Imágenes de páginas
PDF
EPUB

veían porción de cráneos, muchos retratos de tipos degenerados, de locos criminales y epilépticos reclusos, modelos en yeso de orejas de criminales y locos, etc.

Allí destacaba un cráneo de suicida, presentado por el Doctor Severi, cráneo notable por la división en dos del ala dere. cha del esfenoide.

El Instituto Anatómico de Roma, dirigido por el profesor Todaro, estaba representado por una preciosa colección de cerebros de fetos humanos en el período de desarrollo.

El profesor Abrecht llevó numerosas rarezas anatómicas recogidas en sus viajes científicos: así, una mujer sin cocix, una mandíbula con seis incisivos, el hueso lemuriano, etc.

Un autor ruso, Ronkavichnikoff, exhibió un album conteniendo fotografías de detenidos en el Asilo urbano de Moscou, de su propiedad; á la entrada y á la salida del Asilo se retrata á los muchachos, y por el retrato comparado se ve el cambio que ha sufrido en la fisonomía con la educación

у

modificación del carácter. Para examinar esta colección y estudiar los datos del autor ruso, que son preciosos, se nombró una Comisión.

El profesor Lacassagne llevó a la Exposición como unos dos mil tatuaggi, y es más la rareza que el número; allí está esculpido el erotismo en todas sus formas; allí están los calembourgs más singulares, unidos á los grabados más estupendos, y el conjunto parece revivir las paredes de Pompeya. Expuso también 20 grandes mapas ilustrativos de la estadística criminal de la Francia, en que todos los problemas de la geografía criminal están superiormente resueltos.

El profesor Ferri puso de manifiesto el rico material recogido para la compilación del trabajo L'omicidio, que pronto se publicará; 300 retratos al lápiz de los delincuentes más notables, estudiados por él en el establecimiento penal de Pesaro y en las cárceles de Castelfranco; las cifras antropométricas en 1.700 criminales locos y normales, con una cantidad enorme de cálculos (2.898, serie numérica) reunidos en 322 cartas gráficas; cincuenta cuadros sobre la estadística de la criminalidad en Francia desde 1826 á 1881; dieciséis mapas para la distribución geográfica de los delitos de sangre y las causas del crimen en Italia, Francia é Inglaterra; un acopio enorme de datos para la construcción de la criminalidad en los principales Estados do Europa.

Llamó la atención de los hombres de ciencia el instrumento presentado por el profesor Rieger, de Wurzburg: el cranómetro gráfico. Se compone de dos partes: una por la cual se fija sólidamente el cráneo por el occipital sobre una tabla adaptada, en que está extendida una lámina milimetrada; por medio de una cremallera, el cráneo puede tomar diferentes inclinaciones. La otra parte del aparato está compuesta de un sostén, del que salen dos brazos, llevando el superior un lápiz horizontal, el inferior un lápiz vertical con la punta hacia abajo; estos brazos distan igualmente del asta del sostén. Cuando, por ejemplo, se quiere transcribir sobre la lámina milimetrada la circunferencia de un cráneo, se mete éste en posición horizontal, y se hace correr la punta del lápiz horizontal en torno al cráneo. Al propio tiempo, el lápiz vertical que recorre sobre la lámina, diseña exactamente el trazado recorrido por el primer lápiz sobre el cráneo, notándose toda desigualdad que se haya. encontrado en su giro.

Otro aparato describe la circunferencia de la cabeza en los vivos; pero es mucho más complicado, y aun no es acabado.

Ocupaban lugar preferente en la Exposición, porque son de gran valor y utilidad, siete grandes mapas geográficos enviados por Bodio, creados con una maravillosa exactitud. Al primer golpe de vista se divisan, por la mayor o menor intensidad de color, las diversas provincias italianas más o menos ricas en criminalidad. Se clasifican: rebeliones y violencias á la fuerza pública; delitos contra la fe pública; delitos contra las buenas costumbres; delitos contra la pública tranquilidad; homicidios cualificados, simples, etc., heridas seguidas de muerte; salteamientos, venganzas, robo sin homicidio, hurtos calificados.

De estos siete mapas de Bodio se deduce que influye la región, el clima, la temperatura en los delitos, y allí se puede ver que va aumentando el delito de Norte á Sur, si se exceptúan el salteamiento en los caminos, los hurtos calificados y los delitos contra la fe pública, que están en proporción me

nor al Sur. Allí se puede comprobar, en fin, que el delito está sujeto a las leyes de la naturaleza, y que del propio modo que cada especie animal tiene una región predilecta para vivir, cada espécie de crimen se desenvuelve mejor ó peor, según circunstancias de cielo y suelo.

Un cuadro donde pueden incluirse todas las observaciones para el examen antropológico de los delincuentes, fué enviado por Banelli, uno de los pocos empleados de cárceles que se ocupan de ciencias. En el cuadro hay casillas para apuntar las funciones de la vida de relación y vegetativa para el examen psíquico, para el examen antropométrico, para las anomalías de conformación, etc.

