Imágenes de páginas
PDF
EPUB

1

[ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]

SANTIAGO DE CHILE
IMPRENTA, LITOGRAFÍA Y ENCUADERNACIÓN BARCELONA

Moneda, entre Estado y San Antonio

1904

[merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][graphic][subsumed]

INTRODUCCIÓN

En el primer tomo de esta obra, hemos explicado de qué manera fueron ocupados por los adelantados del rey de España los territorios que hoy día forman algunos de los estados del continente americano y los límites que por disposiciones de la Corona se les señalaron y que tenían en la época de la independecia; fijando así y por este procedimiento las líneas generales de la posesión territorial de cada uno de estos estados, aunque en partes importantes esa posesión sea hoy día todavía motivo de graves disidencias internacionales y razón de disputas diplomáticas entre las cancillerías interesadas en ellas.

Siguiendo el curso de nuestra narración alcanzamos al momento en que los referidos territorios ó provincias americanas llegaron, después de larga lucha contra la madre patria, á proclamarse independientes, mediante hechos y circunstancias de carácter internacional, cuyo estudio será la materia de este volumen, en el cual trataremos de los factores externos, por decirlo así, que influyeron de eficaz manera en este gran trastorno polí

tico que tanta influencia ha tenido en el desarrollo político y económico del mundo en general.

Pero, antes de entrar en este estudio conviene recordar.

para bien explicarse los sucesos que tal cambio produjeron, lo que fué esa América española, durante los tres siglos que duró su conquista y su colonización, su geografía política y administrativa, su legislación civil y económica, sus relaciones con la madre patria y las demás naciones, etc., etc., y discurrir sobre estos tópicos, aunque sea de ligera y como conviene al carácter de esta introducción, en la cual no pueden tener cabida los detalles proporcionados á un verdadero estudio de esta materia.

Al contrario de lo que vulgarmete se cree, la América no fué propiamente una colonia de España ó un conjunto de colonias dependientes de dicho reino, en el sentido que á esta palabra, colonia, se ha dado por los jurisconsultos. Según lo hemos visto, por las capi

. tulaciones que se tomaron por los reyes de España, en la primera época de la conquista, con los adelantados que se comprometieron á aumentar parte del mundo los dominios de la Corona, se daba á éstos el verdadero señorío de los territorios que descubrían y conquistaban, sometiéndolos, eso sí, á un verdadero vasallaje feudal. Eran, pues, los primeros conquistadores los verdaderos señores feudales de Nueva España, de Nueva Castilla, de Nueva Toledo, etc., etc, como los señores españoles que reconocían vasallaje

esta

« AnteriorContinuar »