Historia general de España, desde los tiempos mas remotos hasta nuestros dias. Por Don Modesto Lafuente, Volumen2

Portada

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 179 - ... obedeced, pero sin servidumbre:» y á los príncipes: «gobernad, pero sin tirania:» el que prescribia , en fin , dar al Cesar lo que es del Cesar , y á Dios lo que es de Dios.
Página 277 - Aquí nació aquel rayo de la guerra, gran padre de la patria, honor de España, pío, felice, triunfador Trajano, ante quien muda se postró la tierra que ve del sol la cuna y la que baña el mar, también vencido, gaditano.
Página 281 - ... nativo á las montañas , acabando por refugiarse en esas comarcas que hoy llamamos Provincias Vascongadas, únicos puntos donde se ha conservado. Por mas tenaces que los españoles fueran y por mas apegados que estuviesen á su idioma primitivo, no era posible que resistiera éste á la influencia de la larga...
Página 499 - Dios, y aprobando yo vuestros «decretos cumpliré tambien la voluntad divina. Y ha«blando ahora con todos en comun, tanto con los «ministros del altar, como con los asistentes elegidos «del aula régia , os prometo que cuanto determineis «y ejecuteis con mi consentimiento lo ratificaré con el «favor de Dios , y lo sostendré con toda mi soberana «voluntad ").» ¿Qué proporcion guardaba el brazo secular con el eclesiástico?
Página 526 - Cuando faltas y yerros por una parte, cuando la ley de la naturaleza por otra, acabaron con el pueblo y con. sus monarcas, con los proceres y con los sacerdotes, con el poder y con la ciencia de aquella edad, el código se eximió justamente de ese universal destino , y duró y quedó vivo en medio de las épocas siguientes, que no sólo le acataron como monumento, sino que le observaron como regla y se humillaron ante su sabiduría.
Página 169 - ... distribuciones le daban los príncipes, ó á merced de un pequeño número de ricos á quienes tenia que adular y servir? Porque, ¿qué era el imperio romano? Una agregacion de ciento veinte millones de pobres ó de esclavos, al servicio de diez millares escasos de opulentos. Porque alli no existia esa clase intermedia, que es el alma de las sociedades, esa clase de libres cultivadores , y de talentos independientes, esa que hoy denominamos clase media, donde suelen residir la ilustracion y...
Página 498 - ... distinguidos por vuestra nobleza, rectores de los pueblos por vuestra esperiencia y equidad, mis fieles compañeros en el gobierno, en la prosperidad y en la adversidad, por cuyas manos se administra la justicia, y la equidad templa con la misericordia el rigor de las leyes, os encargo, por la fe que he protestado á la venerable congregacion de estos santos padres, que no os separeis de lo que ellos determinen, sabiendo que si cumplís estos mis deseos saludables agradareis á Dios, y aprobando...
Página 254 - En este estado, hartos los bárbaros de carnicería y de rapiñas, acordaron relwirtirse entre sí la España, en cuya distribucion tocó á los suevos la Galicia , á los alanos la Lusitania y la Tarraconense, la Bética á los vándalos, que le dieron el nombre de Vandalusia. Algunos pueblos de Galicia conservaron su independencia en las montañas...
Página 509 - ... bárbaros .... En una palabra, la ley visigoda lleva y presenta en su conjunto un carácter erudito, sistemático, social. Descúbrese bien en ella el influjo del mismo clero que prevalecía en los concilios toledanos, y que influía tan poderosamente en el gobierno del país (2).
Página 65 - ... imperio romano, pero al tiempo que la hace tributaria, le da la unidad que no habia tenido nunca, sujetándola á un centro comun y á unas mismas leyes (38): novedad importante, que constituyó como un nuevo punto de partida para España en su marcha al través de los siglos. Desde el año 38 antes de JC en que se verificó este acto solemne de incorporacion, comenzó un sistema cronológico peculiar para España , que se denominó Era española, ó Era de Augusto, y desde cuya época siguió...

Información bibliográfica