El Dr. G. Socquet expuso láminas notables acerca de los abortos é infanticidios, delitos contra el pudor y asesinatos en Francia desde 1826 al 80. Estas láminas, con sus respectivos mapas, forman parte del libro Contribución al estudio estadistico de la criminalidad en Francia desde 1826 á 1880.

Entre numerosas fotografías enviadas por profesores italianos, descollaba un cuadro de L. Manouvrier, en el que á primera vista, por medio de grandes puntos, se hace resaltar la capacidad cránica de los asesinos.

Dos láminas gráficas: 1o, de la influencia del precio del vino en el quinquepio de 1878-83 sobre la criminalidad de los distritos de Roma y de Cagglari: 24, sobre la influencia de la temperatura y del precio de los granos sobre la criminalidad italiana; fueron expuestas por el Sig. Rossi, obtenidas en el la. boratorio de Lombroso.

Un estudio iconográfico de los Césares desde el punto de vista antropológico, fué expuesto por el potente ingenio de E. Mayor. Presentaba a los científicos los retratos de la familia de los Césares; de muchos de los cuales todos conocen los actos de ferocidad y de barbarie que cometieron durante su imperio.

Los retratos fueron sacados de los bustos que se encuentran en la Galería de los Oficios de Firenze, en el Museo del Vaticano y otros de Roma, en el Museo de Nápoles, etc.

De cada uno de los Césares traza concisamente los caracteres antropológicos, la expresión de la faz, la asimetría de la cara, la genealogía, etc. El simpático autor reunió estos apuntes en un folleto: «Notas fragmentarias para servir á una iconografía de los Césares en el aspecto antropológico.>>

Dos figuras expuestas por el Doctor Virgilio, el verdadero patriarca de la antropología criminal, reproducen la una un loco en el delirio furioso, la otra un loco en el delirio melancólico.

El profesor Giacomini envió algunas preparaciones de su método para poder estudiar el cerebro, preparaciones por las que se consigue conservar un hemisferio entero y por las que se puede estudiar el proceso de la fibra nerviosa.

Muchos libros, muchos opúsculos llenaban la Exposición. Formaban en primera línea la Biblioteca antropológica criminal, de los editores Hermanos Bocca; el Archivio di psichiratria e scienze penali, etc.; Locos y anómalos, del profesor Lombroso; Cerebros de delincuentes, del profesor Tenchini, y otros muchos franceses, alemanes, etc.

Al leer estas cosas, pregúntanse los Abogados y aun las gentes de ciencia de por acá y sobre todo el público: ¿Y para qué sirven cráneos, fotografías y mapas? ¿Son acaso instrumentos para limpiar de criminales a la sociedad? Y preguntar eso vale tanto como pedir el por qué de los Museos de Historia natural. La Historia natural, que hasta el presente era tan sólo animal, y que desde la iniciativa de Italia comienza á ser humana.

Y está en las inteligencias de tal modo metido el modo de ver y pensar clásico sobre materias penales, que asalta inpoluntariamente a los labios en cuanto se nota un progreso, el que si sirve para disminuir el crimen. No; la ciencia antropológica es como la sociológica y como la moral positivista. Nadie que estudie, busca hoy el gobierno mejor, sino el me'nos malo; nadie que practique, busca la felicidad y la perfección, sino la adaptación al medio y ponerse en condiciones favorables de lucha.

Después de tantos miles de años de filosofía, todavía estábamos a la altura de Aristóteles y se escribían libros para con-.. vencer á los legisladores de la corrección infalible de los pe-nados. Médicos, profesores de Derecho, empleados de cárceles, directores de manicomios, hombres versados en la estadística, toda clase de observadores, demuestran que el criminal es de una raza aparte en la humanidad y aportan datos para conocer sus caracteres físicos y psíquicos para aprender su modo de querer y de obrar, del propio modo que los naturalistas investigan el desarrollo, hábitos y anomalías de los animales.

Todo el secreto del Derecho penal está en observar. Todo el arte jurídico penal está en defender a la sociedad de los criminales, como se defiende el hombre contra los animales da-.ñinos, como domestica el hombre á los animales que le

pres. tan utilidad. Defensa social, ni más ni menos. Y dentro de esta gran ciencia todos los medios: los preventivos (higiene social), para cambiar las condiciones de desenvolvimiento del delito; los represivos, para volver a la vida sociable los que tienen aún energías regeneradoras, y los eliminativos, para destruir á los enemigos del todo á los no asimilables.

Cráneos, fotografías, fisonomías de criminales, mapas de delincuencia, son, como dice Lombroso, cual un Museo de inscripciones asirias para el ignorante. Mas si sabe leer, si quiere trabajar, son documentos que desenvuelven á sus ojos una de las ciencias que honran á nuestro siglo. Italia, la nación de ayer, es la maestra en la nueva ciencia; ¡cuándo despertará España, y aunque sea detrás de todos, emprenderá el camino de la investigación antropológica!

Luis MOROTE.

« AnteriorContinuar »