Imágenes de páginas
PDF
EPUB

firmó su nombre-Andrés de Duero-el dicho treslado fize escrivir, segun é de la manera que en él se contiene, de la dicha instrucion original; el qual vá cierto é concertado con el dicho original, é vá escripto en estas quatro hojas de papel con esta en que vá mi signo, é en fin de cada plana vá señalado de mi señal acostumbrada. En fée de lo qual, fize aquí mi signo, á tal, en testimonio de verdad. Hay un signo.-Vicente Lopez, escribano público.

CARTA DE DIEGO VELAZQUEZ, EN LA QUE RELACIONA LA DESOBEDIENCIA DE HERNAN CORTÉS Y AUSENCIA QUE ESTE HIZO CON LA ARMADA QUE PUSO Á SU CARGO. (12 de Octubre de 1519.) (1).

Muy Ilustre Señor.-Porque en seis dias de Setiembre pasado escribí á Vuestra Ilustre Señoría, con Bernaldino Iñiguez, la respuesta de una carta que Vuestra Ilustre Señoría en su recomendacion me embió, y de todo lo demas que á la sazon me ocurrió, y porque Gonzalo de Guzman á Vuestra Señoría podrá hacer entera relacion de todo lo demas que fuere servido de ser informado, como me dijo de las muy señaladas mercedes que Vuestra Señoría muy cotidianamente y siempre me habia fecho, favoreciendo ante Su Magestad mis servicios, por qué muchas veces las manos de Vuestra Señoría beso y á Nuestro Señor suplico me dé gracia para que muy continuamente á Su Alteza pueda acertar á servir como yo tengo el deseo, porque mis servicios siempre merezcan el favor de

(1) Archivo de Indias. Patronato, Est. 1., Caj. 1.o

Vuestra Ilustre Señoría; en esta no le daré mas importunidad, de con lo que despues que el dicho Gonzalo de Guzman á esta isla llegó à subcedido, que es:

Que estando de cada dia esperando en esta Isla Fernandina nuevas de la armada que á Vuestra Señoría los dias pasados hize relacion, que con seiscientos ombres abia embiado á las islas é tierras nuevamente por mí descubiertas, en la qual enbié por capitan á un Hernando Cortés, natural de Medellin, criado mio de mucho tiempo, en quien yo pensaba que tenia mucha confianza, por la qual yo lo hize general entre todos, puesto que entre ellos iban personas ansi de debdos mios como otros caballeros que merecian mas, ecepto que por tenerle por criado, como á Vuestra Ilustre Señoría he hecho relacion, y aberle siempre hecho mucha onra, y sin agora en este cargo, aberle siempre dado otros y onrrado con mi persona y mucho de mi hacienda, crey que con él acertaba muy bien á mejor poder servir á Su Magestad; y estando al fin de siete meses esperando de cada dia con mucha congoja la nueva dél y ellos, por hacer de todo relacion á Su Alteza y á Vuestra Ilustre Señoría, y siempre proveyéndolo de todos mantenimientos y de lo demas necesario, navío tras navío, como despues quel dicho Gonzalo de Guzman á esta isla llegó, con las dichas provisiones le habia enviado otras dos ó tres carabelas sin las que de antes yo le habia enviado, quando pensé aber la dicha nueva dél, llegáronme cartas del cabo desta isla abajo, á donde toman la derrota para las dichas tierras, de cómo en veinte y tres dias de Agosto abia llégado á un puerto, que está escondido en el dicho cabo de esta isla, una caravela, y que era la que yo fize nombrar y señalar en la dicha armada por la Capitana, y

[ocr errors]

dentro en ella el piloto mayor de la armada, que desde que hize descobrir aquellas tierras le he traido siempre muy salariado y pagado á su ventaja y voluntad, y con él el mismo maestre y marineros que en la dicha mi caravela yo envié, y que de gente de la tierra ó pasajeros que se pudieron conoscer venia un Francisco de Montejo y otro Alonso Fernandez Puerto Carrero; y que llegados al dicho puerto, tomaron luego un español, que estaba en una estancia cerca del puerto, y juramentáronle que no los descubriese, y tomaron de la dicha estancia todo el pan, casabe y puercos, y todos los otros mantenimientos que pudieron y quarenta botas de agua, é hurtaron ciertos indios de los desta isla que estaban en la dicha estancia é metiéronlo todo en el dicho navío; y juramentado el dicho español, mostráronle mucha parte del oro y quezas que en la dicha caravela llevaban, y mostrado, como se salió el español, hácense á la vela y siguen su viaje por la parte del Norte desta isla y por navegacion no sabida ni usada y muy peligrosa, que tomado el parecer de otros pilotos y marineros que aquí están, llevan el mas escondido y peligroso viaje que acá se â navegado, como personas que se ivan huyendo y que llevavan lo que traian burtadamente.

