Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][merged small]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]

obisumos siu

[merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

Gobierno provisional.-Amnistia. Contradicciones é inconsecuencias del ministerio Lopez-Serrano. Viaje de Espartero á la costa de Inglaterra en donde fija su résidencia.-Ministerio Gonzalez, Brabo.-Ministerio Narvaez.-Conclusion.

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][merged small][merged small]
[graphic]

EJOS de España el noble caudillo que tantos dias de gloria le diera en Jos campos de batalla; huérfana la libertad y abandonada la Constitucion de la monarquia de la espada que Je abriera anchuroso paso hasta el centrod del fanatismo, se entronizó la tiranía con su sed de sangre y esterminio...

1.

El ministerio Lopez-Serrano, cuya odiosa memoria descubre las mise

9

rias y flaquezas humanas, habia echado los cimientos de la nueva forma que queria darse al edificio de la monarquía. Con el desarme de la Milicia Nacional se destruyó la primera base del sistema representativo y el nombramiento de altos funcionarios en la corte y en las provincias, asegu-: ró el órden de retroceso que ya no hubieran podido detener aunque un arreTOMO III.

103

pentimiento tardio le hubiera hecho conocer y desear el remedio de su falsía haciendo una guerra cruda á los centralistas, á cuya censura debia sujetar sus actos, estimaron mas arrojarse en brazos del despotismo, que dar la libertad à la patria y espiar sus delitos con la confesion de sus errores. Grandes debieron ser estos cuando tanto temieron á la justa indignacion que habian de escitar contra sí mismos pero ¡insensatos! no conocian que labraban sus propias cadenas, y que maldecidos del partido que les dió la inmerecida celebridad que gozabau, habian de ser algun dia el ludibrio de todos los partidos y de todos los hombres: ¡miserables! que no conocieron jamás que su nombre ocupaba un círculo muy pequeño para conllenar el inmenso vacío que dejaba el ilustre DUQUE DE LA VICTORIA, el hombre virtuoso que colmado de laureles en los campos de batalla, admirando al mundo con su valor y moderacion, condujo las riendas del Estado sin faltar jamás á sus juramentos y limitando su ambicion al cumplimiento exacto de sus deberes. ¿Qué sistemas presidió vuestros actos para que conculcando todos principios de razon, de justicia y de conveniencia pública, rasgaseis con mano atrevida y sacrilega el código en que cifraba la patria su veatura? La guerra que estos célebres tribunos de una época mas venturosa hicieron al REGENTE DEL REINO es tan injustificable como dificil de calificar; pero la memoria de sus actos durará siempre en los hombres para maldecir su existencia y despreciar sus teorías.

Con la Constitucion de 37 por enseña provocaron estos hombres un pronunciamiento que pudo cubrir de sangre al suelo español sin mas objeto que invadir el poder que ejercia el hombre mas virtuoso y mas digno que pudiera hallarse en la nacion: a quien todos habian contraido el hábito de obedecer y respetar, porque su probidad y buena fé habia dado á todos un convencimiento de que jamás abusaria del poder. Hijo del pueblo, jamás desconoció su origen y elevado al poder por su propio mérito, no perdonó sacrificio de ninguna especie para hacer la felicidad de ese mismo pueblo objeto siempre de su culto. Con la Constitucion de 37 por enseña llamaron aquellos hombres en su auxilio á los enemigos mas encarnizados de la libertad, y para hacer su triunfo mas ignominioso fueron los primeros à rasgar esa misma Constitucion que de enseña les sirviera: rodeáronse tambien de los que temieron ver desaparecer aquel código en que cifraban su ventura, engañados por pérfidas palabras é infames sugestiones que inventó aquel ministerio para llegar al objeto que deseaba; pero pronto se descorrió el velo y los hombres ilusos que siguieron engañados la bandera hipócrita que les presentara el ministerio de mayo, fueron los primeros à maldecir à estos hombres imbéciles à la par que ambiciosos. No, el ministério Lopez-Serrano no se condujo à una em

