Imágenes de páginas
PDF
EPUB

siones, estaba abandonado este deber, que bien noticias en varias ocasiones, como la del núejecutado debe dar muy buenos resultados en mero de penados, presos, detenidos y arrestafavor del buen régimen y administracion de dos que en diciembre de 1850 existian en las Jas mismas. Conociéndolo así el gobierno, no cárceles. Por todo lo cual se vé la inspeccion aparta la vista de la realizacion de aquel pen- que la administracion ejerce sobre tales estasamiento, que ha de conducir á perfeccionar blecimientos ; inspeccion que debe abrazar el estado de las cárceles. Así lo demuestra la todos los estremos que quedan indicados, real orden de 8 de mayo de 1853, que acaba esto es, todo lo relativo al régimen interior de publicarse.

y administracion económica de las cárceles, Por ella se manda á los gobernadores de si ha de llenar el objeto de la ley. provincia, que cuiden de que se verifiquen puntualmente en las cárceles las visitas de ins

SECCION VIII. peccion de que habla el art. 6.° de la ley citada: que para esto den las órdenes oportunas DE LAS JUNTAS AUXILIARES DE CÁRCELES. á los alcaldes de los pueblos, cabezas de partido , exigiendo de ellos partes circunstancia- El objeto de estas juntas, creadas por el dos de cada visita, en los cuales espresen las art. 5.' de la ley citada de 26 de julio de 1849, observaciones que en la misma les haya suge- solo en las capitales de los distritos en que rerido sobre el régimen y administracion de las siden las audiencias , es el de auxiliar á la aucárceles, y sobre los medios que puedan em- toridad superior politica en las atribuciones plearse para verificar en ellas una reforma que le competen sobre el régimen interior y acertada ; y que en esta forma informen al go- administracion económica de las prisiones de bierno los mismos gobernadores, sin perjuicio las mismas capitales. De su objeto se desprende adoptar las disposiciones que para alcan- den sus atribuciones, que deberán consignarzar el éxito deseado estén en la esfera de sus se en el reglamento general que se ha de pufacultades , dando cuenta al gobierno de aque- blicar para la ejecucion de la ley de prisiones. lla que necesite autorizacion superior.

Solo la junta de Madrid la formado ya su reTambien se les manda, que sin perjuicio glamento, el que por real orden de 23 de marde estas visitas periódicas, se gire inmediata- zo de 1852 ha sido aprobado con la calidad de mente una estraordinaria, cuidando de verifi- provisional, hasta que se publique el general carla el gobernador mismo, acompañado de la anteriormente indicado. junta auxiliar del ramo ; y que en seguida re- Estas juntas se componen : del gobernador dacten él y los alcaldes en sus respectivos par- de la provincia, que es su presidente; de un tidos un informe circunstanciado sobre cada magistrado de la audiencia, vice-presidente, prision, en el cual se esprese su origen , si- / designado por su sala de gobierno; de un contuacion, propiedad del edificio , circunstan-sejero provincial , elegido por el gobernador; cias de éste con relacion á su seguridad y á las de un eclesiástico de la capital , á eleccion del subdivisiones de localidad que deba contener, diocesano; estos en calidad de individuos nasegun el art. 11 de la ley, limpieza, salubri- tos : y además, de un individuo de la diputadad, alimentos, trato que se dá á los presos y cion provincial, otro del ayuntamiento, otro ocupaciones á que se les dedica ; finalmente, de la junta provincial de sanidad, y otro de sobre todas aquellas prácticas saludables ó vi- la provincial de beneficencia , designados por ciosas que contribuyan a dar una idea comple- el gobernador; y de un profesor en la facultad ta del estado de cada una de las cárceles y de de medicina, un arquitecto y cuatro partilo que sea conveniente hacer para mejorarle, culares entendidos en materias de contabilicon especialidad en cuanto al establecimiento dad, nombrados por el mismo gobernador. de talleres, tan útil y recomendable, no solo Estos cargos son honoríficos y gratuitos: ha de como medio económico, sino como elemento darse noticia al ministerio de la Gobernacion seguro de moralidad. Reunidos estos informes, de las personas que los desempeñen. (Art. 5.* el gobernador debe remitirlos al ministerio de de la ley de 26 de julio, y disposicion 2.' de la Gobernacion, espresando las medidas que la real orden de 13 de setiembre de 1849.) hubiere adoptado, y proponiendo al gobierno Del interés y celo que desplegarán estas las que sean de la competencia de éste, para la juntas, depende en gran parte la mejora de realizacion de las indicadas mejoras.

