Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Diaz, y se obliga a que si este no pagase á D. Francisco, ayunt. en la prov. y dióc. de Lugo, aud. terr. Gomez los daños, perjuicios , costas y pena, en el caso y c. g. de la Coruña , part. jud. de Quiroga, de que se ba hecho mérito anteriormente, lo satisfará

con 504 vec. él como su fiador, prévia escusion en los bienes de aquel, á cuyo beneficio no renuncia. Al cumplimiento

8209. CAUSA : leg. c. El titulo en virtud de todo ellc obligaron ambos otorgantes todos sus bie- del cual se nos trasfiere ó adquirimos algun nes habidos y por haber; se sujetarou a la jurisdic-derecho, como la herencia , legado, donacion del tribunal que conozca del antedicho pleito, ycion, etc. Si la adquisicion del derecho es grarenunciaron todas las leyes que puedan favorecerles,

у Así lo dijeron, otorgaron y firmaron , siendo testigos tuita y nada nos cuesta , se dice que la causa es F. , Z y m., de que doy fe.-Juan Diaz.-Diego Rubio. lucrativa; y onerosa , cuando se nos trasfiere Ante mí, N. N , escribapo.

el derecho mediante precio ó gravámen. (Véa

se Título.) Tampoco está determinado espresamente

Tambien se entiende por causa lo mismo en qué clase de papel se ha de librar la copia que por juicio ó contienda judicial, esto es, de la anterior escritura ; pero considerándola todo asunto entre partes, que se sigue y ventila como una fianza de estar á derecho, pagar contradictoriamente ante un tribunal, en la juzgado y sentenciado , pues en realidad no es

forma establecida por las leyes, hasta su resootra cosa , atendidos sus efectos, creemos que lucion definitiva. -Y el espediente ó proceso debe librarse en sello 3.', con arreglo al arti- que se forma para la sustanciacion del negoculo 5.', párrafo 3.o 'del real decreto de 8 de cio, ó sea el cuerpo mismo de los autos. Para agosto de 1851.

que la causa se sustancie y falle válidamente, 8199. CAUCIONERO: leg.c. En otro tiem- debe ser competente el tribunal ante quien se po llamábase así la persona que constituyen- ventile. (V. Competencia y Juez.) dose en fiador de otro , respondia por él.

La causa puede ser civil ó criminal, segun 8200. CAUDETE: geog. L. con ayunt. en la sea la naturaleza de la acción entablada, ó del prov. y dióc. de Cuenca, part. jud. de Reque-asunto que se ventila: es civil, cuando la na, aud. terr. de Albacete , c. g. de Madrid, cuestion versa sobre asuntos civiles, ó sea socon 159 vec.

bre intereses pecuniarios; y es criminal, cuan8201. CAUDETE : geog. V. con ayunt. en do se trata de la averiguacion y castigo de al

prov., aud. terr. de Albacete , part. jud. de gun delito. Aunque el nombre de causa es coAlmansa , c. g. de Valencia , dióc. de Orihue- mun á los asuntos civiles y criminales, como la , con 1,256 vec.

se vé en el Diccionario de la lengua castellana, 8202. CAUDETE: geog. L. con ayunt. en y se deduce la division que acabamos de esplila prov. , intend., adm. de rent, part. jud. car, sin embargo, en el lenguaje comun y y dióc. de Teruel, aud. terr. y c. g. de Zara- usual del foro, el nombre de causa se aplica goza, con 121 vec.

mas bien. á los negocios y procesos crimina8203. CAUDIEL: geog. V. con ayunt. en la les, y á los civiles el de pleito. (V. Juicio crit prov. de Castellon de la Plana, part. jud de minal y Juicio civil en todas sus acepciones y Vivel, aud. terr. y c. g. de Valencia, dióc. de Pleito.) Segorve, con 429 vec.