á

presa que los cubre de ignominia equivocados sobre el porvenir. Diputados y altos funcionarios todos sus miembros no podian ignorar los estrechos lazos que unian al REGENTE: con las instituciones y que la libertad debia undirse con su poder. Los enemigos de la Constitucion de España habian identificado á la misma el nombre del REGENTE y le hacian la guerra bajo este doble concepto: sabian demasiado que en aquel poderoso escudo se habian de estrellar los conatos del despotismo y opresion, y limitaron sus esfuerzos á derribar un hombre ocultando asi sus pérfidos designios contra la patria, ¿y de quién se valieron para consumar' esta iniquidad? del ministerio Lopez-Serrano que se componia de personas á quien la Nacion habia celebrado mas de una vez en su entusiasmo por la libertad.

"

[ocr errors]
[ocr errors]

El ministerio Lopez-Serrano con su imbécil jactancia engañó al partido progresista, engañó á los centralistas, escitó pretensiones y esperanzas en el partido carlista y se entregó vergonzosamente à los moderados y absolutistas sin preveer que de sus locas esperanzas solo debia quedarles el triste desengaño de su impopularidad y su impotencia.

Impaciente la historia de aclarar hechos de tanta magnitud y trascendencia, ha empezado ya á juzgar á los hombres de esa época célebre en desventuras, bajo su verdadero punto de vista; y como no es fácil equivocarse sobre las intenciones y caracteres de cada uno, entristecen sus páginas refiriendo los actos de unos hombres que consagrados por conviccion, por simpatía y per interés à defender las libertades públicas, han podido cometer tanta falsia escitados por la envidia y la perversidad del corazon. No, es indisculpable la guerra falaz y sangrienta que se declaró al Regente DUQUE DE LA VICTORIA, y máxime por aquellos que se dicen liberales y progresistas: simbolizaba el REGENTE de tal modo la Constitucion de 37 con todas sus consecuencias que ni era posible engañarse en esta idea ni hacerle la guerra sin atentar contra la seguridad del estado. Prescindiendo de esos antecedentes que reasumiremos mas adelante en pocas palabras y que apoyan tambien esta misma idea, bastaba considerar las diversas tentativas aunque infructuosas que se habian hecho por un partido enemigo de las instituciones contra su persona. Este partido aunque vencido con repeticion, no abandonaba sus proyectos porque le importaba mucho vencer en la lucha por los grandes intereses que se ventilaban, y el general REGENTE no podia menos de apoyar su propia defensa en la estricta observancia de la Constitucion del estado.

Lo que no puede concebir la imaginacion jamás, es el objeto determinado que se propuso este malhadado ministerio con su anómalo sistema y sus proyectos descabellados. Por poco que estimasen la gloria que habian ad

:

quirido defendiendo la patria y las instituciones; por mas que despreciasen la inmerecida reputacion de hombres de estado á que los elevara el brillo de sus discursos y su arrojo, no se concibe repetimos que todo lo sacrificasen al mezquino deleite de ver la caida de un hombre que en pos de si dejaba las cadenas que habian de oprimir á los mismos autores de su desgracia. Un impulso muy poderoso los condujo, pues, á cometer el crimen que pesará sobre su conciencia (si conciencia tienen) de entregar á la ira de un partido sediento de venganza, las instituciones y sus nobles defensores; pero este es un secreto para nosotros los profanos que procuraremos no penetrar, para no aumentar nuestro dolor y hacer mas notable el escándalo: porque todas las causas posibles son insignificantes y criminales ante la ventura de la patria y el triunfo de la libertad y las instituciones; y el gobierno provisional tenia todos los datos necesarios para juzgar y preveer con exactitud las funestas consecuencias de su programa.