nuestras cárceles. No deben confundirse con Con el mismo objeto se han pedido otras la sociedad filantrópica para la mejora del sis

por él.

menor.

se

tema carcelario, correccional y penal de Es- Art. 296. Las disposiciones del arlículo anterior son paña , que tan buenos servicios viene prestan- aplicables :

2. Al alcaide que sin mandato de la autoridad do á la humanidad hace muchos años, y á cu- competente tuviere incomunicado o en prision distinta ya cooperacion activa y eficaz son debidas de la que corresponda a un preso ó sentenciado. muchas de las mejoras hechas en los estable- 3.° Al alcaide ó jefe de establecimiento penal que cimientos penados.

impusiere a los presos ó sentenciados privaciones indebidas, ó usare con ellos de un rigor innecesario.

4.° Al empleado público que sin motivo legitimo deSECCION IX.

jare de dar curso á cualquiera solicitud relativa a la li

bertad de un preso. LEGISLACION PENAL.

Art. 298. El empleado público que arbitrariamente pusiere á un preso o detenido en otro lugar que no sea

la cárcel ó establecimiento señalado al efecto, será Recopilaremos en esta seccion todos los castigado con la multa de 10 a 100 duros. articulos del Código penal vigente, que hacen Art. 300. El empleado público que desempeñando relacion al objeto del presente artículo. Las

un acto del servicio cometiere cualquiera vejacion indisposiciones penales anteriores no conducen justa contra las personas o usare de apremios ilegítimos

ó innecesarios para el desempeño del servicio respecá nuestro objeto, porque están derogadas tivo, será castigado con las penas de suspension y mul

ta de 10 a 100 duros.

Art. 303. El alcaide que solicitare a una mujer su

jela á su guarda, será castigado con la pena de prision Art. 204. Los que estrajeren de las cárceles o de establecimientos penales a alguna persona detenida' en Si la solicitada suere esposa , bija, madre, hermana ellos, o le proporcionaren la evasion, serán castigados 6 afin en los mismos grados de persona que tuviere con las mismas penas señaladas en el art. 276, segun

bajo su guarda, la pena sera prision correccional. el caso respectivo, si emplearen la violencia y el so- En todo caso concurrirá además en la de inhabilitaborno, y con pena inferior en un grado, si se valieren

cion perpétua especial. de otros medios.

Art. 314. El empleado público que por dádiva ó proSi la estraccion 6 evasion de los detenidos se verifi

mesa cometiere alguno de los delitos espresados en los care fuera de dichos establecimientos, violentando o

capitulos precedentes de este título (en los que estan sorprendiendo a los encargados de conducirlos, comprendidos los anteriores artículos escepto el 204 ), aplicarán las mismas penas en su grado mínimo.

además de las penas en ellos designadas incurrirá en Art. 276. El empleado público culpable de con

las de inhabilitacion absoluta perpétua y multa de la niver.cia en la evasion de un preso cuya conduccion 6 mitad al tanto de la dádiva ó promesa aceptada. custodia le estuviere confiada, será castigado:

En la misma multa y en la pena de inhabilitacion 1.° En el caso de que el fugitivo se hallare condena-especial temporal incurrirá el empleado público que do por ejecutoria en alguna pena, con la inferior en

por dádiva o promesa ejecutare ú omitiere cualquier dos grados y la de inhabilitacion perpétua especial. acto lícito o debido, propio de su cargo. 2. En la pena inferior en tres grados a la señalada