Como veremos en los articulos citados, en 8204. CAUDILLA: geog. V. con ayunt. en estos últimos tiempos se han acordado varias la prov. y dióc. de Toledo, part. jud. de Tor- disposiciones con el objeto de conseguir la rijos, aud. terr. de Madrid, c. g. de Castilla pronta sustanciacion de las causas civiles y la Nueva, con 48 vec. '

criminales. Se ha declamado mucho contra la 8205. CAULES DE VIDRERAS : geog. L. pesadez y dilaciones de nuestros procedimienen la prov. y dióc. de Gerona, part. jud. de tos, y se ha demostrado la necesidad de poner Sta. Coloma de Farnés, aud. terr. y c. g. de remedio á este mal, que en efecto es grave, Barcelona, con 4 vec.

con la reforma de los tribunales y códigos de 8206. CAULFE: geog. L. en la prov. de la procedimientos. Pero no se ha pensado en poCoruña , ayunt. de Monfero y felig. de Santa ner en práctica las leyes de Partida, que ya Maria de Gestoso, con 6 vec.

habian caducado cuando las comentaba Gre8207. CAUNEDO (S. Cipriano de): geog. gorio Lopez (Ley 9, tit. 6, Part. 6., y ley 7, Felig. en la prov. y dióc. de Oviedo, part. jud. tit. 29, Part. 7."), las cuales disponen , que las de Belmonte, ayunt. de Soincedo , con 50 causas civiles se terminen dentro de tres años,

y las criminales dentro de dos; y no averi8208. CAUREDO Ó COUREDO: geog: guándose la verdad en este tiempo, que se ab

la

[ocr errors]
[ocr errors]

vec.

meros.

suelva al reo y se condene al acusador (1). Desde cribano à quien corresponda, abonando el que un principio se verian los gravísimos inconve- los pida los derechos con arreglo á arancel, y nientes de estas disposiciones, cuando tan sin poder para ello estraerse de la escribania pronto cayeron en desuso.

los documentos originales. Fenecida cualquiera causa civil ó criminal, 5. Si los testimonios de pleitos ó causas si alguien pidiere que a su costa se le dé testi- se sacaren para imprimirlos, se suprimirán en monio de ella ó del' memorial ajustado para la impresion los nombres de los magistrados ó imprimirlo, ó para otro uso, estará obligado jueces, y de las demas personas que en cualá mandarlo así el juez ó tribunal respectivo. quier concepto hubieren intervenido en el (Art. 14 del reglamento provisional para la asunto, sustituyendo en su lugar letras ó núadministracion de justicia.)

Mas para evitar los abusos que á la sombra 6. La providencia judicial en que se mande esta disposicion pudieran cometerse, per de franquear el testimonio, no eximirá de la real orden de 2 de diciembre de 1845 comuni- pena en que incurra con arreglo á derecho a la cada a los tribunales y juzgados, se dictaron persona responsable de la publicacion. varias reglas con sujecion a las cuales han de 8210. CAUSANTE: leg. c. El sugeto de solicitarse y concederse los testimonios de quien se deriva el derecho que otro tiene. Por causas fenecidas. Estas reglas son las siguien- ejemplo, el que está poseyendo un vínculo tes:

llama su causante al que lo fundó. 1: Los tribunales y juzgados mandarán fa- 8211. CAUSIDICO: leg. c. Todo aquello que cilitar testimonio á cualquiera que lo pida de se refiere ó concierne á las causas y pleitos. las causas ó pleitos fenecidos que se hubieren Con este nombre causidico, se conocia en incoado con posterioridad al 26 de setiembre lo antiguo al abogado. de 1835, que es la fecha del reglamento provi. 8212. CAUTIVO: leg. c. El aprisionado en sional, salva la escepcion contenida en el artí- la guerra contra infieles ; el que ha sido cogido culo 10 del mismo reglamento. Esta escepcion por estos y vive en su poder como esclavo; ó comprende las causas en que la decencia exija como dice la ley 1.", tit. 29, Part. 2.*: «Capque se vean á puerta cerrada . y no en audien- tiuos son llamados por derecho, aquellos que cia pública.

