Imágenes de páginas
PDF
EPUB

se prescribe por cinco años contados desde que se hizo su entrega.

Art. 1043. La que procede de vituallas destinadas al aprovisionamiento de la nave ó de alimentos suministrados á los marineros de órden del Capitan, (1) prescribirá al año de su entrega, siempre que dentro de él haya estado fondeada la nave por el espacio de quince dias, cuando menos, en el puerto donde se contrajo la deuda.

Art. 1044. No sucediendo así, conservará el acreedor su accion, aun despues de trascurrido el año, hasta que fondee la nave en dicho puerto, y quince dias mas. (2)

Art. 1045. Dentro de igual término y con la misma restriccion prescribe la accion de los artesanos que hicieron obras en la nave. (3)

Art. 1046. La acción de los oficiales (4) y tripulacion por el pago de sus salarios y gajes prescribe al año despues de concluido el viaje en que los devengaron. (6)

Art. 101%. La del cobro de fletes y de la contribucion de averías comunes prescribe cumplidos seis meses despues de entregados los efectos que los adeudaron. (6)

Art. 1048. La accion sobre entrega del cargamento ó por daños causados en él, prescribe un año despues del arribo de la nave. (7)

Art. 1019. Prescribe por cinco años contados desde la fecha del contrato, la acción que provenga del préstamo á la gruesa y de la póliza de seguro. (8)

Art: 1030. Se extingue la accion contra el Capitan conduc

(1) O el dinero para comprarlas.

(?). Para que no haya casos en que prescriba la accion antes de que pueda ser ejercitada,

(3) Segun el derecho comun, á los tres años prescribe la accion de los artesanos.- Art. 560 inc. 1. O Cod. Civ.

(1) Incluso el capitan.

(5) Esta disposicion no es extensiva á los salarios de los agentes puramente mercantiles.

(6) Cuando se instruya judicialmente el expediente de avería, ez natural que el término no empiece á correr hasta la terminacion de este: arts, 983 y 1006.--Véase el art. 798.

(7) Y si la accion por daños es contra el capitan conductor ó contra los aseguradores, hay que llenar el requisito del artículo 1050.

(8) Esta es la regla general, miéntras no hay disposicion especial que la modifique.

tor del cargamento y contra los aseguradores por el daño que aquel hubiese recibido, si en las veinticuatro horas siguientes á su entrega no se hubiese hecho la debida propuesta en forma auténtica, notificándose al Capitan en los tres dias siguientes en persona ó por cédula. (1)

Art. 1051, Tambien se extingue toda accion contra el fletador por pago de averías ó de gastos de arribada que pesen sobre el cargamento, siempre que el Capitan percibiere los fletes de los efectos que hubiese entregado sin haber formalizado su protesta dentro del término que prefija el artículo anterior. (?)

Art. 1052. Cesarán los efectos de unas y otras protestas, (3) teniéndose por no hechas, si no se intentare la competente demanda judicial contra las personas en cuyo perjuicio se hicieren antes de cumplir los dos meses siguientes á sus fcchas. ()

[1] Véase los artículos 1,018 y 1,032.

[2] ¿Y si el capitan no ha hecho la protesta, art. 648, pero tampoco cobra los tietes, se extinguirá su accion ó quedará pendiente hasta que los cobre? A esta pregunta se contestan los Sres. Gomez y Reus: creemos que si el capitan no formaliza su protesta dentro del término prefijado, debe perder su accion, cobre ó no cobre los fietes; porque estos se deben desde que se entrega el carro; pero para reintegrarse de los gastos de arribada y averías, la ley le obliga á un requisito previo y perentorio para cortar amaños, y si no emple con esta formalidad, sufre las consecuencias de su descuido. La oscuridad de este articulo proviene, de la falta de conexion entre el pago de tletes y el de avería y gastos de arribada,

[3] Las que se indican en los dos articulos anteriores. · [1] Véase la nota al artículo 1,017.

LIBRO CUARTO.

De las quiebras. (1)

TITULO 1.o

Del estado de quiebra y sus diferentes

especies

Art. 1053. Se considera en estado de quiebra á todo comerciante que sobresce en el pago corriente de sus obligaciones.

Art. 1054. Se distinguen para los efectos legales cinco clases de quiebras: 1. - 'Suspension de pagos.

Insolvencia fortuita.
Insolvencia culpable.

'Insolvencia fraudulenta. 5. ದ Alzamiento. (2)

Art. 1055. Entiéndese quebrado de primera clase, el comerciante que manifestando bienes suficientes para cubrir todas sus deudas, suspende temporalmente los pagos, y pide á sus

2. 3.4.

[1] Quiebra es el estado de un comerciante que sobresee en el pago corriente de sus obligaciones mercantiles, por no tener bienes disponibles con que cancelarlas. Pero, si atendemos á las calificaciones que hace el Código, es la suspension de pagos de un comerciante. --Art. 1,055--Las leyes sobre quiebra deben satisfacer tres clases de intereses: los de los acreedores cuya fortuna se compromete, los del Comercio que tanto sufre con la repeticion de bancarrotas, y los de la sociedad que está interesada en la represion de loş delitos.