El empleado público que admitiere regalos que le por la ley al delito por el cual se halle procesado el fu

fueren presentados en consideracion á su oficio, será gilivo, si no se le hubiere condenado por ejecutoria , y castigado por este solo hecho con la reprension públien la de inhabilitacion especial temporal.

ca, y en caso de reincidencia, con la de inhabilitacion Art. 277. El particular que hallándose encargado de especial. la conduccion 6 custodia de un preso ó detenido, co- Art. 317. En todo caso caerán las dádivas en cometiere alguno de los delilos espresados en el artículo miso. precedente, será castigado con las penas inmediata- Art. 328. El empleado público que exigiere directa mente inferiores en grado a las señaladas al empleado o indirectamente mayores derechos que los que le espúblico.

tén señalados por razon de su cargo, será castigado Art. 295. Serán castigados con las penas de suspen- con una multa del duplo al cuádruplo de la cantidad sion y multa de 5 a 50 duros :

exigida. 3.° El alcaide de cárcel o jefe de establecimiento pe- El culpable habitual de este delito incurrirá además nal que recibiere en ellos en concepto de presa o dete- en la pena de inhabilitacion temporal. nida a una persona sin los requisitos prevenidos por la ley.

4.' El alcaide 6 cualquier empleado público que En el caso de que sean malversados los ocultaren á la autoridad un preso que deban preseo- caudales destinados á cubrir los gastos del pertarle.

sonal y material de las prisiones, y á la ma5. Todo empleado público que no diere el debido cumplimiento á un mandato de soltura librado por la

nutencion de presos pobres, V. Malversacion autoridad competente, o retuviere en los establecia de caudales públicos. mientos penales al sentenciado que ha estinguido su Como se infiere de las anteriores disposicondena.

Cuando la persona que incurriere en alguno de los ciones, han quedado derogadas nuestras antidelitos de que se trata en este artículo no gozare suel guas leyes que castigaban á los presos que se do fijo del Estado , incurrirá además en la pena de ar- escapaban ó fugaban de las cárceles. El deseo resto mayor ú destierro.

de la libertad es tan natural al hombre, que no

[ocr errors]

puede tenerse por culpable al que se lo procu- | dándose para ello las ordenes convenientes.-Firma del ra apelando á la fuga : la culpa será de sus alcalde. guardadores. De consiguiente, hoy no es delito la fuga de cárcel en el preso cuya causa se

Estas órdenes son para el comandante de la está sustanciando, pero si en aquel que, fa- guardia civil y para el alcaide de la cárcel, á llada ejecutoriamente su causa , ha principiado recibo a continuacion del mandamiento del

fin de que haga á esta la entrega, recogiendo ya á cumplir su condena, porque falta á un

á deber que la ley le impone. Sobre la pena con

juzgado, que será como sigue: que se castiga este delito segun los diferentes

Mandamiento del juzgado para rl alcaide. D. F. de T., casos, V. Quebrantamiento de sentencia. juez de primera instancia de esta villa y su partido.

En virtud del presente, el alcaide de estas cárceles lenSECCION ÚLTIMA.

dra á disposicion del señor alcalde de esta villa á Juan Clavo, preso en ellas por causa sobre hurlo, entregan

dolo a la orden del mismo para que sea trasladado a MODO PRACTICO DE ESTENDER LAS DILIGEN- disposiciou del señor juez de primera instancia de Pego, CIAS PARA LA TRASLACION DE UN PRESO. pues así lo lengo mandado por auto de este dià. Dado

en Mula á 12 de junio de 1853.-F. de T. Por su manda

do,el escribapo F. de C. Supongamos que la traslacion del preso ha

Despacho ó carta-guia. D. F de T., juez de primera de verificarse en virtud de reclamacion de otro instancia de esta villa y su partido.-A los señores aljuzgado. En la mayor parte de los casos con- caldes y demás autoridades de los pueblos del tránsito vendrá oir sobre ella al promotor fiscal. Lue- de esta villa a la de Pego, hago saber: que por auto de go que tenga el cspediente la instruccion nece

este dia he acordado, que Juan Clavo de esta vecindad,

preso en estas cárceles por causa sobre hurto, sea trassaria á juicio del juez, podrá recaer el si-ladado a disposicion del juez de primera instancia de guiente