caen en prision de omes de otra creencia. » Se 2. Cuando el testimonio que se solicite rán, pues, considerados hoy como cautivos fuere relativo á causa ó pleito promovido con los que sean cogidos por pueblos que reducen anterioridad a dicha fecha, ó á asuntos guber- sus prisioneros á la esclavitud. nativo-judiciales, ó correspondientes a la ju- Cuando las guerras contra los musulmanes risdiccion voluntaria , los tribunales y jueces y demás infieles, nuestras leyes dispensaron concederán ó negarán la licencia, segun lo toda la proteccion posible a las personas y creyeren conveniente, atendido el interés de bienes de los cautivos, concediéndoles varios las familias y del público; pero oyendo siem- privilegios como a personas desvalidas, y que pre al ministerio fiscal y a las partes interesa- habian caido en « la mayor malandanza que les das cuando sea procedente.

omes pueden auer en este mundo. » Aunque 3. Cuando los testimonios que se pidan no por los adelantos de la ciyilizacion son en el sean literales de todo un pleito , causa ú otro dia muy raros los casos de cautiverio, por si documento, sino solo de alguna parte de él, ocurre alguno bueno será saber lo que dispoantes de mandarse espedir se pasará la peti- nen nuestras leyes , en cuya aplicacion no toca cion al ministerio fiscal para que haga las adi- la menor parte a los escribanos. ciones que crea necesarias, á fin de que apa

El cautivo es considerado como ausente y rezcan integros los hechos ó las razones que detenido contra derecho, mas de ningun modo contengan los procesos ó documentos. como esclavo. Así, es, que continúa en el goce

4. Los testimonios se espedirán con suje- de todos sus derechos civiles , y por lo tanto cion al señalamiento que se hiciere por el es- puede adquirir por herencia o de otro modo,

nombrar procurador, y hacer testamento y (1) En los momentos de entrar en prensa este artícu- ber tenido la libertad suficiente para obrar y

contratar válidamente siempre que conste halo, acaba de publicarse la real instruccion del procedimiento civil con respecto a la real jurisdiccion ordina- hacer su espontánea voluntad. (Ley 6, tit. 29, ria de 30 de seliembre de 1853, reduciendo a ocho me- Part. 2.') ses la duracion de los pleitos ordinarios y a cien dias las simples acciones ejecutivas.

Goza del beneficio de la restitucion in in

[ocr errors]
[ocr errors]

tegrum , y no corre la prescripcion contra él. Cuando uno redimiese á una nrujer y despues De consiguiente, si despues que sale del cau- yoguiesse con ella, o consintiesse a otro de tiverio hallase alguna de sus cosas en poder de lo fazer. 5. Cuando dejase pasar un año sin otro que alegase en su favor la prescripcion, ó demandarlo judicial ó estrajudicialmente, y que dijere que la habia ganado por tiempo, despues muriese el rescatado , pues en este capodrá demandarla dentro de cuatro años con- so se presume haberle condonado la cantidad tados desde el tercer dia que hubiese llegado á y no puede pedirse á los herederos. (Leyes 11 su casa; y si fuere menor, tendrá de tiempo y 12 , tit. 29, Part. 2.") para reclamarla hasta cumplir los 25 años y Nuestros monarcas, que siempre han miotros cuatro despues. (Ley 5, tit. 29, Part. 2.) rado con preferente atencion la redencion de

Todo el que por testamento ó abintestato cautivos, han permitido que se hiciesen cuestiene derecho de heredar á uno que se halla taciones con este objeto , sobre lo cual hablan cautivo, debe hacer todas las gestiones que es las leyes del tit. 29, lib. 1. de la Nov. Rec., ten á su alcance para redimirlo; y si no lo hi-hasta que a fines del siglo pasado, á consecuenciese siendo mayor de 18 años, queda privado cia de las paces y treguas celebradas con las de la herencia por testamento ó abintestato, potencias musulmanas, fueron perdiendo su obcomo tambien de las mandas y legados del cau- jeto estas limosnas. Por último, en real órden tivo que muriese en poder de los enemigos, y de 5 de febrero de 1792, que es la ley 6.' de puede ser desheredado por el que hiciese tes dicho tít., se mandó que las obras pias destinatamento en el cautiverio ó fuera de él. Los das á la redencion de cautivos quedasen á discónyuges tambien están obligados á redimirse posicion del gobierno para aplicarlas á dicho mútuamente bajo pena de poder ser privados objeto ú otros análogos. de los derechos que les correspondan por ra- El que en un viaje marítimo se espone á zon del casamiento. Los bienes de aquellos que riesgos de ser hecho cautivo, puede asegurar mueren en el cautiverio por no haber habido su libertad. Este seguro, que se llama de liquien los redima , deben venderse por la justi- bertad, es un contrato por el cual el aseguracia en pública almoneda para la redencion de dor, por cierto premio que le da u ofrece dar otros cautivos. (Ley 3, tit. 29, Part. 2.', y el asegurado, se obliga á que si durante el curleyes 6 y 11, tit. 7, Part. 7.“)

