Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

no habia de enbiar executor, sino que enbiase yo un poder para que aquel lo pidiese ante la justicia de las villas; y los que lo deben son la justicia y parientes del dicho Theniente, y si yo enbiase poder, no prendarian jamás á nadie de los debdores, porque son todos amigos; y de esta manera no he cobrado estos dichos pesos de oro, que hallé que estaban perdidos; Vuestra Magestad enbie á mandar lo que sea servido.

Ansí mismo, el Theniente no trae vara ni se la ê visto traer, porque se desprecia Vuestra Magestad; vea como ha de haber justicia, no arrimándose á la vara de Vuestra Magestad.

Aquí llegó una caravela, que venia de buscar á Narvaez, y trae ocho indios que tomó de aquella costa donde se embarcó Narvaez, y dicen aquellos indios, personas, que Narvaez está la tierra dentro, y que no hacen sino comer y vever y dormir, no sé qué creamos dello.

Nuestro Señor la S. C. C. M. de Vuestra Magestad guarde por luengos tiempos, en vida de la Emperatriz nuestra señora. De Santiago de Cuba á veinte de Mayo de mil quinientos veinte y nueve años.-El humilde criado, que las manos y piés de Vuestra Magestad besa. -Lope Hurtado.-(Rúbrica.)

1

TTASLADO AUTORIZADO DE LOS CAPÍTULOS É INSTRUCCIONES QUE LLEVÓ HERNAN CORTÉS, CUANDO FUÉ Á POBLAR LAS TIERRAS DE ULÚA Y COZUMEL Y OTRAS QUE FUERON DESCUBIERTAS POR JUAN DE GRIJALBA, POR EL ADELANTADO DIEGO VELAZQUEZ EN NOMBRE DE SUS ALTEZAS.-(23 de Octubre de 1518.) (1)

En la cibdad de Santiago del puerto de esta Isla Fernandina, jueves trece dias del mes de Otubre, año del nacimiento de Nuestro Salvador Jesucristo de mil é quinientos é diez é nueve años, ante el muy virtuoso señor Andrés de Duero, alcalde en la dicha cibdad por Sus Altezas é en presencia de mí, Vicente Lopez, escribano público del número de la dicha cibdad é de los testigos yuso escriptos, pareció presente el muy magnífico señor Diego Velazquez, adelantado é gobernador de las islas é tierras nuevamente por su industria descubiertas é que se descubrieren, alcalde é capitan é repartidor de los caciques é indios desta Isla Fernandina del mar Occéano, por Sus Altezas, é teniente en ella por el señor Almirante; é dijo que, por quanto al tienpo quél embió por capitan en la flota é navíos que por él en nombre de Sus Altezas fueron á poblar las tierras é Islas de San Juan de Ulúa é Cozumel é otras que Juan de Grijalba, capitan que primeramente fué por el dicho señor Adelantado en nombre de Sus Altezas descubrió, á Hernando Cortés, el qual iva el dicho señor Adelantado en nombre de Sus Altezas

por

(1) Archivo de Indias. Patronato, Est. 1.o, Caj. 1.o. TOMO XII.

15

á poblar las dichas islas é tierras, é á descubrir otras; é al tiempo que se partió á lo suso dicho, el dicho señor Adelantado le dió una instrucion, firmada de su nombre, en que se contiene é declara la forma é manera quel dicho Hernando Cortés avia de tener en el dicho viaje é cargo que llevava, por la qual se avia de seguir é hacer lo que en ella se contiene, el qual dicho Hernando Cortés llevó consigo la dicha instruccion, al tiempo que se partió con el dicho cargo, de la qual quedó un registro en esia dicha cibdad; é porque al presente él tenia necesidad de un traslado ó dos ó mas de la dicha instrucion é capítulos della, para la embiar ó presentar á donde Su Merced quisiese ó por bien toviese, por tanto que pedia é pidió al dicho señor Alcalde mandase sacar de la dicha instrucion un traslado ó dos ó mas, los quales, en pública forma signados de mí el dicho escribano é firmados. del nombre del dicho señor Alcalde, se los mandase dar para los presentar segund é como por Su Merced hera dicho. E luego el dicho señor Adelantado dijo que hacia é fizo presentacion de la dicha instrucion, la qual el dicho señor Alcalde tomó é mandó á mí el dicho escribano sacase ó fiziese sacar della un treslado ó dos ó mas, los que Su Merced menester oviere, su tenor de la qual, firmada del nombre del dicho señor Adelantado, segun por ella parece, es el que se sigue:

Instruccion que dió el adelantado Diego Velazquez á Hernan Cortés, que iba por capitan de la armada que se despachó para las islas y tierras nuevamente descubiertas en el mar Occeano.-Fecha en la dicha Isla Fernandina á 23 de Octubre.