Pego, quien lo tiene reclamado para la sustanciacion de

la causa criminal que contra él y otros esta siguiendo Auto. Puesto que no lo resiste el estado de la causa,

sobre robo en cuadrilla y en despoblado: Y para que que sobre hurto se sigue en este juzgado contra Juan tenga efecto, de parte de S. M. (Q. D. G.) exhorto y reClavo, preso en estas cárceles, remílase el mismo a dis- quiero a las autoridades del tránsito, y de la mia les pido

y posicion del juez de primera instancia de Pego, que lo

y encargo, dispongan que dicho rco Juan Clavo sea trastiene reclamado en virtud del anterior exhorto que se le

ladado de unos en otros con la seguridad conveniente, devolvera, quedando en dicha causa testimonio en re

por los tránsitos y en la forma prevenida, hasta entrelacion de estas actuaciones; y para su traslacion ofície- garlo a disposicion del señor juez de primer. instancia se lo conveniente al alcalde de esta villa , á cuya dispo- de Pego con el pliego cerrado que se acompaña ; pues sicion se pondrá desde luego dicho preso con el oficio

haciéndolo asi prestarán un servicio a la administrade remesa , , la carta-gula para las autoridades de los

cion de justicia, quedando yo al tanto en casos iguales. pueblos del tránsito, librándose para la entrega del

Dado en Mula á 12 de junio de 1853.-F. de T.- Por su mismo el correspondiente mandamiento contra el al

mandado, el escribano F. de C.. caide. Lo mandó y firma el señor juez de primera instancia de este partido en Mula a 12 de junio de 1853, de

El alcalde del punto de partida y los de los que doy fé.

pueblos donde pernocta el preso, ponen el siOficio de remesa. En virtud de la reclamacion que guiente; V. S. se sirvió hacerme por exhorto de 4 del actual, el que le sera devuelto por el correo, remito a su disposi- Decreto. Cúmplase, y verifiquese la traslacional cion el preso Juan Clavo, procesado en ese juzgado por pueblo inmediato por conducto de la guardia cívil. robo en cuadrilla, de cuyo recibo o llegada se servirá V. S. darme el correspondiente aviso. Dios guarde á

Ya se ha dicho que para

ei

oportuno resV. S. etc.-Sr. juez de primera instancia de Pego. guardo, el conductor del preso y pliego debe

Oficio para el alcalde. Se servirá V. disponer que recojer recibo del alcalde o autoridad á quien Juan Clavo, preso en estas cárceles, sea trasladado con la seguridad conveniente a la mayor brevedad con el

lo entrega ; y el juez á cuya disposicion va, pliego cerrado que acompaño, a disposicion del señor luego que lo recibe, lo avisa por el correo al juez de primera instancia de Pego, quien lo tiene re- remitente, cuyo recibo se une á la causa ó á clamado para la continuacion de la causa que le sigue los antecedentes. sobre robo en cuadrilla y en despoblado , cuyo servicio 6918. CARCELAJE: leg. e. Derecho que interesa á la administracion de justicia. Tambien acompaño la carta-gula para las autoridades de los pueblos tienen obligacion de pagar al salir de la cárdel tránsito, y el mandamiento para la entrega del pre- cel todos aquellos que han estado presos. so por el alcaide, de todo lo cual se servirá V. acusar- Los presos que fueren despachados y manme el recibo. Dios, etc. Mula 12 de junio de 1853.- dados librar en sus causas, no deben ser deteSr. alcalde de esta villa.

nidos por derechos de carcelaje ni otros; asi Decreto del alcalde al anterior oficio. Mula 13 de junio de 1853. Cúmplase; acúsese el recibo, y esectúese

como tampoco se les pueden tomar las capas, la traslacion del preso escoltado por la guardia civil, ropas, mantas y otros vestidos que llevaren,

[ocr errors]

vec.

