Imágenes de páginas
PDF
EPUB

A pesar de la oposicion á la declaracion del concurso, deben continuar durante la sustanciacion y decision de este incidente las medidas adoptadas para el expresado embargo, depósito y demas propio de la administracion del concurso (1); en cuyo caso parece conveniente, y casi siempre será necesario, que se forme ramo separado, para sustanciar dicha oposicion.

Si al ejecutarse la intervencion y embargo de los bienes del deudor se encontraren en su poder algunos pertenecientes á terceras personas, y sus dueños se presentan reclamándolos, debe sustanciarse la terceria; pero es necesario esperar para ello al nombramiento de síndicos, en cuyo caso, si estos y el concursado convinieren en la entrega, debe accederse á ella sin mas trámites; pero si alguno se opusiere, corresponde el seguimiento del incidente en ramo separado y via ordinaria (2).

Para la custodia de los bienes debe el juez nombrar depositario de crédito y responsabilidad, sea ó no acreedor del concursado, con la obligacion:

1. De conservar en depósito los bienes del concurso, menos el metálico.

2.° De administrarlos.
3.' De cobrar los créditos que tuviere el deudor.

4.' De proponer al juez la enajenacion de efectos que no se puedan conservar (3).

La ley no previene que se pongan en poder del depositario los libros, documentos, papeles y correspondencia del deudor; y parece conveniente que se conserven por el escribano con las precauciones necesarias que el juez crea oportuno adoptar, sobrellavándolos en caso necesario.

Los fondos deben depositarse en el establecimiento público designado al efecto (4), que ya otras veces hemos dicho es la caja general de depósitos ó el Banco de España.

La correspondencia del deudor debe tambien intervenirse y

(1) Art. 533 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Art. 593 id.
(3) Arts. 524 y 525 id..
(%) Arl. 529 id.

abrirla este en presencia del juez y escribano, recibiendo en el acto la que no se refiera á sus bienes ó negocios, y reteniéndose hasta su dia la que trate de ellos; y si por el resultado de la misma fuere necesario adoptar alguna medida urgente para la seguridad de los bienes, tiene el juez obligacion de hacerlo, aunque con conocimiento del deudor (1).

Para la cobranza de los créditos debe el depositario obtener la vénia del juzgado, la cual ha de consignarse bajo la firma del juez y del escribano en los títulos de los mismos créditos. La de las rentas, sueldos ó créditos que no tuvieren un título donde se pueda extender dicha autorizacion, parece necesario se exprese en documento separado. La venta de bienes y efeclos debe ejecutarse con las formalidades que luego se expondrán respecto de las que verifiquen los sindicos (2).

El depositario tiene derecho a las dietas que el juez le señale, no pasando de 50 rs. diarios, segun la entidad y circunstancias de los bienes confiados á su custodia, y ademas á la retribucion:

1.o De medio por ciento sobre la cobranza de los créditos.

2.o De uno por ciento sobre el producto líquido de la venta de frutos, ó bienes inmuebles ó semovientes que se enajenen.

3. De cinco por ciento sobre los productos líquidos de la administracion , que no procedan de las causas expresadas en los párrafos anteriores (3).

En este último caso parece estar incluidas las rentas de bienes raices y de valores o papel del Estado; y asi como respecto de las primeras es equitativa la retribucion del cinco por ciento, la creemos muy excesiva en cuanto a las rentas ó réditos de los efectos públicos. No alcanzamos por qué á estos depositarios, que son unos verdaderos administradores del caudal concursado, no les ha concedido la ley igual recompensa que la señalada al ads ministrador de bienes hereditarios en el art. 401.

Si por consecuencia de la oposicion que el deudor hubiere he

(1) Art. 527 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Art. 528 id.
(3) Art. 530 id.

TOMO JI.

47

cho á la declaracion del concurso se repone ó revoca esta decision, debe alzarse la intervencion, y entregarse al deudor por el depositario y escribano los fondos, bienes, libros, papeles y correspondencia retenida; con obligacion en el mismo depositario, si hubiere desempeñado actos de administracion, de rendir cuentas al deudor (1); y expidiéndose por el juez mandamiento para la entrega de los fondos que esten depositados en establecimiento público.

Alzada la intervencion, queda al deudor su derecho a salvo para reclamar del acreedor, á cuya instancia se hubiere declarado el concurso, la indemnizacion de daños y perjuicios ocasionados, si al solicitarlo se hubiere procedido con dolo ó falsedad (2). No cabe, pues, reclamacion si no ha intervenido ninguna de estas dos circunstancias.

