Imágenes de páginas
PDF
EPUB

inferior al que le corresponda , quedan reservados á los acreedores tres recursos:

1.° Para que se les reconozcan los créditos que se hubieren desechado.

2.° Para que se excluya un crédito indebidamente reconocido.

3.° Para que se enmiende el orden de graduacion.

El 1.o se ha de proponer precisamente en el término de treinta dias, por medio de demanda , que se sustancia con los sindicos en ramo separado y en juicio ordinario.

El 2. ha de intentarse en el mismo término, ya por cualquier acreedor, ya por el mismo deudor, y se sigue de igual modo.

El 3.° se discute tambien en juicio ordinario con los sindicos, habiendo de proponerse la demanda en el término perentorio de ocho dias.

En vista del acta de la junta de graduacion se procede al repartimiento de los fondos disponibles, por el orden de clases y prelacion acordados en aquella; y las cantidades que correspondan á los que tengan demanda pendiente, se conservan depositadas en el arca del concurso. Este pago no se suspende á ningun acreedor cuyo crédito haya sido reconocido y graduado por la junta ; pero si se ha impugnado alguno por medio de la demanda expresada, el acreedor ha de prestar fianza de tener mejor derecho.

5.'—Califcacion de la quiebra y rehabilitacion del quebrado.

Ya se dijo al principio de este capítulo, que la quiebra de un comerciante puede hacerse por suspension de pagos, por insol– vencia casual , por insolvencia culpable ó fraudulenta, y por alzamiento de bienes. La razon y la justicia exigen, que no sea en todos estos casos igual la suerte del deudor concursado, pues hay una distancia inmensa entre haber dejado de cumplir sus obligaciones por alguna operacion desgraciada é inculpable, ó alzarse con el caudal, defraudando á sabiendas á sus acreedores.

51

TOMO II.

[ocr errors]

Para examinar, pues, la conducta del quebrado, y calificar si merece ser rehabilitado ó excluido perpéluamente del comercio, es este juicio de calificacion, durante el cual se constilaye al deudor en arresto.

Fórmase con este objeto una pieza separada, que principia con el informe que el juez comisario de la quiebra debe dar al tribunal sobre lo que resulte del reconocimiento de libros y papeles del deudor. Los sindicos deben tambien , dentro de los quince dias de su nombramiento, presentar una exposicion circunstanciada y una pretension formal sobre la calificacion de la quiebra; y unidas á los autos, se confiere traslado al deudor por el término de nueve dias. Si nada alegase en este plazo , se procede á la vista , prévio señalamiento de dia, que se hace saber å las partes, y recae la declaracion que se estima justa. Pero si el deudor se opusiere à la pretension de los sindicos, se recibe el juicio á prueba por el término preciso hasta los cuarenta dias, que es el máximo. Cumplido este ó el concedido, se unen las pruebas á los autos, y se entregan por su orden a las partes para que se instruyan; fijándose despues el dia de la vista, y en ella se decide definitivamente sobre la calificacion de la quiebra.

En el acto de hacerse por el tribunal ó juez la declaracion de quiebra, debe proveer, entre otras cosas, el arresto del quebrado, en su casa si diere fianza de cárcel segura, y en otro caso en la cárcel (1); expidiéndose al efecto mandamiento á cualquier alguacil. Si no presenta dicha fianza, y es preso por consiguiente en la cárcel, no puede admitirsele solicitud para su soltura ó salvoconducto, hasta que se haya hecho la ocupacion y exámen de sus libros, documentos y papeles (2). Despues, al calificarse la quiebra, si esta es considerada de 1.' ó 2:a clase, con arreglo á los arts. 1,003 y 1,004 del Código de comercio, debe ser puesto en libertad; pero si es declarada de 3.", 4.' ó 5.' clase, segun los arts. 1,006 à 1,008, la conducta del quebrado constituye delito, y por consiguiente debe formarse pieza separada para que

(i) Art. 1,044 del Codigo de Comercio.
(2) Art. 182 y siguientes 188 de la ley de enjuiciamiento mercantil,

sea juzgado con sujecion a los arts. 443 al 445 del Código penal; pero en este nuevo juicio criminal no tienen representacion los sindicos, sino el promotor fiscal del juzgado de primera instancia del parlido, á quien inhibiéndose del conocimiento de este incidente el tribunal de comercio debe remitir los autos respectivos, asi en este caso como en los demas, cuando corresponda imponer al deudor cualquiera pena, aunque sea correccional, pues la nueva organizacion de los tribunales ordinarios y las atribuciones que tienen conferidas por las leyes, y especialmente despues de la promulgacion del citado Código y ley provisional para la aplicacion de sus penas (debiendo ademas tenerse presente respecto de Madrid las disposiciones relativas a la creacion y atribuciones del tribunal correccional), han modificado las que competian á los tribunales de comercio por el Código mercantil de 30 de mayo de 1829 y su ley de enjuiciamiento de 24 de julio de 1830, que tenemos explicadas en el tratado de la organizacion y atribuciones de estos tribunales, tomo 1.', tit. 5.", cap. 1.o de esta obra.

