Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Si el votante no asentia del todo á las opiniones ya emitidas y creia deber añadir algo, usaba esta fórmula:

29. HOC AMPLIUS CENSEO.

Así la usó Ciceron en la Filípica XIII: «Quæ cum ita sint, de mandatis literisque M. Lepidi. V.C. Servilio assentior, et hoc AMPLIUS CENSEO.»

Los senadores tenian derecho para pedir la division de un voto que comprendiese varios extremos, con esta sola frase:

30. DIVIDE,

á que se llamaba sententiam dividere. Cuando se trató del rey de Alejandría, se dividió la opinion del senador Bibulo y se votó por partes.

Asistia tambien á los senadores el derecho de pedir votacion nominal:

31. UT SINGULI CONSULERENTUR.

Era necesario cierto número de senadores para que pudiese pronunciarse senado-consulto. Todos ellos podian pedir al cónsul se contasen los asistentes: el reclamante decia:

32. NUMERA SENATUM.

Así lo afirma Festo Pomponio: NUMERA SENATUM , ait, quivis senator consuli, cum impedimento esse vult, quominus faciat senatusconsultum.

El sistema de votacion mas generalmente usado era el de colocarse los senadores que opinaban lo mismo, en un lado del Senado, y los que opinaban de otro modo cualquiera en el opuesto. Pomponio dice que la fórmula usada por el consul era la siguiente:

33. QUI HOC CENSETIS ILLUC TRANSITE, QUI ALIA OMNIA IN

HANC PARTEM.

A este acto llamaban los romanos «Pedibus in sententiam ire.)

Hecha la division se contaban los que habia en uno y otro lado y el cónsul pronunciaba la mayoría con esta fórmula:

34. HÆC PARS MAJOR VIDETUR.

Un pasaje de Ciceron en sus cartas puede hacer creer que las votaciones se hacian tambien sentándose y levantándose, pues

dice á Metello en una de ellas: «Nulla est à me unquam sententia dicta in fratrem tuum; quotiescumque est actum, se

DENS ASSEXSI.))

Para despedir el Senado y significar se habia concluido la sesion, el cónsul usaba la siguiente cortés fórmula, con la que parecia pedir perdon á los senadores por haberlos detenido en aquella ocupacion :

35. NIHIL VOS MORAMUR P. C.

Los senado-consultos que el tiempo ha conservado empiezan generalmente con esta fórmula:

36. QUOD VERBA FECIT CONSUL, DE EA RE QUID FIERI PLA

CERET, DE EA RE ITA CENSUERUNT.

Las fórmulas decretorias mas usuales que se encuentran son:

37. PLACERE SENATUI.
38. SENATUM VELLE ET ÆQUUM CENSERE.

39. SENATUM EXISTIMARE.
40. SENATUM ARBITRARI.

41. SENATUI VIDERI.

Cuando la decision de un negocio era negativa , usábase generalmente la fórmula

42. SenaTUI NON PLACERE.

Asi Ciceron en la defensa de Cornelio « Decrevissem, SENATUI NON PLACERE, id judicium de Syllæ bonis fieri.»

A veces el Senado acordaba resoluciones dilatorias, ofreciendo ocuparse de los negocios que se le proponian, y hasta que recaia senado-consulto definitivo, el asunto quedaba en suspenso. Esta suspension se decretaba con la fórmula,

43. SenATUI CURÆ FORE.

Livio refiere que á los legados de los rhodios y del rey Atalo, que se presentaron á tratar de las cosas de Asia, el Senado decretó: «Curæ Asianam rem SENATUI FORE:) y al hablar de los legados de Siracusa: «In reliquum, CURÆ SENATUI FORE rem Siracusanam.

Cuando el Senado estaba muy recargado de negocios y se presentaba uno muy urgente; ó cuando reconocida la urgencia era el asunto de tal clase que no podia despacharlo por sí, porque tenia que reunir los comicios , la fórmula de urgencia era esta :

44. PRIMO QUOQUE TEMPORE.

Así cuando en el Senado se trató de la guerra de España y de los desastres que habiamos causado á los romanos, dice Livio: «Decreverunt patres, ut comitiis prætorum perfectis , cui prcelori provincia Hispania obvenisset, is PRIMO QUOQUE TEMPORB de bello Hispaniæ ad Senatum referret.» Y en otra parte: «Agendum cum tribunis pleb. esse, PRIMO QUOQUE TEMPORE ad plebem ferrent, quem cum imperio mitti placeret in Hispaniam.»

