Imágenes de páginas
PDF
EPUB

entronizamiento de una servil pandilla, y á la esplotacion del pronunciamiento de junio en único beneficio de los verdugos de Xaudaró y Palacios, de los patronos de los Meers y Palareas.

«Apenas el cobarde Lopez y sus insolentes y necios compañeros de ministerio se vieron dueños del poder, trataron ya de llevar á cabo el inicuo plan de hacer de esta nacion de libres una servil manada de corderos, y lo hubieran conseguido, si en los pechos españoles no se abrigasen gran valor y entrañable amor por las libertades patrias. Algunos ilusos han creido hasta el presente, que en el llamado gobierno de Madrid se abrigaba buena fé, y no han bastado á convencerles de lo contrario las enerjicas y justas protestas que contra recientes decretos han hecho poblaciones enteras, corporaciones libres, independientes. Pero á esos hombres obcecados en defender las ilegales medidas de un gobierno opresor, y que afectan creer en la mentida union que proclamó el ex-ministerio Lopez, les descubriremos con todo el laconismo posible la marcha que aquel ha seguido desde su creacion, y si no confiesan convencerse de que se conducia á los libres à un horroroso precipicio para hundirles en él, y si no empuñan las armas para unirse y derrotar en su origen la mas horrible tiranía, justo y muy justo será que entreguemos sus cráneos á las aves de rapiña.....>>

Prosiguen los invencibles barceloneses su relato histórico, y al ocuparse de sus actos reaccionarios se espresan en estos términos:

«El ex-ministerio Lopez dijo en su programa, Constitucion del 37 rígidamente observada y ha declarado en estado de sitio algunas poblaciones, ha desarmado libres batallones de milicia, ha declarado la mayoría de la reina por sí y ante si, ha disuelto ayuntamientos y ha elegido para reemplazarlos á los sugetos que le ha venido al capricho, ha disuelto el senado Y decretado que se reemplace en su totalidad, ha impuesto el pago de contribuciones no votadas por las Córtes, ha decretado una quinta de 25,000 hombres sin consultarlo siquiera con el pais, ha disuelto diputaciones provinciales y ha nombrado para que las reemplacen algunos hombres corrompidos... ¿Y esto es observar rígidamente lo Constitucion del 37? Decidlo, españoles todos, contestad ahora, vosotros los pervesos defensores del ex-ministerio Lopez.

La mayoria de las provincias habia adoptado el lema de junta central, y el llamado gobierno quiere á todo trance impedir su reunion, porque ve en ella la fuerte mano que hundiria el despotismo, que intentan regalarnos los estatutistas. Centenaresde militares que en todos tiempos han derramado su sangre en defensa de la libertad, han sido depuestos de sus empleos porque una y mil veces han manifestado que mientras existan combatirán la

opresion.... ¿Y todo esto qué quiere decir conciudadanos? que la libertad peligra, que la libertad va á sucumbir si no hacemos un esfuerzo para salvarla.

«A las armas, á las armas, pues, barceloneses, catalanes y españoles todos, á las armas ó preparémonos á recibir las cadenas, á ser maldecidos por nuestros descendientes y à vernos envueltos en la mas horrible miseria, y á ser escarnecidos, humillados y decapitados por los fieros sectarios del despotismo.

« Jornaleros, recordad como en los ominosos tiempos de los Meers y Cleonars os robaban vuestros amos el fruto de vuestro sudor, como os oprimian é insultaban y vendreis á engrosar nuestras filas militares; escuchad los justos clamores de mas de 900 de vuestros compañeros á quienes se ha arrebatado el pan de que se alimentaban, porque eran como vosotros, libres y valientes, y ved la suerte que os espera si no os unís à nosotros para combatir el despotismo.

«Ciudadanos todos, contemplad tambien lo que nos preparan los partidarios del Estatuto y direis horrorizados é impelidos por el mas patrio fuego «A las armas, á las armas, derrámese la sangre de los viles, y pondremos junta central y libertad para siempre. >>

Alzada ya la bandera de Junta Central en la indomable Barcelona, los enemigos de la nacion inventaron el miserable ardid de que peligraba el trono, su frase favorita, y que la revolucion catalana era el foco de los ayacuchos, voz que aplicaron indistintamente à todo el partido liberal, asi como el año de 1823 los apellidaron negros los soeces realistas, y de este modo pretendieron desacreditar una bandera, que ellos mismos habian aclamado para encaramarse al poder que hipócritamente combatian, y con ferviente celo ambicionaban.

Sobre esta insigne falsía del Señor Serrano estampaba el Eco del Comercio las siguientes juiciosas reflexiones:

«Ya estarán contentos los que elevados à la cúspide del poder en brazos del pueblo despreciaron sus exigencias por creer que para nada lo necesitaban, y que ganarian mas prez y nombradía amalgamándose con los que nunca sirvieron para otra cosa que para bastardear los grandes hechos de esta nacion heróica... Ya tocan los tristes resultados de haber unido sus nombrés á los de esos astutos diplomáticos que tiran á suplantarlos, y á los de esos apóstatas que republicanos un dia se hallan hoy unidos en nefando consorcio con los que nunca quisieron que la libertad fuese una verdad.