3.° Nombramiento de sindicos del concurso. Consentida y ejecutoriada la declaracion del concurso, y presentada por el concursado relacion de sus acreedores, ya se dijo que deben ser estos convocados para que se presenten con los títulos de sus créditos en el término de veinte dias; y trascurridos debe el juez mandarlos convocar á junta general para el nombramiento de síndicos, la cual no puede tener efecto hasta pasados ocho dias desde la convocacion (3).

La ley no lo previene, pero no vemos inconveniente en que sea citado á esta junta el deudor, y antes por el contrario puede ser muy útil su presencia para la aclaracion de cualquier punto, aunque sin voto ni intervencion en el nombramiento de los sindicos.

Son estos los acreedores en quienes recae la eleccion para administrar el caudal del concursado, y representar y defender los derechos del concurso. Deben ser nombrados dos; pero puede aumentarse este número hasta tres por acuerdo de las dos terceras partes de los acreedores concurrentes á la junta electoral (4).

(1) Art. 536 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Art. 537 id.
(3) Arts. 539 y 540 id.
(4) Art. 543 id.

El dia designado debe celebrarse esta , solo con los acreedores que bayan presentado los títulos de sus créditos ó

que
los

presenten en el acto, principiándose por la lectura de los arts. 539 á 547 inclusive de la ley de enjuiciamiento, y dándose cuenta en seguida de todos los antecedentes de la declaracion del concurso, de las diligencias de ocupacion de bienes y papeles, y de los demas incidentes que hubieren ocurrido.

Verificado eslo, se pasa al nombramiento de síndicos; y si en el primer escrutinio no reune ninguno las mayorias de número y cantidades, debe procederse á nueva votacion, solamente entre los cuatro que se hayan acercado mas á una y otra mayoria; y cuando en este segundo escrutinio, tampoco obtiene ningun acreedor dichas dos mayorias, queda elegido el que haya sido designado por las relativas de votos y de cantidad.

Si en el primer escrutinio hubiere reunido un acreedor las dos mayorias, debe repetirse la votacion para el nombramiento del otro sindico; y si nadie las ha obtenido, se entiende nombrado el que, habiendo reunido en su favor una de ellas, sea interesado personalmente por mayor suma en el concurso (1).

La eleccion de sindicos ha de recaer necesariamente en acreedores que tengan las siguientes circunstancias:

1. Que se hallen presentes.

2.- Que lo sean por derecho propio y no en representacion de otro.

3." Que no tengan conocida preferencia ó la pretendan en sus créditos.

Solo á falta de acreedores por derecho propio pueden ser nombrados los representantes de otros; y si no hubiere mas que acreedores conocidamente preferentes, ó que sostengan serlo, y representantes de otros comunes, debe recaer la eleccion en estos últimos (2).

La ley se propone por este medio que recaiga la eleccion en

(1) Art. 511 de la ley de enjuiciamiento civil. (2) Art, 542 it.

personas que inspiren mas confianza de que tomarán interés por la buena administracion y pronta conclusion del concurso.

Para que se evite en lo posible la repeticion de juntas, cuyos actos son generalmente muy complicados, lentos y costosos, conviene que despues del nombramiento de síndicos proponga el juez á la deliberacion de los acreedores, si ha de proceder á la enajenacion del todo o parte de los bienes del concurso; en caso afirmativo, si se han de admitir en la subasta posturas que bajen de las dos terceras partes del aprecio, y en qué términos se han de adjudicar los bienes por falta de postores; pues si todos estos puntos y los demas que exija la naturaleza del concurso no se acuerdan por los acreedores, es necesario despues repetit esos actos con grave perjuicio de aquellos y del deudor.

Si al celebrarse la junta de exámen y reconocimiento de créditos, de que mas adelante trataremos, no fuere reconocido el de alguno de los sindicos, ó si uno de estos impugna en cualquier sentido alguno de los acuerdos de la misma junta , cesa de hecho en el ejercicio de su cargo, y debe procederse á su reemplazo en la forma expuesta (1).

La eleccion de dichos representantes puede ser impugnada tanto por los acredores como por el deudor , y siéndolo, debe formarse ramo separado y sustanciarse en él la oposicion con la misma actividad y reduccion de términos que la relativa a la declaracion del concurso, con la sola diferencia de que la apelacior: de la sentencia que recaiga no es admisible mas que en un efecto, debiendo por consiguiente continuarse la sustanciacion del juicio de concurso (2). Hecho el nombramiento, se pone a los síndicos en posesion , dándoseles á conocer donde fuere necesario, y se publica por edictos y en los periódicos en la forma ordinaria, previniéndose que se entregue á los mismos síndicos cuanto corresponda al concursado (3).

Tienen aquellos derecho colectivamente a la siguiente retri

(1) Art. 589 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Arts. 5'5 y 446 id.
(3) Art. 547 id,

« AnteriorContinuar »