Imágenes de páginas
PDF
EPUB

verbal; y oidas estas y recibidas en el acto las pruebas que propongan, dicta el juez la providencia que estima justa , la cual es apelable en ambos efectos. Si se interpone el recurso se remiten los autos al tribunal superior, con citacion y emplazamiento en la forma ordinaria, sustanciándose el recurso en los términos que a su tiempo se dirá respecto de las sentencias que recaen en los interdictos (1).

Cualquiera que sea la reclamacion, comunmente convendrá -que se forme pieza separada acerca de ella para no entorpecer

el curso de las actuaciones del desahucio y lanzamiento, si estas no estuvieren ejecutoriamente terminadas

CAPITULO II.

DE LOS RETRACTOS.

Sabido es que el retracto consiste en el derecho que tiene una persona á ser preferida por el tanto en la venta de una finca, y que puede ser de tres clases: 1.4 de abolengo ó gentilicio, el cual compete á los parientes dentro del cuarto grado del dueño ó vendedor : 2,a de comuneros ó condueños de la misma finca; y 3.' de dominio directo ó útil, que corresponde á cualquiera de los co-propietarios (2).

La legislacion antigua no habia determinado bien la forma y trámites de proponer y declarar en juicio estos derechos, y era muy varia, y muchas veces lenta y abusiva la sustanciacion que se les daba; mas la nueva ley ha regularizado este procedimiento de una manera conveniente, estableciendo dos actuaciones verbales para economizar trámites y gastos, reduciendo los términos y evitando los fraudes á que solian dar lugar los retractos por falta de precauciones oportunas.

Cualquiera que sea la naturaleza del que se proponga , es juez competente para conocer de estas demandas, como dijimos en la

(1) Arts. 659 y 660 de la ley de enjuiciamiento civil. (2) Pueden verse las leyes del tit. 13, lib. 10, N. R.

primera parte de esta obra al tratar de los límites de la jurisdiccion ordinaria, el del lugar en que esté situada la cosa que se pretenda retraer, ó el del domicilio del comprador de la misma cosa, a eleccion del demandante (1).

Para que sea admisible y pueda tener curso en juicio la demanda de retracto, no es necesario el acto de la conciliacion, sino que, cualquiera que sea su clase, cumpla el demandante con los siguientes requisitos:

1.° Que la interponga en el juzgado competente dentro de nueve dias contados desde el otorgamiento de la escritura de venta de la cosa que se intenta retraer.

2.° Que consigne el precio si es conocido, ó si no lo fuere que dé fianza de consignarlo luego que lo sea.

3.° Que acompañe alguna justificacion, aun cuando no sea cumplida, del título ó causa en que se funde el retracto.

4.° Que presente una copia en papel comun de la deman

da (2).

Ademas de estas circunstancias, extensivas á toda clase de retractos, tiene obligacion el demandante de llenar respectivamente alguna de las tres condiciones que siguen:

1.' Si el retracto es gentilicio ó de abolengo, ha de contraer el compromiso de conservar la finca retraida , á lo menos por espacio de dos años, á no ser que alguna desgracia le hiciere venir á menos fortuna y le obligue á la venta de la misma cosa re

traida (3).

2. Si el que intenta retraer es comunero ó compartícipe en el dominio de la finca, debe comprometerse á no vender su participacion en la propiedad que retraiga, por espacio de cuatro años (4).

3.2. Si el retracto lo propone el dueño directo ó útil, ha de obligarse á no separar ambos dominios durante seis años (5).

Estas precauciones tienen por objeto evitar cualquier fraude

(1) Art. 673 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Párs. 1., 2., 3.0 y 7, o del art. 674 de dicha ley.
(3) Pár. 4.0 de dicho art. 674.
(4) Pár. 5, o id,
(5) Pár. 6.° id.

:

que el demandanle intente por medio del retracto, abusando del derecho que le da la ley, para enajenar inmediatamente y en daño del primer comprador, la finca retraida ó la participacion que en ella adquiera. Aquella no determina de qué manera ha de contraer dicho compromiso, si por medio de escritura pública, ó constituyendo dicha responsabilidad solamente en el escrito de demanda firmado y ratificado bajo juramento.

Creemos, pues, que este punto está fiado al recto y prudente arbitrio judicial, segun la entidad de la finca objeto del retracto y las demas circunstancias que concurran; pero en nuestro concepto basta que el retrayente se obligue por medio del escrito, del cual á su tiempo se puede hacer referencia para la toma de razon en la contaduria de hipotecas, del modo que despues diremos.

Si el que intenta el retracto no reside en el mismo pueblo donde se ha otorgado la escritura de venta de la finca que lo motiva, tiene para deducir la demanda , ademas de los nueve dias expresados, uno por cada diez leguas que diste dicho pueblo del de su residencia; pero si maliciosamente se hubiere ocultado la venta para evitar el retracto, no empieza a correr el expresado término hasta el dia siguiente al en que se acredite que el retrayente ha tenido conocimiento del contrato.

