno en otro, hasta extinguirse con el reembolso del librador. (1)

Art. 514. Tampoco pueden acumularse muchos recambios, sino que cada endosante, así como el librador, soportarán solo uno, (5) el cual se arreglará con respecto al librador por el cambio que corra en la plaza donde sea pagadera la letra sobre la de sn giro; y con respecto á los endosantes, por el que rija en la plaza donde se hubiese puesto el endoso sobre la que se haga el reembolso.

Art. 515. El portador de una resaca no puede exigir el in. terés legal de su importe, sino desde el dia en que emplaza á juicio á la persona de quien tiene derecho á recobrarla. (6)

(1) Hoy, los timbres que correspondan á la nueva letra.

(2] Para que se pueda conocer si la cuenta es relativa á la letra que se. acompañía.

(3) Véase el artículo 514, en cuanto a los endosantes.

* por una resaca que gira sobre un endosante, y este endosante vuelve a girar contra otro de los endosantes que le preceden, ó contra el librador, no puede cargar comişion vi corretaje, și otro gasto que se le ocasione en la nueva resaca, sino solo el recambio de esta en los términos que expresa el siguiente artículo. Lo que se abona al portador no se abona al endosante que gira la segunda resaca, porque el primero fue el inmediatamente perjudicado.

[5] Porque el librador y los endosantes se utilizaron, segun la presun-. cion de la ley, respectivamente en el giro y endosos de la letra, y quiere por io tanto que cada uno sufra su recambio.

[6] No sucede lo mismo que en el caso del artículo 307; porque no sien. Art. 516. Todas las acciones que proceden de las letras de cambio quedan extinguidas á los cuatro años de sú vencimiento, si ántes no se han intentado en juicio, háyanse ó no protestado las letras. (1)

TITULO 10. De las libranzas, y de los vales o pagá

rées á la orden. (2) Art. 517. Las libranzas á la orden de comerciante á comerciante, y los vales ó pagarées tambien á la, órden, que proce

do conocidos ni liquidados los gastos de la resaca están sujetos á contra. diccion, y por lo tanto la demora, en que se funda el interés rédito de ellos, solo puede considerarse desde el emplazamiento.

[11 Todas las acciones, ordinarias y extraordinarias. Fundado en los artículos 391 á 393, creo que esta disposicion no.rige en cuanto á los libradores ó aceptantes que no sean comerciantes, si las letras no proceden de operacion mercantil, porque entonces se consideran éstas como sinples pagarées, sobre cuyos efectos serán juzgados por las leyes comunes.

Hay otras prescripciones que perjudican y enervan la fuerza obligatoria de las letras de cambio en menos tiempo, como es de verse en los artículos 438 4 444, 469, 478 x 526.

(2] Libranza es una especie de mandato por el cual una persona encarga ó manda á otra, que entregue á un tercero cierta cosa ó cantidad determinada-Art. 1951 Cod. Civ.-—tambien se llama así, el documento privado en que se hace el encargo. Puede ser á la orden ó sin este requisito: en este segundo caso no se considera contrato de comercio, y está sujeta á las leyes comunes. Para que esté sujeta á las leyes mercantiles, es necesario que sea á la orden entre comerciantes, por cantidad de dinero, y que proceda de operaciones de comercio. Véase el artículo 531.

Con mayor razon que las letras de cambio, en defecto de las leyes de comercio se sujetarán á las disposiciones del Cod. Civ. sobre libranzas-Art. 1,983 Cod. Civ.-Véase el 11. 9 del Apéndices-y en defecto de unas y otras á las del mandato.

Las libranzas fueron introducidas para llenar el vacío que dejaban las letras de cambio, puesto que por estas no se podian trasferir créditos que unos comerciantes tuvieran contra otros del mismo pueblo; pero han recibido mayor extension, dándose de un pueblo para otro y aun para fuera del pais. Instituidas á imitacion de las letras de cambio, exigen como éstas que haya librador, librado y tomador, y son como estas trasmisibles por endoso; pero se diferencian en los requisitos para su validez.

Vale ó pagarée, en general, es un documento privado de obligacion por alguna cantidad que se ofrece pagar á tiempo determinado. Se llama a la órden, cuando contiene la obligacion de pagar al acreedor ó á su órden: se entiende por ó á su órden, á aquel que, por medio de un endoso, es el cesionario del acreedor. Se llama al portador ó vale ciego, cuando contiene la obligacion de pagar á quien lo presente; sin designar la persona que ha suministrado el valor. Véase el artículo 532. Selama u domicilio, cuando se haya de pagar en distinto lugar de la residencia del pagador-Art. 522 inc. 8.0-conviene con la letra de cambio, en que implica la entrega de plaza á plava; y se diferencia de ella, en que solo intervienen dos personas,

dan de operaciones de comercio, producirán lasmismas obligaciones y efectos que las letras de cambio, méros en cuanto á la aceptacion, (1) y guardándose la restriccion que previene el art. 528.

Art. 518. Las libranzas se entienden siempre pagaderas á su presentacion, aunque no lo espresen, á ménos que no tengan plazo prefijado, en cuyo caso lo serán al vencimiento del que en ellas esté señalado. (2)

Art. 519. El tenedor no tiene derecho a exigir la aceptacion de las libranzas á plazo, (3) ni puede ejercer repeticion alguna contra el librador y endosantes, hasta que se protesten por falta de pago. (4)

Art. 520. Los vales ó pagarées que no tuviesen plazo determinado, se cumplen diez dias despues de su fecha. (5)

Si lo tuviesen, son pagaderos el dia de su vencimiento, sin término de cortesía, gracia, ni uso.

Art. 521• Las mismas formalidades impuestas al tenedor de la letra de cambio para usar de la accion de reembolso contra el pagador y endosantes, (6) se entienden prescritas á los tenedores de las libranzas y vales ó pagarées á la órden.

Art. 522. Las libranzas, y vales ó pagarées á la orden, (7) deben contener: (8)

y en que el suscritor no se compromete á procurar la aceptacion de su corresponsal.

El cale ála órden no es por sí mismo un acto de comercio; y si no estuviera suscrito para una operacion de comertio real ó presumida tal á consecuencia de la calidad de comerciante del suscritor, se sujetará á las leyes comunes sobre los instrumentos privados de que se ocupan los artículos 726 y 827 y siguientes del Cod. Enj. Civ.-Véase el n. 13 del Apéndice.

El rale a la orden difiere de la letra de cambio en que, en el primero intervienen solo dos personas, el lleulor ó suscritor y el acreetlor ó beneficiado, mientras que en la segunda intervienen por lo menos tres personas; y esta debe ser pagadera necesariamente en otro lugar que el del giro, lo que no suceda con el primero.

(1) Véase el articulo 519.
(2) Concuerda con el artículo 1,953 del Cod. Civ.
(3) Lo contrario se dispone en el artículo 1,957 del Cod. Civ.
(4) Véase la nota al artículo 469.

(5) La difereiicia entre esta disposicion y la del artículo 518, proviene de que quien dá una libranza sin plazo se presume que está seguro de que serà pagada tan luego como sea presentada, mientras que quien da un pagaré carece al parecer de fondos en el momento.

16) En los artículos 494 y siguientes. (7) Véase el artículo 531, (8) Véase el artículo 381 de este Código y 1955 del Civil.

en

1.° La fecha.
2.° La cantidad.
3.° La época de su pago.
4.° La persona á cuya órden se ha de hacer el pago. (1)
5.° El lugar donde se ha de hacer éste.
6.° El origen y especie del valor que representan.

7.° La firma del librador en las libranzas, y en los vales la del que contrae la obligacion de pagarlo.

8. Los vales pue se hayan de pagar en distinto lugar de la residencia del pagador, indicarán un domicilio para el pago. (2)

9. Las libranzas contendrán ademas la expresion de ser libranza, y el nombre y domicilio de la persona sobre quien estén libradas.

