Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Algunos otros indios, que sobraria de los que agora ay, despues de hechos los dichos pueblos, se abian de casar, los que fuesen para casar, y ponellos en poder de personas que los tratasen bien y los toviesen en su casa y los viesen cada dia; señaladamente se les abian de dar á los que fuesen de nuevo á poblar, á los oficiales ó labradores, porque dándoles á cada uno de los tales un hombre y una muger para su servicio, en llegando á ellos, se avecindarian y reposarian y tratarian á los indios como amigos, de soldados libres, y los enseñarian ansí costumbres como polecía, y si no lo hiciesen, quitarselos y darlos á otros.

Y para todo esto, el que llevase el cargo abia de llevar poder entero, sin que nadie le estorvase, para hazer lo que biese que convenia, sin repartimiento pasado, ni cédula de Su Magestad dada, ni que se diese, ni otra cosa alguna, y llevase su salario por tutor de los indios, el qual se le abia de dar de los indios que cada vecino tubiese, porque abia de pagar por cada indio por un año un peso, el medio seria para el dicho tutor, y el medio para Su Magestad, é como le pareciese, el dicho tutor; fuese visitado de tres en tres años, y si se hallasen no tener fidelidad en su oficio, castigarle.

Piensan agora en aquellas islas de acrecentar indios con traer varcadas dellos de otras partes, y tantos se mueren como traen luego, y allá donde los traen escandalizan mucho, y en las islas aprovechan poco, porque quitan los maridos de sus mugeres y los padres de los hijos, etc.; en esto ay ay mucho que mirar.

Si los pueblos que digo se uniesen, de hacer, podrian ser proveidos luego en este punto los indios, que para esto se tomasen, de bastimentos, con que el dicho tutor

mandase dar parà cada indio que tomase al cristiano que lo abia tenido, diez ó doze cargas de pan, para el mantenimiento daquel indio; y esto es justo, porque muchos años â que está mandado por Su Alteza que cada qual que tenga indios, tengan para cada indio tantos montones en pié, los quales abian de ser suyos del indio y no se los an dado, ni los vesitadores no curan dello; agora justamente, pues, podria dezir á cada vecino que se los dé una vez siquiera hechos pan, para que no vayan vazios de su casa, pues le an servido, y que le dé á cada uno una vez siquiera de vestir, quando se lo toman, pues le abia de aber dado cada año una camisa; y así ternían de comer para entretanto que ellos hacian haciendas.

Los vesitadores cada año van y miran esto del pan y del vestir y del tratamiento, y déxanlo algo peor que estaba; porque la manera que agora tienen de visitar es aprovecharse ellos como pueden, y lo demas parece que es burlar de nuestra santa fé católica y escarnecer dello.

A lo otro del primer punto, cómo servirán á Dios, á mí me parece que tomando exemplo de los que con ellos trataren, y viendo que es castigado el que ofende á Jesucristo, y que no les tomen nayde de los cristianos sus mugeres ni sus hijas ni lo que tienen; y â abido en esto tanto, de que es de temer no lo pida Dios á toda Castilla lo que allá se â hecho y aun se hace, en dalles mal enxemplo, aunque en Santo Domingo ya se hazen menos mal, porque no ay indios en quien se hagan; ansi que si en aquellas partes queremos que sea ser vido Jesucristo de aquellas gentes, la mejor manera de hazello es que los cristianos les den buen enxenplo.

A lo segundo, cómo se poblarán aquellas islas, mu

chas maneras podria tener Su Magestad para las poblar, que puede mucho, porque ellas son muy preciosas, porque allende lo natural que en ellas de ante abia, que es mucho oro y hierro y cobre y algodon y otras cosas que no sabemos; pero tienen agora muchas vacas y obejas y yeguas y puercos sin número, y cañafistola mucha, y azúcar en gran cantidad, y perlas que vienen á ella, por ende podria Su Magestad embiar allá gentes pobres, dándoles él pasaje y el comer; y si quisiese hazer colonias, para esto ay mejor aparejo que en tiempo de los romanos, y desta manera sus Reynos y Señorios serían aprovechados; pero dejo esto para los de su alto Consejo, y vengo á lo que Su Magestad podría hazer dende luego á poca costa, y es.e capitulo hago dos partes, la una, cómo se conservarán los vezinos que agora están, que son ya pocos y cada dia se hazen menos, y la otra parte será cómo se acrecentarán, para que se pueblen las islas.

