Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Art. 1017. Solo se procederá a la descarga en el puerto de arribada, cuando sea de indispensable necesidad hacerla para practicar las reparaciones que el buque necesite, ó para evitar daño y avería en el cargamento.

En ambos casos debo preceder á la descarga la autorizacion del Tribunal ó autoridad que conozca de los asuntos mercantiles. (1)

Art. 1018. En puerto extranjero donde haya Cónsul Pernano será de su cargo dar esta autorizacion. (2),

Art. 1019. El Capitan tiene á su cargo la custodia del cargamento que se desembarque, y responde de su conservacion, fuera de los accidentes de fuerza insuperable. (3)

Art. 1020. Reconociéndose en el puerto de la arribada que alguna parte del cargamento ha padecido avería, hará el Capitan su declaracion á la autoridad que conozca de los negocios de comercio, dentro de las veinticuatro horas; y se conformará á las disposiciones que de sobre los géneros averiados el cargador ó cualquiera representante de éste que se halle presente. (4)

Art. 1021. No hallándose en el puerto el cargador ni persona que lo represente; se reconocerán los géneros por peritos nombrados por los Jueces de Comercio, ó el Agente consular en su caso; los cuales declararán la especie de daño que hubieren encontrado en los efectos reconocidos, los medios de repararlo, ó de evitar al menos su aumento ó propagacion, y si podrá ser ó no conveniente su reembarque y conduccion al puerto donde estuvieren consignados.

Art. 1022. En vista de la declaracion de los peritos, proveerá el Tribunal lo que estime mas útil á los intereses del cargador, y el Capitan pondrá en ejecucion lo decretado quedando responsable de cualquiera infraccion ó abuso que se cometa.

Art. 10:23. Se podrá vender con intervencion judicial y en pública subasta la parte de los efectos averiados que sea necesaria para cubrir los gastos que exija la conservacion de los res

[1] Véase el artículo 772.

[2] Los gastos de descarga, almacenaje y recarga en los casos á que se refieren estos dos artículos, serán soportados, segnn las circunstancias, o por los cargadores, articulos 777 y 797, ó por el naviero ó el capitan, artículos 778 y 1014.

[3] Véase los artículos 654, 65.), 156, 661 y 602. (4) Véase los artículos 1023, 1023 y 618.

[ocr errors]

tantes, en caso que el Capitan no pudiere suplirlos de la caja del buque ni hallare quien los prestase á la gruesa. (1)

Art. 1024. Tanto el Capitan como cualquiera otro que haga la anticipaciori, tendrá derecho al rédito legal (2) de la cantidad que anticipe, y á su reintegro sobre el producto de los mismos géneros con 'preferencia á los demas acreedorcs, de cualquiera clase que sean sus créditos.

Art. 1025. No pudiendo conservarse los géneros averiados sin riesgo de perderse, ni permitiendo su estado que se dé lugar á que el cargador ó su consignatario den por sí las disposiciones que mas les conviniesen, se procederá á venderlos con las mismas solemnidades prescritas en el artículo anterior, depositándose su importe, deducidos los gastos y fletes, (3) á disposicion de los c:rgadores.

Art. 1026. Cesando el motivo que obligó á la arribada forzosa, no podrá el Capitan diferir la continuacion de su viaje, y será responsable de los perjuicios que ocasione por dilacion voluntaria. (4)

Art. 1027. Si la arribada se hubiere liecho por temor de enemigos ó piratas, se deliberará la salida de la nave en junta de oficiales, (3) cor asistencia de los interesados en el cargamento que se hallen presentes, en los mismos términos que para acordar las arribadas previenen los artículos 1011 y 1012.

SECCION TERCERA.

De los naufragios. (6)

Art, 10:28. Encallando ó naufragando la nave, sus dueños y

[1] Véase los artículos 612 á 615.
12] El seis por ciento al año, artículo 350.

131 El capitan no tiene derecho a la totalidad del flete, cuando el boque haga arribada para una reparacion suya, en el último caso del art. 779. [41 Véase el artículo 754.