Art. 523. Los endosos de las libranzas y pagarées deben entenderse con la misma expresion que los de las letras de cambio. (3)

Art. 524. El tenedor de un vale no puede negarse á percibir las cantidades que le ofrezca el deudor á cuenta del vale en su vencimiento; (4) y tanto estas como las que haya podido percibir antes, se anotarán á su dorso, y descargarán en otro tunto la obligacion solidaria de los endosantes, sin que por eso se pueda omitir el protesto para usar de su derecho contra éstos por el resíduo. (5)

Art. 525. La accion ejecutiva de los vales y libranzas no puede ejercerse, sino despues de haber reconocido judicialmente su firma la persona contra quien se dirige el procedimiento. (6) Art. 526. Los tenedores de las libranzas que

fuesen protestadas por falta de pago, deben ejercer su repeticion contra el dador y endosantes en el término de dos meses contados desde

(1) Véase el artículo 532. (2) Véase vale á clomicilio, en la nola anterior a la del articulo 517.

(3) Véase los artículos 424 y siguientes. La corte de casasion declaró en España, por sentencia de 20 de Octubre de 1857, que los endosantes de un pagarée se reputan deudores solidarios, y que para quedar libres es menester que se consignen, total y oportunamente las deudas reclamadas, y que cuando se reclama una cantidad determinada, los intereses y los costos, no se libra el endosante por consignar el firmante el pago después de la sentencia definitiva.

(4) Lo contrario se dispone respecto de las letras de cambio en los artículos 456 y 457.

(5) Este artículo es ininteligible aun en la edicion oficial, porque en todas ellas faltan las cinco palabras que ponemos en cursiva.

76) Toda otra prueba solo servirá para el juicio ordinario.

la fecha del protesto, si la libranza fuese pagadera en territorio peruano. (1)

Art. 527. Si lo fuose en el extrangero, se contará este plazo desde qne, sin pérdida de correo, pudo llegar el protesto al domicilio del librador o endosante contra quien se repite.

Art. 528. Pasado dicho plazo, cesa toda responsabilidad en los endosantes, y tambien en el librador que pruebe que al vencimiento de la libranza tenia hecha la provision de fondos en poder de la persona que debia pagarla. (2)

Art. 529. La disposicion del artículo anterior (3) es aplicable á los endosantes de los vales ó pagarées á la órden, cuya responsabilidad caducará, tambien, trascurridos que sean dos meses desde la fecha del protesto; quedando solo al tenedor la accion contra el deudor directo del vale.

Art. 530: Ninguna accion es admisible en juicio para el pago ó reembolso de Jas libranzas y pagarées de comercio, despues de haber pasado cuatro años desde su vencimiento. (4)

Art. 531. Las libranzas ó pagarées que no estén expedidos á la orden no se considerarán contratos de comercio, sino sim. ples promesas de pago sujetos á las leyes comunes sobre préstamos. (5)

Art. 532. Los pagarées en favor del portador, sin expresion de persona determinada, no producen obligacion civil ni accion en juicio. (6)

(1) En el artículo 1,972 del Cod. Civ. se aumenta el término de la distancia.

(2) El artículo 1,973 del Código Civil se limita á la pérdida de los inte. reses, costas y perjuicios contra el librador; y el 1,578 se extiende á la de toda responsabilidad por parte de los endosantes.

(3) Deberia decir ile los tres articulos anteriores. El Cod. Esp. habla en singular, porque contiene en an solo articulo los tres anteriores del nues. tro.

(4) Concuerda con el artículo 1,974 del Cod. Civ. Véase el artículo 516 de este Código.

(5) Véase mutuo y comodato en el Cod. Civ.

(6) No están comprendidos en esta disposicion los billetes de banco, ni los que emitan otras sociedades que tengan autorizacion expresa al efecto, concedida por el Poder Legislativo. Esos billetes son documentos sui generis, diferentes de los vales y de las libranzas, como se advierte fácilmente por la idea que de su naturaleza y requisitos se dá en la nota posterior é la del artículo 540. Entre nosotros puede ser de gravisimas consecuencias la falta de una Ley de bancos. Véase el n. 14 del Apéndice.

« AnteriorContinuar »