Quanto á lo primero, es necesario que Su Magestad asegure la tierra, porque sino no ay nada hecho, porque la isla de Santo Domingo tiene agora gran peligro, y si esta se pierde, todo corre gran peligro quanto allá está descubierto; â se pues de asegurar esta isla, conque se haga una hermandad de canpeones é cinquenta de á caballe, que an de costar el sueldo destos cada año diez mil pesos, los quales se sacarán de donde diré quando viniere á hablar en el último capítulo, del provecho que abrá Su Magestad justamente, aliende de las rentas que agora tiene en las dichas islas.

Esta hermandad â de andar por la isla en quadrilla, dos de caballos y cuatro peones, sin parar mas que, en llegando á cada estancia, les den dos comidas y dos celemines de cebada, uno quando vinieren y otro quando

se fueren, y tengan estos su capitan y vehedor é etc., y traigan poder para prender a todos, é qualesquier mal- › hechores y esclavos ó indios que anduvieren huydos, i porque todos los negros ó indios an de traer consigo un volantin de cada semana, hecho en testimonio de que no anda huydo, y si fuere hallado sin él, sea preso por la dicha hermandad y llevado á la cárcel, y allí pagará un cierto.... (1) el arca.

A

[ocr errors]

Asegurada la tierra, se âide hazer á cada vecino, que fuere apoblar, le den luego una india con su marido, i para que le sirva en su casa, y que paguen por ellos de soldada un peso ó dos pesos, como arriba es dicho.

Para dar estos indios, á los que fueren ansí á poblar, algunos sobrarán para esto, aliende de hechos los pue-i blos, y si faltaren, por los muchos moradores que fueren allá, mejor sería en tal caso, sería bien traer algunos de otras partes, como pareciese al mejor consejo de Su Magestad.

[ocr errors]

Item: que á todos los que fueren á la dichas islas á pod blar, les sea pagado el pasaje, y en esto se ponga coto, en los nabíos que los an de llevar, quánto an de pagar: por cada pasajero.

Item: que á los que ansi fueren llevados para pobla dores, no les tengan ninguno por fuerza en sus haziendasa ni engenios, ni en este caso yalgan nada las obligacio,:} nes que los moradores hazen, hazer á los que allá ban á morar.

[ocr errors]
[ocr errors]

Item: que los que ansi fueren pobladores y puestos en copia de moradores é vecinos, nadie les saque de la dichas islas para la armada ni para poblar otras tierras,lɔ

(1) Blanco en la copia.

TOMO XII.

7

sin particular licencia de Su Magestad, la qual debia dar con mucha dificultad, sino que él que quisiere ir á poblar, lleve de Castilla pobladores á su costa, y no tomen los que allí abrán ido á costa de Su Magestad ó de la isla, porque en esto â abido y ay gran deshorden.

Item: que sea cierto el que fuere á morar á las dichas islas, ahora sea de Castilla ó de las otras tierras de Su Magestad ó de las islas de la Madera ó Cabo Verde é etc., que les harán buen tratamiento y que no les llebarán derechos de los negros que llebaren para sacar oro para su servicio de sus haciendas, y que les darán y les den buenos sitios de la tierra, pues que los ay tales.

Item: que á los señores de los ingenios, hechos y por hacer, les quite Su Magestad todas las suertes de las cañas de los ingenios y les quede la molienda, y los labradores tengan las cañas y partan con el señor del ingenio el azúcar por medio, como se haze en Canarias; y desta manera cada ingenio terná quince ú veinte cristianos labradores, en cada suerte un cristiano por lo menos, porque de su parte le valdrá á cada labrador cada año, é no nada, treze arrobas de azúcar, y desta manera se poblará y asegurará la tierra, abiendo en cada ingenio quinze ó veinte labradores, y los señores de los ingenios no pierden en esto nada, porque los negros que tratan las cañas, que son quinze ó veinte en cada ingenio, hechados á sacar oro, ganarán mas para sús se- : ñores, y en todo gana Su Magestad, en lo uno y en lo otro, y gana la tierra y pueblase.

Item: para hazer vecinos é buenos vasallos para pecheros, sería bien que Su Magestad hiziese una ley en aquellas tierras, que el negro que hubiere servido á su amo quinze años, sin se le ausentar, fuere libre.

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »