Historia política y parlamentaria de España, Volumen2

Portada
Imp. de las Escuelas Pías, 1861

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 39 - Cortes; que no tomaré jamás a nadie su propiedad, y que respetaré, sobre todo, la libertad política de la nación y la personal de cada individuo; y si en lo que he jurado...
Página 244 - Sentado ya otra vez en el trono de San .Fernando por la mano sabia y justa del Omnipotente, por las generosas resoluciones de mis poderosos aliados, y por los denodados esfuerzos de mi...
Página 310 - Señor: Yo, Carlos María Isidro de Borbon y Borbon, infante de España. — Hallándome bien convencido de los legítimos derechos que me asisten á la corona de España, siempre que sobreviviendo á VM no deje un hijo varón, digo, que ni mi conciencia ni mi honor me permiten jurar ni reconocer otros derechos; y así lo declaro. Palacio de Ramalhao, 29 de abril de 1833. Señor: ALRP de VM Su más amante hermano y fiel vasallo. — M. EL INFANTE DON CARLOS.
Página 39 - Nación y la personal de cada individuo; y si en lo que he jurado o parte de ello lo contrario hiciere, no debo ser obedecido; antes aquello en que contraviniere, sea nulo y de ningún valor. Así Dios me ayude y sea en mi defensa; y si no, me lo demande.".
Página 243 - Constitución; vencedores unas veces y vencidos otras, siempre permanecieron constantes en la causa de la religión y de la Monarquía; el entusiasmo en defensa de tan sagrados objetos nunca decayó en los reveses de la guerra; y prefiriendo mis vasallos la muerte á la pérdida de tan importantes bienes, hicieron presente...
Página 315 - ... ella en adelante; tampoco á mí me acusa mi conciencia por lo pasado; y por lo de adelante, aunque no sé lo que está por venir; sin embargo, tengo entera confianza en ella, que me dirigirá bien como hasta aquí, y que yo seguiré sus sabios consejos. Mucho se me ha acusado; pero Dios por su infinita misericordia ha permitido que no tan solo no se...
Página 243 - ... empleados para variar esencialmente el Gobierno paternal de mis reinos en un código democrático, origen fecundo de desastres y de desgracias. Mis vasallos, acostumbrados á...
Página 312 - Pontificios, dándote aviso del punto á que me dirija y del en que fije mi residencia : á lo primero, te digo que me someto con gusto á la voluntad de Dios, que así lo dispone; en lo segundo, no puedo menos de hacerte presente que me parece...
Página 181 - ... de la ley que establezcamos. El rey, padre de sus pueblos, jurará, como entonces, nuestros fueros, y nosotros le acataremos debidamente.
Página 310 - ... el de jurar el primero, y no darte este disgusto y los que de él resulten; pero mi conciencia y mi honor no me lo permiten: tengo unos derechos tan legítimos á la corona siempre que te sobreviva y no dejes varón, que no puedo prescindir de ellos; derechos que Dios me ha dado cuando fue su voluntad que yo naciese, y solo Dios me los puede quitar concediéndote un hijo varón...

Información bibliográfica