(5] Si el capitan se hace á la vela sin cl acuerdo de esta junta, quecia responsable de los perjuicios que sobrevengan por causa vie los piratas ó enemigos.

[6] Vandragin es la pérdida de un navío que a resulta de cualqniora accidente de abisma en el mar. Se comprende, ademas, bajo esa palabra, la mmtilacion de un lirco por haber encalluio. Véase Nurieros, Cipiinnes, Fletamentos, Seguros marítimos y Averías.

Ocurrido un naufragio, curresponde privativamente á las autoridades y

los interesados en el cargamento sufrirán individualmente las pérdidas y desmejoras que ocurran en sus respectivas propiedades, (1) perteneciéndoles los restos que de ellas puedan salvarse. (2)

Art. 1029. Cuando el naufragio proceda de mulicia, llescuido ó ignorancia del Capitan o de su Piloto, podrán los navieros y cargadores usar del derecho de indemnizacion que pueda competirles en virtud de lo que se dispone en los artículos 154, 650, 678, 674 y 675. (3)

Art. 1030. Probando los cargadores que el naufragio ha procedido de que el buque no se hallaba suficientemente reparado y pertrechado para navegar, cuando se emprendió el viaje, será de cargo del naviero la indemnizacion de los perjuicios causados al cargamento de resultas del naufragio. (4)

Art. 1031. Los efectos salvados del naufragio están obligados especialmente á los gastos impendidos para salvarlos: los dueños satisfarán su importe antes de hacérseles la entrega de ellos, ó se deducirá con preferencia á cualquiera otra obligacion del producto de su venta. (5)

jefes de marina clictar las providencias oportunas dirigidas al pronto socorro de los náufragos, salvamento y custodia de papeles y efectos de las embarcaciones, impedir la ocultacion y robo, precaver la negligencia de algunos y la malicia de otros, y reprimir y castigar toda clase de excesos que se intenten ó cometan en casos tan aflictivos, con arreglo a lo que dispone la Ordenanza dle Jatriculas 'ilé mar y la Ley 10 tit. 7 lib. 6. Nov. Rec. : sin perjuicio de que concluidas esas primeras diligencias, conozcau los jueces competentes de las respectivas obligaciones entre los navieros, cargadores y capitanes de los buques perdidos para los fines que previene la presente seccior. Lo que es aplicable al naufragio de buques extranje

ros.

[1] Si la nave encallase en un banco ó playa, y pudiera sacarse de allí para continuar la navegacion, no sería mas que una avería simple. Las pérdidas y desmejoras se sufren aunqne haya habido echazon.

[2] El que halle cosas arrojadas por el mar, que se presume hayan sido de la propiedad de alguno, estará obligado á avisarlo al juez del lugar. Este las hará depositar, y dará cuenta inmediatamente á la autoridad política del departamento, para que se publique por los periódicos la relacion de ellas. Las cosas encontradas en la playa por resultado de naufragio ó de echazon se entregarán al dueño, tan luego que parezca y acredite que le pertenecen. El dueño pagará al inventor los gastos de conservacion de las cosas, y adeinas, por via de premio, un quince por ciento sobre el valor de ellas. Si en el término de seis meses contados desde la publicacion, no parece el dueño de

las cosas, corresponderán al que las halló. (Arts. 518 y 521 del Cod. Civ. ) Véase los artículos 792 y 793.

[3] Véase los artículos (24 á 626.
41 Véase los artículos 783 y 784.
(5) Porque á esos gastos debeu los efectos su existencia.

Art. 1032. Naufragando una nave que va en convoy ó en conserva (1) de éste, se repartirá la parte de cargamento y de pertrechos que haya podido salvarse entre los demas buques, habiendo cavidad en ellos para recibirlos, y en proporcion á la que cada una tenga expedita.

Art. 1033. Si algun Capitan lo rehusare sin justa causa; el Capitan náufrago protestará contra él ante dos oficiales de mar, de los daños y perjuicios que de ello se sigan, y en el primer puerto ratificará la protesta dentro de las veinticuatro horas, incluyéndola en el expediente justificativo que debe promover, segun lo dispuesto en los artículos 024, 625

у

626. Art. 1034. Cuando no sea posible trasbordar á los buques de auxilio todo el cargamento naufragado, se salvará con preferencia los efectos de mas valor y menos volúmen, sobre cuya eleccion procederá el C:upitan con acuerdo de los oficiales de la nave. (2)

Art. 1035. El Capitan que rccogió los efectos naufragados, continuará su rumbo, conduciéndolos al puerto donde iba destinada su nave; en el cual se depositarán con autorizacion judicial por cienta de los legítimos interesados en ellos.

Art. 1036. En el caso que sin variar de rumbo, y siguiendo el mismo viaje, se puedan descargar los efectos en el puerto á que iban consignados, podrá el Capitan arribar a este, siempre que consientan en ello los cargadores ó sobrecargos que se hallen presentes, los pasajeros y los oficiales de la nave, y que no haya riesgo manifiesto de accidente de mar o de enemigos; pero no podrá verificarlo contra la deliberacion de aquellos, ni en tiempo de guerra, ó cuando el puerto sea de entrada peligrosa. (3)

Art. 1037. Todos los gastos de la arribada que se hagan con el fin indicado en el artículo anterior, serán de cuenta de los dueños de los efectos naufragados.

[1] En las otras ediciones se dice custodia en lugar de conserva. Un buque navega en conserva, cuando va unido á otros que formando convoy se reunen para auxiliarse mutuamente.

[2] El acuerdo es para evitar la preferencia del capitan por los efectos de determinadas personas; y no intervienen los cargadores y sobrecargos, porque propenderian naturalmente á la salvacion de lo suyo.- Véase los articulos 635 y 636.

(3] Este acuerdo debe hacerse constar en el Diario de navegacion; po debe ponerse obstáculos á la minoría que quiera consignar su protesta coutra el acuerdo de la mayoría.

Art. 1038. De cuenta de los mismos serà pagar los fletes (1) correspondientes que, en defecto de convenio entre las partes, se regularan á juicio de arbitros en el puerto de la descarga, teniendo en consideracion la distancia que haya porteado los efectos el buque que los recogió, la dilacion que sufrió, las dificultades que tuvo que vencer para recogerlos, y los riesgos que en ello corrió.

Art. 1039. Cuando no se puedan conservar los efectos recogidos

por hallarse averiados, o cuando en el término de un año no se puedan descubrir sus legítimos dueños para darles aviso de su existencia, procederá el Tribunal ii cuya órden se depositaron á venderlos en pública subasta, reteniendo su producto, deducidos los gastos, para entregarlo á quien corresponda. (2)

Art. 1040. Tambien se podrá vender, aun fuera de los casos que prescribe el artículo anterior, y con las mismas formalidades, la parte que sea necesaria para satisfacer los fletes y gastos á que tenga derecho el Capitan que los recogió, si no conviniere en anticiparlos el Capitan náufrago ó algun corresponsal de los cargadores ó consigndarios.

Art. 1041. Cualquiera que haga la anticipacion gozará del mismo derecho de hipoteca que se establece en el artículo 1024,

TITULO : 5.0

De la prescripcion en las obligacio: nes peculiares del comercio maríti

mo. (3)

Art. 1012. La accion para repetir el valor de los efectos (4) suministrados para construir, reparar y pertrechar las naves,

[1] Porque estos gastos y fletes son en su provecho. [2). Véase la nota segunda del artículo 1028.

(3) En los artículos 541 á 546 se trata, en general, de la prescripcion de los contratos mercantiles; en los artículos 516 y 530, de la prescripcion de las letras de cambio, pagarées y libranzas de comercio; en el artículo 551, del modo de adquirir una nave por prescripcion; y este título se limita á la de las acciones que nacen de los contratos marítimos.

[4] O dinero.

« AnteriorContinuar »