El art. 1,143 de dicho Código de comercio y el 249 de la ley de enjuiciamiento mercantil imponian una correccion de dos meses á un año en el caso de calificarse la quiebra de 3. clase; pero repetimos que en nuestro concepto, desde la publicacion del Código penal, es necesario que los tribunales se guien por las prescripciones de este, mayormente cuando hace expresa mencion de los delitos de alzamiento, insolvencia fraudulenta é insolvencia culpable, cuyo castigo no puede imponerse sin un procedimiento criminal con arreglo á derecho, y siempre por los tribunales comunes y no por los de comercio, que solo ejercen jurisdiccion civil. - En los tres primeros casos de calificacion de quiebra anteriormente especificados procede apelacion, sin perjuicio de la libertad del deudor; mas en los últimos la providencia de inhjbicion causa ejecutoria.

Concluso este punto, puede el quebrado proponer ante el mismo tribunal ó juzgado que ha conocido del concurso, y en la misma pieza de calificacion , el juicio de rehabilitacion. Los deudores

:

quebrados de la 1.' y 2.a clase pueden ser rehabilitados, si han satisfecho todas las obligaciones reconocidas : los de la 3.' lo pueden ser, acreditando ademas el cumplimiento de la pena correccional; pero los de la 4.a y 5.' no pueden volver á ejercer el comercio (1)

El Código mercantil no determina si la parte fiscal ha de tener alguna representacion en esta clase de juicios, cuyo resultado interesa tanto a la sociedad y á la moral pública; pero ya dijiinos en la parte 1.' de esta obra , al exponer las atribuciones y deberes del ministerio fiscal, la intervencion que corresponde á este en los asuntos mercantiles , con arreglo al Real decreto de 1.o de mayo de 1850:

1.° En los juicios de calificacion de quiebra, y en los incidentes de aprobacion de cuentas de los sindicos y depositarios.

2.• En los de babilitacion del quebrado.

3.° En las proposiciones de avenimiento entre el quebrado y sus acreedores, cuando se hacen antes de la graduacion de los créditos.

Puede tambien la parte fiscal asistir a las juntas de acreedores , examinar los libros, correspondencia, documentos pertenecientes a la quiebra , y tomar conocimiento de todas las operaciones de los sindicos (2).

(1) Pueden verse acerca de todo lo expuesto en este capítulo el lib. 4. 0 del Código de comercio y el tit. 5, o de la ley de enjuiciamiento mercantil.

(2) La materia que es objeto de este capítulo exigia una explicacion detenida de todo el procedimiento judicial en los diversos periodos y piezas separadas que abrazan las quiebras de los comerciantes; pero seria necesario para ello dar demasiada extension á esta obra, ya bastante voluminosa, a pesar de la brevedad con que tratamos todos los juicios. Los que deseen adquirir mayores conocimientos sobre este punto, deben consultar el Código de comercio, desde el art. 1,001 hasta el 1,176, y ademas desde el 169 al 231 de la ley de enjuiciamiento mercantil.

TITULO V.

CAPITULO UNICO.

DEL JUICIO SOBRE PROPIEDAD DE LOS BIENES DE CAPELLANIAS

COLATIVAS.

Para la adjudicacion a favor de las personas que con arreglo à la ley tienen derecho a adquirir en pleno dominio los bienes de capellanias colativas, se halla establecido un juicio, que aunque ordinario en su esencia , difiere algo de la ritualidad comun, y tiene en cierto modo el carácter de general y de doble , porque en él hay concurrencia de litigantes que se disputan mejor derecho, y todos pueden ser á un tiempo demandantes y demandados. Pero antes de entrar en la explicacion de este procedimiento, es necesario dar alguna idea de los principios que hoy rigen sobre esta materia.

Los bienes amortizados que antes pertenecian á capellanias colativas de patronato de sangre, á cuyo goce eran llamadas cierlas y determinadas familias, se mandaron adjudicar como libres por la ley de 19 de agosto de 1811 á los individuos de aquellas en quienes concurriese la circunstancia de preferente parentesco segun los llamamientos. Rigió este derecho por algunos años, y fué aplicado por los tribunales, hasta que as consecuencia del concordato de 17 de octubre de 1851 se derogó aquella ley en 30 de abril de 1852. Restablecióse despues en 6 de febrero de 1855; pero habiéndose suscitado durante su observancia graves cuestiones sobre la trasmision de los derechos que esa misma ley conferia, y habiendo dejado de regir cerca de tres años , en los cua

« AnteriorContinuar »