Alarmados algunos progresistas (que abrazaron el pronunciamiento con la esperanza de crear una junta central que determinase el enlace de S. M. con un infante de España) por las noticias que circulaban de que se proyectaba colocar en el gobierno superior militar de las provincias á varios gefes cuyas opiniones marcadamente absolutistas indicaban una marcha de retroceso inconciliable con las instituciones y con las ofertas del gobierno provisional, se atrevieron á interpelar en un periódico de la capital de Aragon al ministerio sobre sus intenciones en estas medidas, pues si bien habian combatido contra el REGENTE porque consideraban que era un obstáculo para dar mas ensanche á la libertad, estaban dispuestos a combatir con mas fuerza á un partido cuyas tendencias reaccionarias habia dejado recuerdos muy amargos de su dominacion y habia provocado el pronunciamiento de 1840, declarando la nacion por un acto tan solemne su reproba cion à un sistema incompatible con las leyes fundamentales que habia creado: pero el señor Lopez contestó hipócritamente que para esos cargos estaban destinados verdaderos patriotas, engañando asi la sinceridad y buena fé de los interpelantes y dando una interpretacion torcida á la palabra patriota que en nuestro diccionario político siempre ha significado un liberal afiliado al partido progresista. De este modo y por otros medios tan falaces como reprobados fueron conducidos á ese pronunciamiento una multitud de honrados ciudadanos que demasiado crédulos en las palabras de los que tantas veces defendieron con entusiasmo las libertades públicas y los derechos del pueblo, creian que la caida del REGENTE aseguraba de un modo pronto y seguro el venturoso porvenir de la nacion. Y no de otro modo hubieran conseguido el triunfo, porque ninguna persona particular ni sistema de gobierno podia sustituir dignamente al virtuoso ciudadano

que descendia del poder á impulsos de tantos elementos reunidos. El enga-, ño y la bipocresía fueron las armas principales de que se valieron los enemigos del DUQUE DE LA VICTORIA para alarmar los ánimos, introducir la desconfianza y dejar á este ilustre caudillo sin los medios necesarios de defensa para conjurar la tempestad que amenazaba á las instituciones.

D. Joaquin María Lopez para sincerarse sin duda de los graves y fundados cargos que le hace la opinion pública y acaso tambien con objeto de tranquilizar su conciencia agitada por los remordimientos, ha dado á luz un folleto bastante estenso con el título de Esposicion razonada de los principales sucesos políticos que tuvieron lugar en España durante el ministerio de 9 de mayo de 1843, y despues en el gobierno provisional; pero tomando en esta memoria los hechos bajo el punto de vista mas favorable, omitiendo todo aquello que puede descubrir su malicia y dando á sus sentimientos una interpretacion que no se deduce de su conducta, ha podido quizá, alucinar á los incautos que no estan en el pormenor de los sucesos, ni saben mas que lo que le dicen algunos papeles cuyo autor se propone hacer su propia apología: pero la mayoría del pueblo conoce demasiado al orador alicantino para dejarse seducir segunda vez con sus palabras doradas.

No nos detendremos á hacer un prolijo exámen de este documento porque no escribimos la biografia de D. Joaquin Maria Lopez ni sus colegas en el ministerio; pero no podemos dejar de notar algunas de las estrañas especies que contiene, para demostrar mas la mala fe de su autor en los sucesos que tienen relacion con la situacion creada en consecuencia de la caida del REGENTE.

El hecho mas notable que contiene esta memoria y de que mas empeño ha formado en sincerarse el Sr. Lopez, es el proyecto de amnistía; y como şi temiese no decir bastante sobre un asunto que tan bellas imágenes prestan al pensamiento, inserta dos capítulos sobre la misma materia para inculcar mas la necesidad, la conveniencia y la hidalguía de esta medida; pero el Sr. Lopez se olvida de la primera circunstancia que es la oportunidad al tratar de una medida de tanta gravedad y trascendencia, y trayendo ejemplos de la historia antigua y moderna que ninguna analogía tienen con el caso presente, porque las circunstancias de una nacion no son las mismas en diferentes siglos, ni se asemejan en sus hábitos, en sus relaciones sociales y en su sistema de gobierno, quiere que se le considere como uno de aquellos héroes, por haber concebido el proyecto mas absurdo y mas imprudente que pudo imaginar un hombre de estado en circunstancias determinadas. Nada hay mas filantrópico, nada mas grande y generoso que tender una mano amiga al insensato que injustamente nos ha ofen

« AnteriorContinuar »