Imágenes de páginas
PDF
EPUB

cupiere de ir á hallarse presente á la descarga de los dichos navíos, se le dé ayuda de costa cinquenta mil maravedís.

Item: hordenamos é mandamos que todas las mercadurías, que fueren con los dichos navíos, vayan directamente á la casa de la contratacion y que allí se entregaren á sus dueños, pagando primero los derechos á nos pertenecientes, porque, so color que hay deudas, diz que suele andar mucho dinero fuera del arca de las tres llaves, de que nos rescibimos mucho daño.

Item: hordenamos é mandamos que la paga de los dichos derechos se haga en presencia del dicho oficial principal y de los tenientes de oficiales, ó de los tres oficiales nuestros, si en el puerto residieren, y del alcalde mayor ó gobernador que en él estobiere, so pena de volver con el quatro tanto lo que de otra manera cobraren, y que en presencia de todos se heche luego en el arca de las tres llaves, y se asiente la partida en el Jibro general questá en la dicha arca, y den fe todos los suso dichos de cómo se hecha realmente en la dicha arca, y quién lo pagó, y por qué causa, y cómo se contó y pesó en su presencia, y lo firmen todos de sus nombres.

Otrosy: hordenamos é mandamos que la caxa de las tres llaves, que estovieren en los dichos puertos, sea muy grande, y la madera buena y gruesa, y muy bien barreada de varras de hierro y con buenas cerraduras y llaves diferentes, y que esté en parte sigura donde no le pueda subceder inconveniente alguno, y que ansi les sea notificado á los dichos nuestros oficiales, especialmente al nuestro thesorero, á cuyo cargo â destar la dicha caxa.

Otrosy: hordenamos é mandamos que ninguna cosa

se heche en la caxa de las tres llaves que tienen los dichos nuestros oficiales en todas las dichas nuestras Indias, en donde quiera que obiere oficiales de nuestra Real hacienda, sin que por todos tres oficiales se quente ó pese lo que ansí se hechare; y no baste que se escriba en el libro general que se hizo cargo della al thesorero, sino que en presencia de todos tres se heche luego en la dicha arca de las tres llaves, é den feé todos los dichos oficiales de cómo se hechó realmente en ella, y se contó y pesó en su presencia, y lo firmen de sus nombres todos tres, so pena que, si lo contrario hizieren, sean por ello privados de los oficios.

Item: mandamos quel oro é plata por quintar y marcar, que se tomare en los puertos de mar en los lugares mas cercanos á ellos, no abiendo en los dichos puertos casa de fundicion nuestra, sea perdido y se pierda y se aplique por el mesmo fecho á nuestra cámara é fisco.

Item: hordenamos é mandamos que en las almonedas, que se hacen de cosas y hazienda nuestra en las dichas nuestras Indias, el remate dello se haga quando la mayor parte lo mandare rematar de las personas que están mandado questén presentes al hazer de las dichas almonedas, y que el oidor que suele estar presente no pueda mandar rematar sin consentimiento de la mayor parte.

Item: hordenamos é mandamos quel nuestro thesorero de cada provincia ó isla de las dichas nuestras Indias firme de su nombre en el libro del contador la partida del cargo que se le hiziere, luego como se escribiere la partida y se le hiziere el dicho cargo, so pena de pagar que montare lo questoviese por firmar.

lo

La qual dicha horden y cosas, en esta nuestra carta

conthenidas, y cada una cosa y parte dello, vos mandamios á todos y á cada uno de vos en vuestros lugares y juridiciones que con gran diligencia y especial cuidado las guardeis y cunplais y executeis y hagais guardar, cumplir y executar en todo y por todo, como en esta nuestra carta se contiene, y contra el tenor y forma dello no vais ni paseis, ni consintais ir ni pasar, en tiempo alguno ni por alguna manera; y los unos ni los otros no fagades ni fagan ende al por alguna manera, so pena de la nuestra merced é de ducientos mill maravedís para la nuestra cámara á cada uno que lo contrario hiziere.-Dada en la villa de Valladolid á diez dias del mes de mayo de mil é quinientos y cinquenta é quatro años.-Yo el. Príncipe.