Cuando el Senado aprobaba la conducta observada en cualquier negocio por sus delegados, generales ó por otra persona, corporacion, &c., usaba la fórmula decretoria:

45. Eos, VEL EUM, RECTE ATQUE ORDINE VIDERI FECISSE.

Y á veces añadia :

46. GRATUM ID ESSE SENATUI.

Así en la respuesta a los legados mandados á Sagunto se lee: RECTE ET ORDINE et ex voluntate Senatus FECISSE, quod Saguntum restituerint.

El general que se consideraba con derecho a obtener el honor del triunfo, y que por medio de un senado-consulto habia ya conseguido la declaracion de los méritos exigidos para ello, pedia al Senado:

47.

UT OB REM BENE GESTAM DIIS INMORTALIBUS HONOREM
HABERI JUBERENT, ET UT SIBI TRIUMPHANTI URBEM IN-
GREDI , VICTOREMQUE EXERCITUM DEPORTARE LICERET.

Cuando el Senado encontraba justa la peticion, sancionaba el honor y ceremonia del triunfo con esta fórmula:

48.

UT PRO REPUBLICA FORTITER FIDELITERQUE ADMINIS-
TRATA , ET DIIS INMORTALIBUS HABERETUR HONOS, ET

IPSIS TRIUMPHANTIBUS URBEM INIRE LICERET.

Conocida es la fórmula usada por el Senado en los grandes peligros, dirigiéndose á los principales magistrados, para que la patria no recibiese el menor daño:

49.

VIDERENT , AUT DARENT OPERAM , AUT CURARENT CON

SULES, NE QUID RESPUB. DETRIMENTI CAPERET.

Esta fórmula se usó alguna vez de distinta manera, añadiendo las demás autoridades de la ciudad: cuando durante la guerra civil llegó tan gran necesidad, la fórmula, segun Ciceron, se amplió en estos términos:

50. DENT OPERAM CONSULES, PRÆTORES, TRIBUNI PL. QUIQUE PRO COSS. SUNT AD URBEM, NE QUID DETRIMENTI

RESPUB. CAPIAT.

La primera vez que parece se usó la referida fórmula fué

siendo cónsul Posthumio; despues se pronunció por las sospechas contra las pretensiones monárquicas de Manlio; contra los Gracos, conjuracion de Catilina, &c.

A la fórmula de que los cónsules cuidasen que la república no recibiese el menor daño, respondia el cónsul llamando á las armas á los ciudadanos, con esta otra:

51.

QUI REMPUB. SALVAM ESSE VULT, ME SEQUATUR.

Esta fórmula se atribuye á Rómulo. Cuando la sublevacion de Tiberio Graco, se convenció el Senado de la indolencia ó complicidad de los cónsules; y aunque Scipion Nasica no era mas que senador, pronunció la famosa fórmula para marchar contra Tiberio. Veleyo Paterculo describe enérgicamente este acto: «Circumdata lævo brachio Toge lacinia, ex superiori parte Capitolii summis gradibus insistens, hortatus est, QUI SALVAM REMPUB. VELLENT, SEQUERENTUR.» Y Valerio Máximo: «Sublataque dextra proclamavit, QUI REMPUB. SALVAM ESSE VOLUNT, ME SEQUANTUR.» El Senado uso de esta misma fórmula cuando convocó los comicios para presentar la ley que autorizaba el levantamiento del destierro de Ciceron: en el discurso de gracias que este dirigió á los P. C., despues de su vuelta, les dijo: «Quid enim magnificentius, quis præclarius mihi accidere potuit quod illo petente vos decrevistis, UT CUNCTI EX ITALIA QUI REMPUB. SALVAN ESSE VELLENT, ad me unum hominem fractum et prope dissipatum, restituendum et defendendum venirent?» En efecto, la parte decretoria del senado--consulto excitando a todos los municipios de Italia á ir á Roma para votar la ley, decia : «UT QUI REMPUB. SALVAM ESSE VELLENT ad Ciceronem restituendum venirent.» ¡Qué importancia á un simple ciudadano, y en la desgracia!

A veces, y cuando habia motivo para ello, el Senado pronunciaba contra persona determinada la fórmula:

52. SENATUI VIDERE CONTRA REMPUB. FACERE.

Así, cuando durante la guerra civil se tuvieron sospechas

« AnteriorContinuar »