Las corporaciones religiosas en Filipinas

Portada
Impr. y librería religiosa de A. Martín, 1901 - 504 páginas

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 152 - de los Misioneros. Estos fueron los verdaderos conquistadores; los que sin otras armas, que sus virtudes, »se atrajeron las voluntades, hicieron amar el nombre » Español, y dieron al Rey, como por milagro, dos millo»nes más de vasallos sumisos y cristianos; estos fueron » los legisladores de las hordas bárbaras, que habitaban »las islas de este inmenso Archipiélago, realizando con »su suave persuasiva los prodigios . alegóricos de An»fión y Orfeo».
Página 249 - Rogamos y encargamos a los arzobispos y obispos que provean y den orden en sus diócesis que los curas y doctrineros de indios, usando de los medios más suaves, dispongan y encaminen que a todos los indios sea enseñada la lengua española, y en ella la doctrina cristiana, para que se hagan más capaces de los misterios de nuestra santa fe católica, aprovechen para su salvación y consigan otras utilidades en su gobierno...
Página 79 - ... según la mucha noticia que vos diz que tenéis de las cosas de aquella tierra, y entender, como entendéis, las cosas de navegación de ellas, y ser buen cosmógrafo, sería de grande efecto que vos fuésedes en los dichos navios; así para lo que toca á la dicha navegación, como para el servicio de nuestro Señor.
Página 50 - ... sea capaz de fijar su vista sobre esos cuadros sin alterarse, sin que se excite en su alma el placer de meditar ni siquiera la curiosidad de examinar, bien puede cerrar los anales de la historia, bien puede abandonar sus estudios sobre lo bello y lo sublime; para él no existen ni fenómenos históricos, ni belleza, ni sublimidad : su entendimiento está en tinieblas, su corazón en el polvo.
Página 470 - Las consecuencias de tal estado de cosas, fácilmente se deducen; y calcular su gravedad es obvio, teniendo en consideración que, como los abogados son los gestores, por privilegio, de todos los intereses sociales de más importancia, y los clérigos dirigen las conciencias, una y otra clase tienen grandes medios de influir en los indios.
Página 82 - Nuestros itustrísimos señores obispos , que en santidad, letras, desinterés, celo de la gloria de Dios y de la salvación de las almas, no ceden á los mas venerables de otras naciones, son los que únicamente pueden reformarla predicación.
Página 112 - ... —pero se quedaban con la suya. En otra ocasión se corrió por el pueblo que en la sala de la casa del Gobernadorcillo, D. Modesto Gerona uaian piedras y cenizas desde las seis de la tarde hasta las nueve de la noche...
Página 179 - Conquista espiritual de la restante gentilidad, á que anhelaba el apostólico y religioso celo de los Religioso de Santo Domingo; como todo más latamente consta del Testimonio de Autos que presentaba, por donde se reconocen los principios que tuvo la mencionada Misión de Ituy, y los adelantamientos con que los Religiosos de la Orden de San Agustín...
Página 468 - Los eclesiásticos indígenas, se lee en el capítulo VIII de su notabilísima Memoria, salvas contadísimas excepciones, son aquí, ó una mengua para el Clero, ó un peligro para la colonia. En este punto, como en todo, es penosa obligación de mi empleo decir al Gobierno de SM la verdad desnuda, tal como en mi leal saber y entender lo comprendo, sin consideraciones de ningún género.
Página 19 - Grave error fuera por cierto el pensar, que tantos millares de solitarios no hubiesen tenido una grande influencia. En primer lugar, y por lo que toca á las ideas, conviene advertir que los monasterios de oriente se erigieron á la vista de las escuelas de los filósofos; el Egipto...

Información bibliográfica