INFORMACION RECIBIDA ANTE EL GOBERNADOR Y ADELANTADO DIEGO VELAZQUEZ SOBRE UNA ESPEDICION SOSPECHOSA EMPRENDIDA DESDE LA HABANA, POR ALONSO FERNANDEZ PORTOCARRERO Y FRANCISCO MONTEJO, CON PRETESTO DE QUE IBAN Á NUEVOS DESCUBRIMIENTOS.-(7 de Octubre de 1519.) (1)

En la ciudad de Santiago, puerto de la Isla Fernandina de las Indias del mar Occéano, viernes siete dias del mes de Otubre, año del nacimiento de Nuestro Salvador Jesucristo de mill é quinientos é diez y nueve años, antel magnífico señor Diego Velazquez, adelantado é gobernador de las islas é tierra nuevamente descubiertas é se descubrieren por su yndustria, y alcalde é capitan é repartidor de los caciques é indios desta Isla Fernandina,

(1) Archivo de Indias. Patronato, Est. 1.o, Caj. 1.o, Leg. 15.

por Sus Altezas, é teniente en ella por el señor Almirante, é en presencia de mí, Vicente Lopez, escribano público de número desta dicha ciudad por Sus Altezas, é de los testigos yuso escriptos, parescieron presentes Pánfilo de Narbaez, contador, é Gonçalo de Guzman, tesorero, por Sus Altezas, de las dichas islas é tierras nuevamente descubiertas por el dicho señor Adelantado, é presentaron é leer hizieron por mí el dicho escribano al dicho señor Adelantado un escripto de pedimiento, su thenor del qual es este que se sigue:

Magnífico señor, Diego Velazquez, adelantado gobernador de las islas é tierras nuevamente descubiertas por su yndustria, é repartidor, alcalde, capitan desta Isla Fernandina por Sus Altezas, é teniente en ella por el señor Almirante: Gonçalo de Guzman, tesorero, é Pánfilo de Narvaez, contador, por Sus Altezas, de las dichas islas é tierras nuevamente descubiertas por Vuestra Merced, parecemos ante Vuestra Merced, en la mejor vía é forma que podemos é de derecho debemos, y dezimos que ya Vuestra Merced sabe y le consta por las provisiones que del católico Rey Don Cárlos, nuestro señor, le abemos presentado, cómo Su Magestad nos â hecho merced y proveydo de los dichos oficios de tesorero y contador de las dichas tierras é islas; y porque á nuestra noticia es venido que Francisco Montejo é Alonso Hernandez Puerto Carrero tomaron un nabío de los que fué á descobrir Fernando Cortés, que Vuestra Merced enbió desta isla, y lo traxeron á la punta de la Habana, que es en esta isla, y allí estubieron secreta y encubiertamente y tomaron muchos bastimentos de puercos, tocinos, pan y agua y todas las otras cosas que mas abieron menester, é salieron desta isla escondida y furtiblemente con el di

[ocr errors]

cho nabío, y dize que vá lastrado de oro, sin azello saber á la justicia deila ni á los oficiales de Sus Altezas, y lleban consigo al piloto Alaminos, al qual Vuestra Merced enbió á descobrir tierras á que diese mas señoríos al Rey nuestro señor; y van por parte donde la navegacion es peligrosa, por lo qual todo se presume que los suso dichos, con el dicho piloto y maestre y otras personas, que en el dicho nabío van, lleban hurtado el dicho nabío y oro que en él vá, que es muy gran cantidad, y aportarán con el dicho nabío á donde les pareciere y bien les estubiere, y defraudarán del oro que Sus Altezas an de aber mucho, por ser en tanta cantidad.

Porque pedimos á Vuestra Merced y, si necesario es, le requerimos se ynforme quel dicho Alaminos fué á descubrir á las dichas islas y tierras por mandado de Vuestra Merced y para esto le daba salario, y si el nabio en que los suso dichos van y llevan de esta isla, siendo de Vuestra Merced y lo enbió á descubrir quando enbió á Hernando Cortés, y de la cantidad del oro quel dicho nabío lleva, y si ban hurtiblemente, y si ban por peligrosa navegacion, y de todo lo demas que convenga; y abida la dicha informacion, Vuestra Merced nos mande dar sus cartas de justicia para las presentar ante Sus Altezas ó ante los señores del su muy alto Consejo, é para los oficiales é jueces de la Casa de la Contratacion de Sevilla, ó para qualesquier otras justicias de los Reynos de Castilla, para que los dichos Alonso Puerto Carrero é Francisco Montejo vengan á esta isla y se sepa la verdad y no aya fraude ni engaño en la Hacienda de Sus Altezas; y de cómo lo pedimos y requerimos, á Vuestra Merced lo pedimos por testimonio.

Asy presentado el dicho escrito en la manera que di

« AnteriorContinuar »