6937. CARDELLE : geog. L. en la prov. de

los cuales se les devolverán si los hubieren da- 1 de Cervera de Rio Pisuerga , dióc. de Leon, do en prenda de los referidos derechos, y tanto aud. terr. y c. g. de Valladolid , con 8 vec. el carcelero como el alguacil ó escribano que 6931. CARDEC: geog. L. en la prov. de lo contrario hiciere, incurrirán por cada vez en Oviedo, ayunt. y felig. de Santa María de Canla pena de un ducado para los pobres de la gas de Onís, con 32 vec. cárcel, y en suspension de oficio por un ines. 6932. CARDEDEU: geog. V. con ayunt. en

6919. CARCELEN : geog. V. con ayunt. en la prov., aud. terr., c. g. y dióc de Barcelola prov. y aud. terr. de Albacete , part. jud. na, part. jud. de Granollers, con 282 vec. de Casas Ibañez , c. g. de Valencia , dióc. de 6933. CARDEGIA : geog. Ald. en la prov. Cartagena , con 461 vec.

de Pontevedra, ayunt. de Lalin y felig. de San6920. CARCELERIA : leg. p. La pri-, ta María de Filgueira, con 12 vec. sion.- La detencion forzada en cualquiera 6934. CARDEJON: geog. L. con ayunt. en parte, aunque no sea la cárcel.-La fianza car-la prov. de Soria , part. jud. de Agreda , aud. celera. — Antiguamente el conjunto de delin- terr. y c. g. de Burgos, dióc. de Osma, con cuentes presos en la cárcel.

49 vec. 6921. CARCELERO: leg. c. El sugeto que 6935. CARDELA : geog. V. con ayunt. en tiene a su cargo una cárcel.

la prov., dióc. , aud. terr. y c. g. de Granada, En los pueblos en que no reside el juez de part. jud. de Iznalloz, con 144 vec. primera instancia suele, por regla general, ser 6936. CARDELLE: geog. L. en la prov. de el alguacil (véase), el encargado de la guar-la Coruña , ayunt. de San Antolin de Toques dia y custodia de los presos, en cuyo caso se y felig. de San Esteban de Villamor, con 10 le titula alguacil carcelero.

Sus obligaciones y responsabilidades son las mismas que las de los alcaides. (Véanse y Lugo, ayunt. de Villalba y felig. de San Bartambien Cárcel.)

tolomé de Corbelle, con 10 vec. 6922. CARCER: geog. L. con ayunt. de la 6938. CARDELLE: geog. Ald. en la prov. prov., aud. terr., c. g. y dióc. de Valencia, de Pontevedra, ayunt. de la Estrada y felig. de part. jud. de Alberique , adm. de rent. de Ja- San Andrés de Vea, con 8 vec. tiva , con 64 vec.

6939. CARDELLE: geog. Ald. en la prov. 6923. CARCOBA: geog. L. en la prov. de de Pontevedra , ayunt. de Dozon y felig. de Oviedo , ayunt. de Castropol y felig. de Santa San Esteban de Dozon , con 5 vec. Eulalia de Presno, con 1 vec.

6940. CARDELLE (San Silvestre de): geog. 6924. CARCHEL: geog. V. con ayunt. en Felig. en la prov. y dióc. de Orense, part. la prov. y dióc. de Jaen, part. jud. de Huelma, jud. de Señorin en Carballino, ayunt. de Bohoaud. terr. y c. g. de Granada, con 82 vec. ras, con 45 vec.

