Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 266 - ... la disposición del único que puede darle su felicidad, la de toda su familia, y la de sus fieles vasallos.
Página 246 - ... vida privada, he determinado, después de la más seria deliberación, abdicar mi corona en mi heredero y mi muy caro hijo el Príncipe de Asturias. Por tanto es mi real voluntad que sea reconocido y obedecido como rey y señor natural de todos mis reinos y dominios.
Página 183 - La voz de la naturaleza desarma el brazo de la ven«ganza, y cuando la inadvertencia reclama la piedad, no «puede negarse á ello un padre amoroso. Mi hijo ha declamado ya los autores del plan horrible que le habían hecho «concebir unos malvados: todo lo ha manifestado en for«ma de derecho, y todo consta con la escrupulosidad que «exige la ley en tales pruebas; su arrepentimiento y asom«bro le han dictado las representaciones que me ha diri«gido...
Página 178 - La vida mía, que tantas veces ha estado en riesgo, era ya una carga para mi sucesor, que preocupado, obcecado y enajenado de todos los principios de cristiandad que le enseñó mi paternal cuidado y amor, había admitido un plan para destronarme.
Página 346 - Españoles: recordad lo quo lian sido vuestros padres, y contemplad vuestro estado. No es vuestra la culpa, sino del mal gobierno que os ha regido; tened gran confianza en las circunstancias actuales, pues yo quiero que mi memoria llegue hasta vuestros últimos nietos, y Rsclamen: «Es el regenerador de nuestra patria.
Página 234 - ... de los sentimientos de vuestro corazón; y yo, que cual pa»dre tierno os amo, me apresuro á consolaros en la actual »angustia que os oprime. Respirad tranquilos; sabed que »el ejército de mi caro aliado el emperador de los franceses »atraviesa mi reino con ideas de paz y de amistad.
Página 261 - En el testero de una rica carroza de gala se colocó la espada sobre una bandeja de plata, cubierta con un paño de seda de color punzó (l), guarnecido de galón ancho brillante y fleco de oro; y al vidrio se pusieron el armero mayor don Carlos Montargis y su ayuda don Manuel Trotier.
Página 302 - manifestando su pronta y gustosa voluntad de complacerle, asegurado SM de que el preso pasaría inmedia»lamenle la frontera de España, y que jamás volvería á »entrar en ninguno de sus dominios.
Página 292 - Cataluña y que se ha procurado exasperar los ánimos. VAR conoce todo lo interior de mi corazón : observará que me hallo combatido por varias ideas que necesitan fijarse ; pero puede estar seguro de que en todo caso me conduciré con su persona del mismo modo que lo he hecho con el rey su padre : esté VA persuadido de mi deseo de conciliario todo y de encontrar ocasiones de darle pruebas de mi afecto y perfecta estimación.
Página 246 - Como5 los achaques de que adolezco no me permiten soportar por más tiempo el grave peso del gobierno de mis reinos, y me sea preciso, para reparar mi salud, gozar en...

Información bibliográfica