(2) Lastlos primeras clases provienen de desgracia, y solo se diferencian segun que los bienes del comerciante alcancen ó no para cnbrir todos sus créditos; la tercera clase proviene de imprudencia ó de negligencia; y las dos últimas clases provienen de dolo, y solo se diferencian en haberse ó qo ocultado ó fugado el que hace la quiebra. Sobre el alzamiento pueden consultarse das leyes 4, 5 tit, 15 Part. 5. 5 y 1 á 4 tit. 32 lib. 11 Nov. Rec.

acreedores un plazo en que pueda realizar sus mercaderías ó créditos para pagarles. (1)

Art. 1056. Es quiebra de segunda clase, la del comerciante á quien sobrevienen infortunios casuales é inevitables en el órden regular y prudente de una buena administracion mercantil, que reducen su capital al punto de no poder satisfacer el todo o parte de sus deudas.

Art. 1057. Se reputan quebrados de tercera clase, los que se hallen en alguno de los casos siguientes:

1.° Cuando los gastos domésticos y personales del quebrado hubiesen sido excesivos y desproporcionados con relacion á su haber líquido, atendidas las circunstancias de su rango y familia.

2.° Si hubiere hecho pérdidas en cualquiera especie de juego, que excedan de lo que por via de recreo expone en entretenimientos de esta clase un padre de familia arreglado. (2)

3.° Si las pérdidas le hubiesen sobrevenido de apuestas cuantiosas, de compras y ventas simuladas ú otras operaciones de agiotaje, cuyo éxito dependa absolutamente del azar. (3)

4. Si hubiere revendido á pérdida, ó por ménos precio del corriente, (4) efectos comprados al fiado en los seis meses precedentes á la declaracion de la quiebra, que todavia estuviese debiendo.

5.° Si constare que en el período trascurrido desde el último inventario (5) hasta la declaracion de la quiebra, hubo época en que el quebrado estuviese en débito por sus obliga

[1] El que tiene bienes suficientes para pagar no es un fallido, aunque por falta de numerario ó algun otro acontecimiento no pueda verificarlo instantáneamente; pero la ley lo considera como tal, porque no tiene otro medio de conocer el estado de sus negocios.

[2] En este caso el comerciante compromete con su fortuna la de sus acreedores; y el juego puede servirle de un pretesto para estafarlos.

[3] Sobre las apuestas se puede decir lo inismo que en la nota anterior. Lo demas se podria subrogar, como se ha hecho en Francia, con estos dos casos: 1.° comprar para vender á nenos precio, préstamos, giro, circulacion de efectos de crédito y otros medios de proporcionarse fondos que fueran ruinosos y tuvieran por objeto dilatar la quiebra; y 2.° pagar á un acreedor despues de la suspension de pagos perjudicando á los demas.

[4] Estas dos condiciones aparecen disyuntivamente; y no pueden considerarse copulativamente como lo hacen los Sres Comez y Reus. Si bien es cierto que el comerciante no es culpable de la baja que pueda tener el valor de los efectos, tambien lo es que la ley se refiere solo al caso de haberse hecho la compra dentro de seis meses y de estar debiendo el precio, y con el objeto de evitar fraudes.

[5] Véase el artículo 27.

ciones directas de una cantidad doble del haber liquido que lo resultaba segun el mismo inventario. (1)

Art. 1058. Serán tambien tratados en el juicio como quebrados de tercera clase, salvas las excepciones que propongan y prueben para destruir este concepto y demostrar la inculpabilidad de la quiebra: (2).

1.° Los que no hubiesen llevado los libros de contabilidad en la forma y con todos los requisitos que se prescriben en la seccion 24., título 2o., libro 1°. de este Código, aunque de sus defectos y omisiones no haya resultado perjuicio i tercero.

20. Los que no hubiesen lecho su manifestacion de quiebra en el término y forma que se prescriben en el art. 1069, título 2o. de este libro.

3o. Los que habiéndose ausentado al tiempo de la declaracion de la quiebra ó durante el progreso del juicio, dejaren de presentarse personalmente en los casos en que la ley impone esta obligacion, á menos de tener impedimento legítimo

para hacerlo.

2.

Art. 1059. Pertenecen á là cuarta clase los quebrados en quienes ocurran alguna de las circunstancias siguientes:

1.- Si en balance, memorias, libros ú otros documentos relativos á su giro y negociaciones, incluyese el quebrado gastos, pérdidas o dendas supuestas.

Si no hubiese llevado libros, ó si habiéndolos llevado, los ocultare ó introdujere en ellos partidas que no se hubiesen sentado en el lugar y tiempo oportuno.

3.ದ Si de propósito rasgase, borrase ó alterase en otra cualquiera manera el contenido de los libros.

4. - Si de su contabilidad comercial no resultare la salida o existencia del activo de su último inventario, y del dinero, valores, muebles ó efectos de cualquiera especie que sean, que constare ó se justificare haber entrado posteriormente en poder del quebrado.

5. ದ Si hubiese ocultado en el balance alguna cantidad de dinero, créditos, géneros ú otra especie de bienes o derechos.

6.- Si hubiese consumido y aplicado para sus negocios propios fondos ó efectos ajenos que le estuviesen encomendados en depósito, administracion ó comision.

[1] Respecto de las penas en que incurren los fallidos de tercera clase, véase el artículo 1,200.

[2] En esta admision de excepciones, que no tiene lugar respecto de los comprendidos en el artículo anterior, estriba la diferencia entre unos y otros!

« AnteriorContinuar »