6925. CARCHELEJO : geog. L. con ayunt. 6941. CARDENAS : geog. V. con ayunt. en en la prov. y dióc. de Jaen, part. jud. de Huella prov. de Logroño, part. jud. de Nájera, aud. ma , aud. terr. y c. g. de Granada, con 319 terr. y c. g. de Burgos, dióc. de Calahorra,

con 53 vec. 6926. CARDA (Santa Eulalia de): geog. Fe- 6942. CARDENCHOSA: geog. Ald. en la lig. en la prov. y dióc. de Oviedo, part. jud. y prov. y dióc. de Córdoba, aud. terr. y c. g. de ayunt. de Villaviciosa , con 34 vec.

Sevilla, part. jud. y ayunt. de Fuente Oveju6927. CARDABELLA: geog. Ald. en la prov. na, con 50 vec. de Pontevedra , ayunt. de la Estrada y felig. 6943. CARDENETE: geog. V. con ayunt. de San Julian de Guimarcy, con 8 vec. en la prov. y dióc. de Cuenca, part. jud. de

6928. CARDAMA (Santa María de): geog. Cañete , aud. terr. de Albacete y c. g. de CasFelig. en la prov. de la Coruña, dióc. de San- tilla la Nueva, con 398 vec. tiago, part. jud. de Ordenes, ayunt. de Oroso, 6944. CARDENADIJO: geog. L. con ayunt. con 30 vec.

en la prov., part. jud., dióc., aud. terr. y c. g. 6929. CARDAÑO DE ABAJO: geog. L. con de Burgos, con 62 vec. ayunt. en la prov. y dióc. de Palencia , part. 6945. CARDENA JIMENO: geog. L. con jud. de Cervera de Rio Pisuerga , aud. terr. y ayunt. en la prov., part. jud., dióc., aud. terr. C. g. de Valladolid, con 32 vec.

y c. g. de Burgos, con 28 vec. 6930. CARDANO DE ARRIBA : geog. L. 6946. CARDEÑOSA: geog. Alq. agregada con ayunt. en la prov. de Palencia , part. jud. I al ayunt. de Villanueva de Cañedo en la prov.,

vec.

part. jud. y dióc. de Salamanca , aud. terr. y Lugo, ayunt. de Lugo y felig. de San Mamed c. g. de Valladolid, con 5 vec.

de Angeles, con 2 vec. 6947. CARDEÑOSA: geog. L. con ayunt.

6963. CARDOSO (EI): geog. V. con ayunt. en la prov. de Guadalajara, part. jud. de Atien- en la prov. de Guadalajara , part. jud. de Coza , aud, terr. y c. g. de Madrid, dióc. de Si- golludo, aud. terr. y c. g. de Madrid, dióc. de güenza , con 16 vec.

Toledo , con 72 vec. 6948. CARDEÑOSA: geog. V. con ayunt. 6964. CARDOUFE: geog. Ald. en la prov. de la prov., part. jud. y dióc. de Avila , aud. de Pontevedra, ayunt. de Dozon y felig. de terr. de Madrid , c. g. de Castilla la Vieja, Santa María de Sanguinedo , con 3 vec. con 176 vec.

6965. CARDUEIRO: geog. Ald. en la prov. 6949. CARDEÑOSA : geog. V. con ayunt. de Orense , ayunt. de Baños de Melgas y felig. en la prov. y. dióc. de Palencia , part. jud. de de San Martin de Betan, con 15 vec. Frechilla, aud. terr. y c. g. de Valladolid, 6966. CAREAGA: geog. Cas. en la prov. de con 48 vec.