Propuesta la demanda, debe el juez proveer auto teniéndola por presentada y mandando depositar la cantidad consignada en el establecimiento público destinado al efecto, ó bien admitir bajo su responsabilidad fianza en los casos en que proceda , lo cual parece sometido á su prudente juicio; reservándose determinar sobre el fondo del asunto, luego que se presente en autos certificacion que acredite haberse intentado el acto conciliatorio.

En este estado, el que solicita el retracto debe proponer la conciliacion con el comprador por los medios comunes, y si no lo consigue, presentar certificacion que acredite baberla intentado sin efecto, y el juez en su vista dar traslado de la demanda al mismo comprador de la finca, emplazándolo, y entregándosele la copia presentada, en la forma que dijimos respecto del juicio ordinario.

Dentro de los términos marcados para este, y con sujecion á las penas establecidas acerca del mismo, debe el demandado contestar a la demanda, acompañando copia de su contestacion en papel simple, que ha de ser entregada a la parte actora, y manifestando en este escrito si está conforme en los hechos que sirven de fundamento a la demanda, ó en cuáles no lo está. Si manifiesta absoluta conformidad en ellos, el juez manda citar á las partes ó sus representantes á juicio verbal, y despues de oirlas debe pronunciar sin dilacion sentencia; pero si aquellas no estuvieren conformes en los hechos, se reciben los autos á

prueba sobre los puntos en que difieran, por el menor término posible, segun las circunstancias, y se practican las que las partes propongan, con sujecion a las reglas establecidas para el juicio ordinario.

Es pues potestativo en el juez restringir el término comun de los sesenta dias de prueba al que considere absolutamente preciso; pero puede en caso necesario conceder alguna próroga , con tal de que no exceda nunca el que se invierta de los sesenta dias de la ley, pues esta, en el hecho de no fijarlo de un modo terminante , revela su espírilu de reducirlo cuanto sea posible, y de no ampliarlo por ningun motivo á mas del ordinario.

Concluido el término concedido y las prórogas en su caso, deben ponerse las pruebas de manifiesto en la escribania por término de tres dias para que las partes ó sus defensores se instruyan de ellas; y pasado este plazo convocar el juez á los interesados ó sus procuradores á juicio verbal, oyendo á unos ú otros ó á sus defensores, y dictar sentencia al dia siguiente.

Esta es apelable en ambos efectos; é interpuesto el recurso, sin mas trámites se remiten los autos á la Audiencia en igụal forma que en el juicio ordinario (1).

Consentida ó ejecutoriada la sentencia en que se declare haber lugar al retracto, debe tomarse razon en la contaduria de hipotecas, como antes indicamos, del compromiso de no enajenar en cierto tiempo contraido por el retravente; librándose al

(1) Arts. 173 á 686 de la ley de enjuiciamiento civil.

efecto por el juez el oportuno mandamiento, en el cual conviene se inserte à la letra ó en relacion el escrito en que se haya constituido el compromiso: en el mismo mandamiento se debe exigir al contador ó encargado en el registro que conteste al juez haber quedado tomada la razon.

Del gravámen ó restriccion que el retrayente se hubiere impuesto, le puede libertar en cualquier tiempo el primer comprador á cuyo favor se hubiere otorgado. Cuando asi suceda , 6 luego que hubieren pasado los plazos respectivamente señalados para quedar el retrayente en absoluta libertad de disponer de la finca retraida, debe el juez librar otro mandamiento para que se cancele el registro, siendo entre tanto nula la enajenacion que se hiciere sin la conformidad del primer comprador (1).

SECCION II,

DE LOS INTERDICTOS.

CAPITULO I.

NOCIONES GENERALES SOBRE ESTA MATERIA.

Los juicios sumarísimos ó por otro nombre interdictos (2) son unos procedimientos breves y sencillos en que se ejercita alguna de las acciones posesorias ó algun medio interino y de precaucion; y van dirigidos á uno de los siguientes objetos:

1. Adquirir la posesion,
2.° Retenerla
3. Recobrarla.
4.° Impedir una nueva obra.

(1) Arts. 688 á 690 de la ley de enjuiciamiento civil.

(2) Segun lo prevenido en el pár. 8. o, arts. 127 y 133 de la ley municipal de 6 de julio de 1856, no necesitan los ayuntamientos dar parte a las diputaciones ni oir el dictámen de letrados para utilizar los interdictos de retener ó recobrar, ni los juzgados y tribunales pueden admitir los mismos interdictos ni los de obras nueva y vieja interpuestos contra las providencias administrativas de los ayuntamientos y alcaldes, dictadas dentro del círculo de sus atribuciones.

« AnteriorContinuar »