Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

ge?

Ó LIBRERIA

DE JUECES, ABOGADOS Y ESCRIBANOS, ,

COMPRENSIVA DE LOS CODIGOS

CIVIL, KRISTINAL I ADMINISTRATIVO,

TANTO EN LA PARTE REORKCA COMO EN LA PRACTICA,

CON ARREGLO EN UN TODO A LA LEGISLACION HOY VICENTIE.

POR

EL ILUSTRISIMO SEÑOR

Don Florencio Garcia Goyena ,

Maglstrado honorario del Supremo Tribunal de Jus.

tfela , Regente que ha sido de las Audiencias de Va.
lencia y Burgos. Ministro de la de esta Corte, y an.
tiguo Síndico consultor de las Cortes y Diputacion
permanente de Navarra,

Y

Don Joaquin Aguirre,

DOCTOR T CATEDRATICO DE LA UNIVERSIDAD DE NADBID.

000000000000000000003

TOMO I.
2000000

649

3

26840

112 2 2

34621

[ocr errors]

MADRAD.

2. DOIL, EDITOR:
IMPRESOR Y LIBRENO, CALLE DE CARRETAS UN. 8.

1811,

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

15.7.01 EU:

idessver pint vs.t',

2.1:Oral -- ; El Señor D. Eugenio Tapia, nuestro apreciable antigo , hizo al público un importante servicio dant do á luz isu FEBRERO Novisimo. Cualquiera que lo haya leido con mediana detencion, y cotejádolo con el FEBRERO adicionado y reformado anteriormente, habrá encontrado realizadas las promesas y ventajas anunciadas en el prólogo é prospecto del señor Tapia. Pero los pocos años trascurridos desde la publicacion del FEBRERO NOVISÍMO, equivalen lara gamente á muchos siglos, tanto bajo el aspecto de la legislacion como bajo el político, y de consiguiente han disminuido la utilidad de una obra que en su original y modificaciones posteriores estaba calcada sobre un sistema ú órden de cosas, muerto ya, ó por lo menos moribundo. Aun antes de

que llegára este gran cambio ó trastorno , la sola publicacion del Código de Comercio habia inutilizado en parte los trabajos del señor Tapia, que ocupan 219 páginas de su tomo III; mas al presente lo quedan otros muchos, ó por la absoluta supresion de las materias sobre que versaban , ó por las 'mo

1

dificaciones y nueva planta que han recibido de la nueva legislacion. Ocioso es presentar prucbas de lo que está al alcance y vista de todos: el sistema municipal es enteramente nuevo, los institutos religiosos han desaparecido; y con esto viene á quedar sin uso lo que en diferentes lugares del tomo I sc dice sobre oficios concejiles, montes, dehesas, pastos, propios y arbitrios y pósitos de los pueblos, asi como sobre renuncias y sucesion de religiosos. Lo mismo puede decirse en parte de la materia de Mayorazgos tratada latamente en el tomo II, y aun mas de la venta de bienes eclesiásticos y de oficios jurisdiccionales: la Mesta tampoco es hoy lo que entonces ; y estas lijeras indicacioncs no las presentamos sino como nuestra ó bosquejo de otras muchas supresiones ó variaciones que se omiten.

De mayor monta todavía y de no menor utilidad, son das novedades jotroducidas en el ramai judicial, como se echa de ver por el Reglamento provisional de 26 de setiembre de 1835 părà la administracion de justicia, del título de la Constitucion de 1812, y de los Reales, decretos de 4 de noviembre dd 1838, sin contar los de las Cortes de la anterior época, hoy restablecidos, y los otevamente dados por las posteridresi Por max nera que han llegado á caducar para los pleitos no incoados antes del 13 de agosto de 1836, los re« cursos de segunda suplicacion y de injusticia rotovia, y caducaron: spara todos los estraordinarios, que el señor Tapia ha incluido en e tratado segundo de su toino IX, tousándolos del señor Elizondo. Han desaparecido tribunales y jurisdicciones, y en algunds de los que todavía subsisten, como los de Hacienda si se bán hecho modificacioncs importantea; la administracion de justicia es ya ubas senciLa y aniforme, ma lo scrá todavía mas cuando tchfa su cabal cuinplimiento y desarrollo el artículo 40 de la Constitucion política de 1837.

« AnteriorContinuar »