Vizcaya, part. jud. de Bilbao, ayunt. y térm. 6950. CARDEÑUELA DE RIOPICO: geog. del Valle de Ceberio, con 3 vec. L. con ayunt. en la prov., part. jud., dióc., 6967. CAREAR : leg. c. Poner en careo a aud. terr. y c. g. Búrgos , con 24 vec. los cómplices ó testigos, ó confrontarles con

6951. CARDES: geog. L. en la prov. de el objeto de averiguar la verdad de un hecho. Oviedo, ayunt. de Piloña y felig. de Santa Ma- Tambien cotejar o examinar dos cosas á un ria Magdalena , con 140 vec.

mismo tiempo para ver si están ó no con6952. CARDET: geog. L. con ayunt. en la formes. prov. de Lérida , part. jud. y adm. de rent. de 6968. CAREGUE : geog. L. con ayunt. en Tremp, aud. terr. y c. g. de Cataluña , dióc. la prov. de Lérida , part. jud. de Sort, aud. de Seo de Urgel, con 3 vec.

terr. y c. g. de Barcelona, dióc. de Seo de 6953. CARDIEL: geog. V. con ayunt. en la Urgel , con 24 vec. prov. de Toledo, part. jud. de Talavera de la 6969. CARELA: geog. L. en la prov. de Reina , aud. terr. de Madrid , dióc. de Avila, Lugo, ayunt. de Vivero y felig. de Santa Mac. g. de Castilla la Nueva , con 20 vec.

ría de Magazos, con 1 vec. 6954. CARDIGONDE: geog. Ald. en la prov. 6970. CARELO : geog. L. en la prov. de de Pontevedra, ayunt. de Chapa y felig. de Lugo, ayunt. de Trasparga y felig. de San PeSanta Maria de Cortejada, con 9 vec.

dro de Buriz, con 3 vec. 6955. CARDO (San Martin de): geog. Fe- 6971. CARELLE: geog. Ald. en la prov. de lig. en la prov. y dióc. de Oviedo, part. jud. la Coruña, ayunt. de Sobrado y felig. de San de Avilés, ayunt. de Gozon, con 80 vec. Lorenzo de Carelle, con 4 vec. 6956. CARDOEIRO: geog. L. en la prov.

6972. CARELLE GRANDE: geog. L. en la de la Coruña , ayunt. de Fene y felig. de San prov. de Lugo, ayunt. de Muras y felig. de Estéban de Perlio, con 3 vec.

Santa Maria de Burgos, con 13 vec. 6957. CARDOEIRO: geog. L. en la prov. 6973. CARELLE ( San Lorenzo de): geog. de Lugo , ayunt. de Ribarba y felig. de Santa Felig. en la prov. de la Coruña , dióc. de SanMaria de Cabanas , con 40 vec.

tiago, part. jud. de. Arzúa y ayunt. de Sobrado, 6958. CARDOIRA: geog. L. en la prov. de con 45 vec. Lugo, ayunt. de Villalba y felig. de San Cosme 6974. CARENAS: geog. L. con ayunt. en la de Nete, con 3 vec.

prov., aud. terr. y c. g. de Zaragoza , part. 6959. CARDONA: geog. V. con ayunt. y jud. y adm. de rent. de Ateca, dióc. de Taraplaza fortificada en la prov., aud. terr. y c. zona, con 11 vec. g. de Barcelona, part. jud. de Berga , dióc. de 6975. CAREO: leg. p. La confrontacion de Solsona , con 520 vec.

los testigos ó procesados, cuyas declaraciones 6960. CARDOSA: geog. L. que forma ayunt. están contradictorias, hecha a presencia del con Cedó y tiene alc. p. en la prov, de Lérida, juez y de su órden, con el objeto de averiguar part. jud. de Cervera, aud. terr. y c. g. de Ca- mejor la verdad , oyéndolos en sus debates. taluña, dióc. de Seo de Urgel , con 3 vec.

La conveniencia del careo ha sido objeto 6961. CARDOSA: geog. L. en la prov. de de disputa entre los autores. Hay algunos que Lugo , ayunt. de Villalba y felig. de San Bar-lo desaprueban, suponiendo que este medio tolomé de Insua , con 2 vec.

da la victoria al mas sereno, astuto ó descara6962. CARDOSO: geog. L. en la prov. de do, sobre el tímido, inesperto ó inadvertido.

« AnteriorContinuar »