ri

Ido el dicho navío segund é como á Vuestra muy Ilustre Señoría he hecho relacion, fué tanta la cantidad de oro que el dicho español vió en la dicha caravela, que con juramento que hizo confiesa que vió tanto, que cree que iba lastrada de ello, y dá señas de doscientos y setenta ó trescientos mil castellanos arriba, que vió, y ciertas piezas y cosas señaladas que llevaban, de todo lo qual yo hize hacer provanza con abtoridad de juez y ante escribanos, y la invio á Su Alteza y suplico á Su Mages

tad la mande ver en su Real Consejo, porque caso que estos ayan aportado á donde parezcan delante Su Alteza, por pensar de no poder salir con su intencion, lo qual no creo, no darán todo el oro que yo por relacion tengo y por la informacion parece que en la caravela el español que he dicho,vió; y porque yo no perdono el hurto que á mí me han hecho de mi navío ni de los dineros que al dicho piloto y maestre y marineros que yo á mis espénsas y soldadas en el dicho navío traia les abia dado adelantados, y la merced que Su Alteza en las dichas tierras me ha hecho, á Vuestra muy Ilustre Señoría muchas ve ces suplico que en qualquier manera que esto subceda, sea un eceso y hurto tan grande cómo este muy castigado, porque demas de aventurarse tanta cantidad de oro y aber cometido tan gran maldad y hurto, y no sé si estos males an inficionado los demas que en la hueste quedaron, an puesto tan grand alboroto en esta isla, que certifico á Vuestra Ilustre Señoría, que demas del trabajo que se pasará en apaciguarlos y ellos ternán considerando el atrevimiento que estos tevieron, las rentas é intereses que Su Alteza en esta isla tiene serán harto menoscabadas en este año presente; y á Nuestro Señor plega que no sea por mas, porque la distancia que hay de esos reynos á estas partes, si no fuesen muy temidas y favorecidas las justicias y gobernadores que en ellas Sus Altezas ponen é muy castigados los semejantes ecesos y hurtos, que este bastaria para que todos los destas partes se pusiesen en condicion, y para dar atrevimiento á que muchos malos ficiesen otro tanto, segund las gentes españolas son reboltosas y deseosas de novedades.

El remedio que al presente en todo he puesto es que por ser persona cuerda y de quien Su Alteza y Vaestra

Señoría tiene noticia, Pánfilo de Narvaez, y porque en aquellas tierras Su Alteza le hizo merced de su contador, he acordado de le inviar á ellas y de le dar los poderes que de Su Alteza tengo, y de le inviar con todas las naos que en esta isla he podido aber y la gente que me pareció que al presente convenia, para que Su Magestad en aquellas partes muy mas servido pueda ser, y quedo aderezando para que, si como he dicho, obiere inficionados en ella mas de los que en la dicha caravela van, ir luego mi persona á remediarlo; y porque ansí mismo á Gonzalo de Guzman, que esta lleva, Su Alteza hizo merced en las dichas tierras de su thesorero, me pareció que á él convenia el seguimiento de dicho navío y oro que en él llevan, y le proveí en la ora para que semetiese en otra nao y se fuese en su seguimiento, y si no hallare dél nuevas, fuese á hacer relacion á Su Alteza y á Vuestra muy Ilustre Señoría de todo, y por todas partes trabajase por la cobranza dello, y ansí mismo, para que cómo testigo de vista y persona que con toda la fidelidad que debe hará á Su Magestad y á Vuestra Ilustre Señoría relacion de todo lo demas que fuere servido de saber y de la claridad de mis servicios, porque Su Alteza mande castigar la turbacion que estos malos an puesto en su Real servicio, porque á todos sea exenplo; á Vuestra Ilustre Señoría muchas veces suplico que, como siempre ha sido servido de me mandar hacer mercedes en aumento de mi persona, Vuestra Ilustre Señoría ponga su mano en esto y sea servido de mandar favorecer ante Su Magestad mis servicios y juntamente con elles todo lo que el dicho Gonzalo de Guzman acerca de esta negociacion en mi nombre á Su Alteza y en su alto Consejo obiere de decir y suplicar, para que con mas clarifica

« AnteriorContinuar »