Colección legislativa de España: (Continuación de la Colección de decretos.), Volumen17

Portada
Imprenta del Ministerio de gracia y justicia, 1833
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 313 - de la influencia y coaccion de aquellas funestas circunstancias: DECLARO solemnemente de plena voluntad, y propio movimiento, que el decreto firmado en las angustias de mi enfermedad fue arrancado de Mí por sorpresa: que fue un efecto de los falsos terrores con que sobrecogieron mi ánimo; y que es nulo y de ningun valor, siendo opuesto á las leyes
Página 311 - del Consejo de Estado, Secretario de Estado y del Despacho Universal de Gracia y Justicia, y Notario mayor de los Reinos. Certifico y doy fe: Que habiendo sido citado de orden de la REINA nuestra Señora por el Sr. Secretario primero de Estado y del Despacho, para presentarme en este día en la Cámara del REY nuestro
Página 313 - mi fatigado espíritu, y absorvió lo que Me restaba de inteligencia, para no pensar en otra cosa que en la paz y conservacion de mis Pueblos , haciendo en cuanto pendía de Mí este gran sacrificio, como dije en el mismo decreto, á la tranquilidad de la Nacion española.
Página 313 - entero estaba contra la observancia de la pragmática , y ponderando los torrentes de sangre y la desolacion universal que habría de producir si no quedase derogada. Este anuncio atroz, hecho en las circunstancias en que es mas debida la verdad por las personas
Página 313 - y legítimos derechos á mi descendencia. Hombres desleales ó ilusos cercaron mi lecho, y abusando de mi amor y del de mi muy cara Esposa á los españoles, aumentaron su afliccion y la amargura de mi estado, asegurando que
Página 273 - acordó su cumplimiento y expedir esta mi cédula: Por la cual os mando á todos y á cada uno de vos en vuestros respectivos lugares, distritos y jurisdicciones, la
Página 222 - Nada hay mas propio de un Príncipe magnánimo y religioso, amante de sus Pueblos, y reconocido á los fervorosos votos con que incesantemente imploraban de la Misericordia Divina su mejoría y restablecimiento, ni cosa alguna mas grata á la sensibilidad del REY, que el olvido de las debilidades de los que, mas por imitacion que por perversidad y
Página 273 - guardeis, cumplais y ejecuteis, y hagais guardar, cumplir y ejecutar en todo y por todo, segun y como en ella se contiene, sin contravenirla, permitir ni dar lugar á su
Página 312 - entregó SM el REY una declaracion escrita toda de su Real mano, que me mandó leer, como lo hice en alta voz, para que todos la oyesen, y es á la letra como sigue: ,, Sorprendido mi Real ánimo, en los momentos de agonía, a que me condujo la grave enfermedad, de que me ha salvado prodigiosamente la Divina Misericordia, firmé un decreto derogando la pragmática
Página 220 - enfermedad, de la que confio en Dios verme en breve restablecido; y estoy bien penetrado de que corresponderá á mi digna confianza, por el amor que me profesa, y por la ternura con que siempre me ha interesado en beneficio de mis leales y generosos vasallos.

Información bibliográfica