Imágenes de páginas
PDF
EPUB

bucion , que pueden dividir por iguales partes, si no acordaren lo contrario:

1. Medio por ciento sobre la realizacion de cualesquiera · efectos públicos, créditos ó derechos del concurso.

2.° Dos por ciento del producto líquido de la venta de alhajas, frutos, muebles ó semovientes.

3.° Uno por ciento del producto líquido de la venta de bienes raices.

4.• Cinco por ciento sobre los productos líquidos de su administracion, que no procedan de las causas expresadas en los párrafos anteriores.

5. Los gastos que les ocasione algun viaje que tuvieren que hacer con motivo de su encargo, pero precediendo providencia del juez y mandamiento librado al efecto (1).

CAPITULO II.

DE LA ADMINISTRACION DEL CONCURSO.

Luego que se ha puesto en posesion de su cargo á los síndicos y que se ha publicado su nombramiento, debe seguirse el juicio en tres piezas separadas, á saber:

1. Una de las actuaciones formadas hasta aqui , la cual, bajo la denominacion de Adininistracion del concurso, debe contener todo lo relativo á esta materia y sus incidentes.

2.a Otra pieza para el reconocimiento y graduacion de los créditos.

3." Y otra para la calificacion del concurso (2).

La primera ha de estar siempre en la escribania á disposicion de los acreedores (3). Esta misma pieza debe şubdividirse en los ramos separados que sean necesarios para la claridad y me.

(1) Art. 544 de la ley de enjuiciamiento civil
(2) Art. 548 id.
(3) Arts. 548 y 551 id.

jor direccion del concurso (1), y deben comprenderse en ella todos los puntos siguientes y sus incidencias:

1.° La entrega á los síndicos de los bienes, libros y papeles. 2.° La enajenacion de los bienes. 3.° Las cuentas de la administracion. 4.• La conclusion del concurso.

1. Entrega de los bienes, libros y papeles. Debe inmediatamente hacerse constar por diligencia la entrega á los síndicos por inventario de los bienes del concurso, que hasta este período se ballen en poder del depositario, y de los libros, documentos y papeles que existan en poder del mismo ó en la escribania. El dinero ha de continuar en el establecimiento público donde se deposito, pero dando a los síndicos el resguardo ó resguar dos, bajo recibo que se extienda en la misma pieza de autos (2); pudiendo el juez mandar dejar en poder de aquellos la suma que juzgue necesaria para los gastos del concurso, ó extraerla en caso necesario del depósito (3).

Hecho el nombramiento de síndicos, y posesionados de los bienes, libros y papeles del deudor , debe dictarse providencia, mandando:

Que se extienda un testimonio à la letra del estado de las deudas, presentado por el deudor, con todos los demas insertos necesarios para la formacion de la segunda pieza de autos relativa al reconocimiento y graduacion de los créditos, de que se tratará despues (4).

Y que se entregue á los mismos síndicos la pieza primera, donde se hallen la relacion, estado y memoria presentados por el deudor, para que dentro de treinta dias expongan del modo que se dirá despues, el juicio que formen del concurso y de sus causas (5).

2. Enajenacion de los bienes del concurso.

La ley pre

(1) Art. 572 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Art. 549 id.
(3) Art. 553 id.
(1) Art. 573 id.
(5) Art. 604 id.

viene que inmediatamente despues del nombramiento de los sindicos y la entrega á ellos del caudal , se proceda a la enajenacion de los bienes del concurso, si la mayoria de los acreedores, computada de la manera antes expresada, no acordare lo conlrario; de modo que si este particular no se ha previsto en la primera junta , como ya indicamos, es preciso que se celebre otra al efecto, para que se sepa el acuerdo de la mayoria. Todo lo relativo á la enajenacion de bienes corresponde igualmente á esta misma pieza primera (1).

Previene tambien la ley (2) que la venta de alhajas, frutos semovientes, muebles y raices se haga en pública subasta, y por medio de agente ó corredor nombrado por el juez la de efectos públicos ó valores de cualquier clase ; pero aquella solemnidad, que tratándose de bienes raices y semovientes y de albajas de valor parece útil y aun necesaria , ofrecerá graves dificultades é inconvenientes respecto de muebles y de frutos, especialmente si son de escasa importancia; por lo cual debiera, en nuestro, concepto, haberse dejado una razonable latitud á la voluntad de los síndicos y de los acreedores, regulada ademas por el prudente arbitrio judicial segun las circunstancias.