Por quanto yo Diego Velazquez, alcalde é capitan

general é repartidor de los caciques é indios desta Isla Fernandina por Sus Altezas, etc., enbié los dias pasados, en nonbre é servicio de Sus Altezas, á ber é bojar la isla de Yucatan, Santa María de los Remedios, que nuevamente abia descubierto, é á descubrir lo demas que Dios Nuestro Señor fuese servido é en nonbre de Sus Altezas tomar la posesion de todo, un armada con la gente necesaria, en que fué é nonbré por capitan della á Juan de Grijalba, vecino de la villa de la Trinidad desta isla, el qual me enbió una caravela de las que llebaba, porque le hacia mucha agua, é en ella cierta gente que los in-, dios en la dicha Santa María de los Remedios le abian herido é otros adolecidos, y con la razon de todo lo que abia ocurrido hasta otras islas é tierras que de nuevo descubrió, que la una es una isla que se dice Coçumel, é la puso por nombre Santa Cruz, é la otra es una tierra grande, que parte della se llama Ulúa, que puso por nonbre Santa María de las Nieves, desde donde me enbió la dicha caravela é gente é me escribió cómo yba syguiendo su demanda, principalmente á saber si aqueIla tierra hera isla ó tierra firme; é à muchos dias que de razon abia de aber sabido nueba dél, de que se presume, pues tal nueba dél hasta oy no se sabe, que debe de tener ó estar en alguna estrema necesidad de socorro, é asy mismo porque una caravela que yo enbié al dicho Juan de Grijalba desdel puerto desta ciudad de Santiago para que con el armada que lleba se juntase en el puerto de San Cristóbal de la Habana, porque muy mas probeydo de todo é como á servicio de Sus Altezas conbenia fuese, quando llegó á donde pensó hallarle, el dicho Juan de Grijalba se abia hecho á la vela y hera ydo con toda la dicha armada, puesto que dejó abiso,

del viaje que la dicha caravela abia de llebar; y como la dicha caravela, en que yban ochenta ó nobenta honbres, no halló la dicha armada, tomó el dicho abiso é fué en seguimiento del dicho Juan de Grijalba, é segun parece y se â sabido por informacion de las personas heridas é dolientes quel dicho Juan de Grijalba me enbió, no se abia juntado con él ni della abia abido ninguna nueba ni los dichos dolientes ni heridos la supieron á la buelta, puesto que binieron mucha parte del biaje costa á costa. de la isla de Santa María de los Remedios, por donde abian ydo, de que se presume que con tiempo forçoso podrian decaer hácia Tierra Firme ó llegar á alguna parte, donde los dichos ochenta ó nobenta hombres españoles corren detrimento por el nabío ó por ser pocos ó por andar perdidos en busca del dicho Juan de Grijalba, puesto que yban muy bien peltrechados de todo lo necesario; é demas desto, porque despues que con el dicho Juan de Grijalba enbié la dicha armada, he sydo ynformado de muy cierto por un indio de los de la dicha isla de Yucatan, Santa María de los Remedios, cómo en poder de ciertos caciques principales della están seys cristianos catibos y los tienen por esclabos é se syrben dellos en sus haziendas, que los tomaron muchos dias à de una caravela que con tienpo por allí diz que aportó perdida, que se cree que alguno delos debe ser Nicueça, capitan que el católico Rey don Fernando, de gloriosa memoria, mandó yr á Tierra Firme, é redimirlos seria grandísimo servicio de Dios Nuestro Señor é de Sus Altezas; por todo lo qual, pareciéndome que al servicio de Dios Nuestro Señor é de Sus Altezas con benia enbiar en seguimiento y socorro de la dicha armada quel dicho Juan de Grijalba llebó, y en busca de la caravela que tras él en

« AnteriorContinuar »