«Ya ha sonado elcan on en Barcelona... Ya ha corrido de nuevo la sangre de los industriosos catalanes.... Ya se han vertido nuevas lágri

mas y aumentado los lutos de la ciudad grande y belicosa en cuyos brazos se alzaron los que hoy le asestan la metralla.

¿Y por qué ese alarde aterrador?.. ¿Por qué ese lujo de crueldad? ¡Ah! fuerza es decirlo; porque quiere lo que quiso siempre; por que pide el cumplimiento de lo que se la ofreció; porque exige que se lleve á cabo una condicion impuesta.....

Recordando en otro lugar sus protestas de adhesion al estandarte centralista y á su consejero íntimo en aquellas circunstancias, Gonzalez Brabo, continuaba el referido diario:

Y si no, ¿cómo se esplica que habiéndose mantenido los ministros en su concha hasta el desenlace de la lucha (escepto el señor Serrano, que á hora muy avanzada se presentó en la provincia que menos cuidado daba), se hayan enfatuado despues hasta el estremo de desconocer su origen y olvidar las palabras (1) que dieran como patriotas y como caballeros? ¿No admitió el jóven ministro el despacho universal con la espresa condicion de que se habia de convocar junta central? ¿No compren

(1) Hé aqui los oficios que pasó el Sr. Serrano á la junta de Barcelona ofreciendo encargarse del ministerio interin se reunia la junta central.

Excmo. Sr.: Conocida por esta junta la necesidad imprescindible de un gobierno central para uniformar la accion de todas las provincias, ha venido en decretar lo siguiente:

Artículo 1. Queda constituido el ministerio Lopez; é ínterin se reunan los demas miembros del gabinete, el general don Francisco Serrano queda encargado de todas las secretarías.

Art. 2. Se considera como gobierno provisional este ministerio, interin se adhieren á su constitucion definitiva todas las juntas provinciales de la Península, representadas por medio de dos comisionados reunidos en junta central. Dios guarde á V. E. muchos años. Barcelona 28 de junio de 1843. El presidente, Antonio Benavent. El vocal secretario, Fernando Martinez.

Gobierno provisional de la nacion. Despacho de la Guerra. Excmo. Sr. Enterado del decreto de V. E. fecha 28 del corriente, debo manifestarle que acepto el dificil cargo que se me confiere mientras duren las circunstancias actuales, y que estoy dispuesto á obrar con el vigor que reclama el peligro en que se hallan asi la reina como las instituciones. Dios guarde à V. E. muchos años. Barcelona 30 de junio de 1843.-Francisco Serrano. Excma. junta suprema de la provincia de Barcelona.

Gobierno provisional de la nacion. Despacho de la Gobernacion de la Península. Circular. La Excma. junta suprema provisional de la provincia de Barcelona, convencida de la necesidad imprescindible de un gobierno central para uniformar la accion de todas las provincias se sirvió decretar con fecha de 28 del último junio, que se constituyese en esta ciudad el ministerio Lopez, quedando á mi cargo el despacho de todas las secretarías interin se reunen los demas miembros del gabinete. Al mismo tiempo dispuso que se considere al ministerio como gobierno provisional interin se adhieren á su constitucion definitiva todas las juntas provinciales del reino representadas por dos comisionados de cada una reunidos en junta central. A consecuencia de las predichas disposiciones, se halla instalado interinamente en esta capital el gobierno provisional de la nacion; y he resuelto comunicarlo á V. S. para los efectos consiguientes, incluyéndole 50 ejemplares de la hoja oficial que contiene los decretos espedidos por él mismo hasta la fecha, á fin de que se les dé el mas exacto cumplimiento por todos los empleados de las dependencias del cargo de V. S. Dios guarde á V. S. muchos años. Barcelona 2 de julio de 1843. Francisco Serrano.-Señor gefe político de.... Es copia.

TOMO III.

102

dia el valor de esta oferta y mas yendo asociado de una persona tan entendida como el señor Gonzalez Brabo, célebre en el foro y en la tribuna y mas célebre aun como redactor del ANTIGUO GUIRIGAY que tanto dió hacer á los gobiernos y fiscales de otra época? Pues ¿cómo es que que encaramado el señor Serrano y sus colegas al poder se han olvidado de todos sus antecedentes y compromisos para burlar al pueblo por quien lo son todo y sin el cual ninguno es nada....?

Y aludiendo á los señores Lopez, Caballero y Ayllon, pues respecto á Serrano se sabia que se hallaba plenamente fascinado por los palaciegos adherido á los retrogrados, concluia el Eco de esta manera:

Y

« Pero lástima es que al menos tres de los actuales ministros serán envueltos en la ruina comun y tendrán que llorar aunque tardíamente el haberse abierto su sepulcro político y preparado los funerales à la libertad, sin contar las desfavorables interpretaciones de que empiezan ya á ser objeto.

