El extrañamiento de los Jesuítas del Río de la Plata y de las misiones del Paraguay por decreto de Carlos III

Portada
V. Suárez, 1908 - 420 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 321 - ... estimulado de gravísimas causas, relativas a la obligación en que me hallo constituido de mantener en subordinación, tranquilidad y justicia mis pueblos, y otras urgentes, justas y necesarias que reservo en mi Real ánimo...
Página 379 - ... míos en mi ausencia, con asombro general del universo. Los enemigos mismos de la Compañía de Jesús, que...
Página 56 - Compañía; así sacerdotes, como coadjutores o legos que hayan hecho la primera profesión y a los novicios que quisieren seguirles, y que se ocupen todas las temporalidades de la Compañía, en mis dominios...
Página 332 - Se les entregará para el uso de sus personas toda su ropa y mudas usuales que acostumbran, sin diminución; sus cajas, pañuelos, tabaco, chocolate y utensilios de esta naturaleza; los Breviarios, Diurnos y libros portátiles de oraciones para sus actos devotos.
Página 333 - XX. Cada una de las cajas interiores ha de quedar bajo de un especial comisionado, que particularmente deputaré, para atender á los religiosos hasta su salida del reino por mar, y mantenerlos entre tanto sin...
Página 321 - Habiéndome conformado con el parecer de los de mi Consejo Real, en el Extraordinario que se celebra, con motivo de las ocurrencias pasadas, en consulta de...
Página 377 - Desde que por la infinita y especial misericordia de Dios nuestro Señor, para conmigo y para con mis muy leales y amados vasallos , me he visto en medio de ellos restituido al glorioso trono de mis mayores, son muchas y no interrumpidas hasta ahora las representaciones que se me han dirigido por provincias, ciudades , villas y lugares de mis reinos , por arzobispos, obispos y otras personas eclesiásticas y seculares de los mismos, de...
Página 330 - ... de cada uno, que ha de resultar por diligencia firmada de su nombre y puño, para incorporarlo si quiere seguir, ó ponerlo á su tiempo en libertad con sus vestidos de seglar al que tome este último partido, sin permitir el Comisionado sugestiones para que abrace el uno...
Página 379 - Religiosas juntas : que en el nuevo mundo ejercitaron sus talentos con más claridad y esplendor, y de la manera más útil y benéfica para la humanidad...
Página 322 - Y para su ejecución uniforme en todos ellos os doy plena y privativa autoridad, y para que forméis las instrucciones y órdenes necesarias, según lo tenéis entendido y estimareis para el más efectivo, pronto y tranquilo cumplimiento.

Información bibliográfica