Imágenes de páginas
PDF
EPUB

REPERTORIO

DE LA

JURISPRUDENCIA CIVIL ESPANOLA

DE LI

JURISPRUDENCIA CIVIL ESPAÑOLA

Ó COMPILACION COMPLETA, METÓDICA Y ORDENADA POR ÓRDEN ALFABÉTICO
DE LAS DIVERSAS REGLAS DE JURISPRUDENCIA SENTADAS POR EL TRIBUNAL SUPREMO
EN LAS DECISIONES SOBRE RECURSOS DE NULIDAD, CASACION É INJUSTICIA NOTORIA

Y EN LA RESOLUCION DE LAS COMPETENCIAS JURISDICCIONALES

DON JOSÉ MARÍA PANTOJA AGJDO

Abogarlo tlel Ilustre Colegio de Ma Irid y Secretario de la Sala segunda de dicho Tribunal

con la categoria y consideracion de Magistrado de la Audiencia de Madrid

PRECEDIDO DE UNA INTRODUCCION HISTORICA

POR EL

EXCMO. SR. D. PEDRO GOMEZ DE LA SERNA

XCMO.

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors][merged small]

INTRODUCCION.

La utilidad de repertorios que faciliten el estudio de la ciencia del derecho y ahorren mucho tiempo y detenidas investigaciones á los que la profesan, ha sido reconocida en todos tiempos y en todos los países civilizados. La grande extension dada modernamente en nuestra Patria á los estudios jurídicos, ha convertido esta utilidad en una necesidad verdadera. Nunca, en efecto, han sido tan largas, tan difíciles y espinosas las tareas del jurisconsulto como en la época que alcanzamos; los conocimientos que, hace cuarenta años, fueron bastantes para acreditar á algunos de doctísimos jurisconsultos, apenas serian suficientes para que ahora fuesen considerados como medianos. Hoy se exige mucho más á los letrados: nosotros no nos contentamos con lo que bastaba á nuestros padres, los cuales se mostraron ménos solícitos en ensanchar el horizonte de la ciencia del derecho y en profundizarla, que en procurar la instruccion elemental de los que habian de consagrar sus vigilias y su vida cultivándola en el círculo estrecho á que entonces se hallaba reducida. Creerian muchos, tal vez, que esa falta de movimiento científico, unida á permanecer casi estacionaria la legislacion, demostraba que la jurisprudencia habia llegado en España á su apogeo.

Y sin embargo, nuestros estudios jurídicos, del mismo modo que nuestras Universidades, en lo que á ellos se refiere, venian en grande y sucesiva decadencia desde los últimos años del siglo XVI hasta los primeros del actual reinado. Sucedió en ellos lo que en otros ramos del saber humano: decreció el valor de las obras de los jurisconsultos españoles; nuestras escuelas tuvieron que buscar autores extranjeros para enseñar elementalmente el derecho romano y el canónico, que eran los únicos que en ellas cultivaban los juristas; el derecho patrio, solo en el último tercio del siglo pasado llegó á penetrar en ellas: no habia antes un solo libro elemental en que se expusiera, y aun entonces, se le dió escasísima importancia. Y puede decirse que hasta el reinado de Don Fernando VII fué mirado con indiferencia y hasta con desden

por

los antiguos doctores, que tan poco dispuestos se mostraban a hacer los cambios radicales y profundos que exigia la enseñanza para llegar a la altura que habia alcanzado en otras Naciones. Los estudios filosóficos é bistórico-jurídicos, el derecho públi

« AnteriorContinuar »