«De aquí por fin los nuevos conflictos que va á correr la patria: conflictos que se hubieran evitado con ser fieles á los principios, y religiosos en el cumplimiento de las ofertas y sobre todo en haber tenido la suficiente entereza y prevision para contener á los reaccionarios en vez de permitirles que á mansalva y con una punible proteccion aspiren á apoderarse de lo que les disputarán los buenos liberales palmo á palmo, uniéndose todos para la defensa de los principios, como asi lo esperamos.

Cuando los comisionados por la junta de Barcelona regresaron á aquella fuerte y liberal ciudad, y revelaron la resistencia del gobierno y las tendencias absolutistas de los cortesanos que rodeaban al célebre tribuno alicantino, subió á un grado indiscribible el enojo de los impertérritos catalanes (1).

El bizarro Ametller unióse al grito de Junta central con la valiente

(1) A este propósito decia un periódico de Barcelona.

-Ayer poco despues de haber entrado el decidido é incorruptible Martell hicieron su entrada pública en esta capital los señores Benavent, Caralt, Pons y Prast, comisionados de la junta de autoridades y personas influyentes, que salieron para la córte à ultimos de agosto próximo pasado.

Acompañabales un piquete de Húsares del escuadron de la milicia nacional, y un pue blo inmenso, entusiasta y deshaciéndose en vítores en loor de los ilustres patricios que lo mismo en el consejo de ministros, que en el seno de las juntas populares, que en las filas de los defensores de la libertad, han sabido dar pruebas irecusables de su odio à la tiranía y adhesion á la causa popular.

Otro dia tal vez nos ocuparemos de las curiosas conferencias que han tenido dichos señores con el llamado consejo de ministros. No necesitábamos esos nuevos pormenores para convencernos de la perversidad y falsia del gobierno de Cristina representado por los Serranos los Narvaez los Conchas y demas cáfila de embaucadores políticos.

division que mandaba, y si tan patriótico y consecuente proceder hubiera seguido el Sr. Prim, la causa de la libertad no hubiera perecido, y Cataluña hubiera gozado el privilegio de ser la provincia, cuyos hijos podian aclamarse los libertadores de las instituciones.

Ametller dirigió á los babitantes de la ciudad S. H., la alocucion șiguiente:

«Valientes zaragozanos: Cuando salí de esa siempre heróica ciudad, dije à vuestro ayuntamiento que no seria el último soldado que volase á defender la libertad, caso que amenazada se viera, y ya he cumplido mi palabra. Alzóse noblemente el pueblo de Barcelona, y estoy ESPADA en mano entre liberales.

«Vosotros tambien teneis deberes que cumplir. Prometísteis defender á toda costa la Constitucion, ella ha sido villanamente infringida por ministros imbéciles ó traidores.

A las armas, pues, valientes zaragozanos, yo he cumplido mi palabra, cumplid vosotros la vuestra. Guerra eterna á los tiranos: abajo el bochornoso yugo que deshonra y prostituye: salvemos la libertad.

«Infinitos pueblos han dado ya la señal y los valientes del ejército se han unido à él; imitad, pues, su sjemplo, y nuestro triunfo es seguro. Viva la libertad, viva el progreso, la junta central, abajo los tiranos. Barcelona 10 de setiembre de 1843.-Narciso de Ametller. »

La inmortal Zaragoza no tardó en responder à tan santo llamamiento, y habiéndose alzado contra el poder apóstata, que servia de instrumento á los ambiciosos y déspotas afrancesados, lanzó un grito de indignacion, concebido en estos términos (1):

(1) El Eco, al dar cuenta de esta alocucion, decia relativamente á ESPARTERO lo que sigue: «Con la correspondencia de ayer hemos recibido la siguiente alocucion de la junta de Zaragoza, ignorando el por qué dejó de entregársenos el miércoles.

>Este documento, que indudablemente llegaria á manos del gobierno, destruye la falsa suposicion de que la capital de Aragon se habia alzado por la regencia de ESPARTERO.

»Lejos de ello se nos asegura que si se hubiese reunido la central, hubiera renunciado el Ex-REGENTE su cargo en manos de ella, y que lo mismo haria todavía si se instalase, para alejar todo recclo acerca de sus ulteriores miras; pero sea de esto lo que quiera, la proclama de Zaragoza, que sentimos no haber recibido ayer, convence de que la bandera enarbolada en la ciudad heróica es la misma de Barcelona, ó lo que es lo mismo, el cumplimiento de lo pactado con el ministro universal Serrano, cumplimiento que juzgan mas urgente desde que los enemigos de la libertad han descubierto sus instintos reaccionarios. >>

Efectivamente, el DUQUE DE LA VICTORIA, Sincero defensor de la libertad, hubiera resignado su legítima y constitucional investidura de REGENTE ante unas Córtes constituyentes, ó nombradas ad hoc, y aun tenemos datos para asegurar que se hicieron algunas gestiones cerca del Sr. Lopez; mas este hombre se empeñó en abrir su sepulero político, como muy oportunamente le advirtió el Eco del Comercio, y desoyendo la voz de la patria, no hizo mėrito de proposiciones ventajosísimas al afianzamiento de la libertad española.

« AnteriorContinuar »