Imágenes de páginas
PDF
EPUB

PARTE PRIMERA.

POBLACION-CENSO.

EL CENSO es una operacion estadística que tiene por objeto enumerar los habitantes de un pais, considerándolos por indivíduos y por sexos, por domicilios ó familias, por parroquias, por distritos, por provincias ó departamentos, y finalmente por regiones para llegar al conocimiento de la suma total de pobladores. Considerado bajo este punto de vista, es de imperiosa necesidad para el Gobierno y regular administracion de un Estado. No aceptarlo es tornar como guia, para los actos del poder, la arbitrariedad y el acaso. ELEMENTOS DE ESTADÍSTICA. Jonnés.

Moreau de

El empadronamiento exacto de las poblaciones ha ofrecido y ofrece en todos los paises del mundo sérios inconvenientes, que han llegado, sin embargo á vencerse en su mayor parte, por la acion enérgica y constante de los gobiernos que comprenden que mal puede regirse un Estado, sin conocer, con la mayor exactitud posible, la copia de elementos de que pueden disponer.

La formacion del censo, como dice Moreau de Jonnés, parece fácil por cuanto se trata de colectar hechos numéricos de notoria evidencia: pero para practicarlo hay que tropesar con multitud de obstáculos dependientes, unos de la voluntad de los vecinos, otros del poco celo de las personas encargadas de realizarlo, y otros, por fin, de ciertas causas independientes de los unos y de las otras; debiendo agregarse las que pueda presentar el método prescrito por la ley de empadronamiento.

Pertenecen á la clase de los primeros, las resistencías que se oponen por ciertas clases de habitantes, para declarar el número de personas que tienen en sus casas, y aun sus propias condiciones individuales, creyendo que se intenta saber el número de pobladores, con solo el propósito de conocer á los que se encuentran en estado de servir en la milicia. Los individuos de mas alta clase y los industriales, se escusan de declarar si son propietarios, por el temor de que el conocimiento de los bienes que poseen, pueda acarrearles al aumento de contribuciones.

A estos motivos, de suyo harto poderosos, únese el poco interes que los comisionados toman para llegar hasta el hecho mas cercano á la realidad, ya porque muchos de ellos desconocen la importancia del servicio que la sociedad les encomienda, ó ya porque no quieran sacrificar su tiempo y desatender sus propios intereses por una ocupacion ingrata y en alto grado trabajosa.

Finalmente, si en la ley de empadronamiento no están conciliadas las circunstancias de época oportuna para practicarlo y la instantaneidad en la operacion, el resultado estará muy lejos de ser tan satisfactorio como deba apetecerse.

Hay ciertas épocas en que las poblaciones de las capitales quedan reducidas, cuando ménos, á sus siete octavas partes, porque las familias se ausentan al campo; y sin duda, ese tiempo es el ménos aparente para tener la cifra exacta de pobladores. Ademas, la lentitud en el empadronamiento, trae el riesgo de que ántes de terminarse una calle, barrio ó distrito, cambien de habitacion muchas personas á barrios ó calles ya visitados ó recorridos.

Satisfactorio es, por lo mismo, confesar, que Lima ha dado en esta ocasion una prueba mas de merecer el nombre de adelantada en civilizacion; la mayoría de sus pobladores de toda gerarquia (1), se ha prestado con la mayor voluntad posible á ministrar los datos solicitados por los comisionados de hacer el empadronamiento, y el bello sexo, que en todo pais es poco complaciente en asuntos de esta naturaleza, no ha sido tan exagerado en aparentar juventud, ni tan remiso, como era de esperarse, para ministrar algunos datos. Despues de esta vez, en que puede asegurarse con plena confianza, que se ha pretendido hacer un verdadero censo, cuando ciertos individuos se desengañen de que la espontaneidad con que han contribuido á su formacion, no les ha ocasionado perjuicio alguno en sus personas ni intereses, puede esperarse que una nueva operacion de esta clase ofrecerá resultados casi matemáticos.

El método prescrito para formar el censo, en el articulo 58 de la ley orgánica de Municipalidades, no puede ser mas vicioso é ineficaz; él dispone el nombramiento de un vecino por cada mil habitantes, exigiendo que los nombrados sean individuos de notoria responsabilidad y honradez. La elevada categoria que se requiere, es en sí misma un inconveniente para que las personas desempeñen su comision de una manera cumplida; no pueden ser notorias la honradez y responsabilidad, sino de aquellos vecinos que pertenecen á la primera clase social, y es evidente que estos no se prestarán, como ya se ha dicho, á abandonar com

(1) Muy pocas personas se han escusado de dejar empadronar á los individuos de sus casas, siendo una de ellas un señor municipal.

AL

DISTINGUIDO CIUDADANO

PROFUNDO LITERATO

Y

EMINENTE HOMBRE DE ESTADO

SR. DR. D. FELIPE PARDO Y ALIAGA

DEDICA ESTE TRABAJO

COMO DEBIL MUESTRA DE VENERACION Y APRECIO

SU ATENTO Y SEGURO SERVIDO

Manuel A. FUENTES

PERIODICOS QUE HAN HABLADO

CON ELOGIO

DE LA ESTADISTICA GENERALE DE LIMA

El Comercio de Lima, 1857 y 1858.

El Mercurio de Valparaiso, 1857.

El Pays, Paris, 9 de Febrero de 1858.

La Epoca, Paris, 18 de Junio, 1858.

La Prensa, Paris, 26 de Noviembre, 1858.

La Gazeta historica, Berlin, 27 de Noviembre, 1858.

El Monitor prusiano de ciencias y viages, Enero de 1859.

« AnteriorContinuar »