Para la subasta debe siempre preceder el justiprecio de peritos nombrados, uno por los síndicos, otro por el deudor, y en caso de discordia un tercero por el juez, con arreglo á lo que previene el art. 303 de la ley. No dispone esta que la eleccion de los peritos la hagan las partes, como en los demas casos en que aquellos intervienen, de entre los que tengan título , si la profesion ó arte á que se refiera el objeto del avalúo está reglamentada por las leyes ó por el Gobierno; de cuyo silencio parece deducirse que pueden ser nombrados sin esa cualidad; mas para la eleccion del tercero, sí es preciso que el juez se ajuste al precepto legal, y por consiguiente que si discordan los perilos, se haga saber a las partes que se pongan de acuerdo sobre el nombramiento del dirimente en el término de segundo dia, y

(1) Art. 554 de la ley de enjuiciamiento civil. (2) Art. 555 id.

no haciéndolo, sortee el juez uno entre los seis ó mas titulares que paguen mayores cuotas de subsidio de la clase á que correspondan; recurriendo, si no los hubiere, a los de los pueblos mas inmediatos, y en su defecto á cualquiera persona entendida, aun cuando no tenga título. Esta complicada formalidad, que puede ser conveniente al tratarse del reconocimiento pericial en la prueba de un asunto de mucha entidad, nos parece que podria omitirse en los avalúos, por lo menos cuando los bienes que se hubiesen de subastar fueran de poca importancia; pero la ley no distingue, y es preciso siempre observar la forma y trámites expresados.

Hecho el justiprecio, debe anunciarse la subasta en la forma ordinaria, mediando entre el anuncio y el remate quince dias al menos si son muebles ó semovientes los bienes, y treinta si raices, cuyos términos se pueden abreviar en casos urgentes y en circunstancias especiales, de consentimiento de los sindicos y con audiencia del deudor (1).

Sin'el acuerdo de unos y otro no se puede admilir' en las subastas poslura inferior a las dos terceras partes del aprecio. Estando conformes los sindicos, es admisible, pero debiendo convocar entonces el juez á nueva junla, para que los acreedores decidan sobre ello lo que estimen mas conveniente, salvo en el caso de estar los sindicos autorizados al efecto, como antes indicamos (2).

Hecho y aprobado el remate, deben aquellos otorgar, en los casos que corresponda , escritura a favor del rematante, y depositar el precio de la manera expresada (3).

Pero si no hubiere postura admisible, debe procederse á la retasa ó nuevo avalúo en la forma expuesta, y á otra subasta en los mismos términos que la anterior, y si tampoco se hicieren posturas aceptables , convocarse á nueva junta para que los acreedores acuerden la manera de adjudicarse los bienes en pago (4),

(1) Arts. 556 á 558 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Art. 559 id.
(3) Arts. 560 y 561 id.
(6) Arts, 562 á 564 id.

si este punto no lo hubieren ya resuelto en la reunion anterior.

3.° Cuentas de la administracion del concurso. En esta misma pieza de autos de que vamos hablando , aunque en nuestro concepto en ramo separado, debe tratarse de todo lo relativo à la cuenta de la administracion de los sindicos, los cuales tienen obligacion de presentarla, ó al menos un estado, el último dia de cada mes, disponiendo el juez, bajo su responsabilidad, que las existencias en metálico que resulten se depositen del modo expresado (1). Ademas, hecho á su tiempo el pago de todos los créditos ó de la parte que alcancen á cubrir los bienes del deudor, deben los sindicos rendir una cuenta general, que ha de estar de manifiesto por espacio de quince dias á disposicion de aquel y de los acreedores, y si en este término no se hiciere oposicion á ella, debe el juez aprobarla y mandar que se dé á los síndicos el oportuno finiquito ó testimonio de la aprobacion (2).

Si se hiciere oposicion a dicha cuenta, debe sustanciarse en via ordinaria con los sindicos (3), y aunque la ley no habla mas que de la reclamacion á dicha cuenta general, parece consiguiente que si acerca de las parciales ó mensuales se hace alguna oposicion, se sustancie del mismo modo.

Aprobadas, ó rectificadas en su caso, se deben entregar al deudor los bienes que hubieren quedado despues de pagar los créditos, y sus libros y papeles; pero si aquellos no se han satisfecho por completo, deben conservarse estos en la escribania unidos á los autos para los efectos sucesivos (4).

4. Conclusion del concurso. Concluido el concurso, debe notificarse á los acreedores el resultado definitivo por cédula que se deje en sus habitaciones y por medio de los periódicos donde se publicó la prevencion del concurso, declarándose en la misma providencia, sin necesidad de instancia del concursado ni de ninguna audiencia, la rehabilitacion de este, en el caso de haberse

[ocr errors]

(1) Art 550 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Arts. 565 y 566 id.
(3) Art. 867 id.
(4) Arts. 568 y 569 id.

TOMO 11.

48

« AnteriorContinuar »