so del viaje que este va a emprender por mar La autoridad pública debe cuidar de que no se le hace cautivo ó prisionero , le suministrase pierdan ni menoscaben los bienes del cauti- rá cierta cantidad para su rescate y vuelta : de vo, haciendo que sean administrados con efi- manera que el objeto de este contrato no es cacia. Al efecto se hará inventario formal de propiamente la libertad , sino el dinero neceellos, bajo el cual serán entregados á los pa- sario para recobrarla. El art. 851 del Código rientes mas inmediatos del cautivo que no sean de Comercio trata de este aseguramiento y de sospechosos, y en su defecto á sujetos de pro- las cosas ó circunstancias que en él se han de bidad; y estos los guardarán y administrarán espresar. Nos haremos cargo de él con la deen beneficio del cautivo, y tambien podrán bida estension en su lugar correspondiente. venderlos é hipotecarlos en caso necesario, y (V. Redencion y Seguros.) con la competente aprobacion judicial para la 8213. CAVA: geog. L. con ayunt. en la obtencion del rescate. Los parientes que en la prov. de Lérida. part. jud. y dióc. de Seo de administracion de los bienes del cautivo come- Urgel , aud. terr. y c. g. de Cataluña, con 12 tieren dolo ó falsedad, á mas de las penas del delito, deben pagar doblado lo que defrauda- 8214. CAVALCIROS: geog. L. en la prov. ren y pierden el derecho a heredarle. Y si fue- de Pontevedra, ayunt. y felig. de Sta. Eulalia sen estraños deben pecharlo sencillo y otro de Mos, con 15 vec. tanto de lo suyo. (Ley 4, tit. 29, Part. 2.") .

8215. CAVANAS: geog. Ald. en la prov. El que redime á un cautivo, tiene el dere- de Pontevedra, ayunt. y felig. de S. Martin de cho de pedirle lo que hubiere dado por el res- Forcarey , con 6 vec. cate, menos en los casos siguientes : 1. Cuan- 8216. CAVEZARES: geoy. L. en la prov. do lo hubiese redimido solo por caridad ó amor de Lugo, ayunt. de Sarria y felig. de S. Miguel de Dios : 2.° Cuando fuese ascendiente ó des- de Goyan, con 7 vec. cendiente, marido ó mujer: 3. Cuando un 8217. CAVIELLES: geog. L. en la prov. de hombre redimiese á una mujer ó al contrario, Oviedo, ayunt. y felig. de Sta. Maria de Cany despues se casasen el uno con el otro: 4.' ! gas de Onis , con 15 vec.

[ocr errors]

vec.

[ocr errors]
[ocr errors]

vec.

8218. CAVILLON: geog. L. en la prov. de Se podrá cazar sin licencia de los dueños; Oviedo, ayunt. de Franco y felig. de Sta. Ma- pero con sujecion a las indicadas restriccioria del Monte, con 7 vec.

nes de ordenanza en las tierras abiertas de pro8219. CAVIO: geog. L. en la prov. de la piedad particular que no estén labradas ó que Coruña, ayunt. de Caramiñal y felig. de Sta. estén de rastrojo. (Art. 4.°) Maria del Jobre, con 15 vec.

Los arrendatarios de las tierras de pro8220. CAVO: geog. L. con ayunt. en la piedad particular, tendrán en orden a la caza prov. de Lérida, part. jud. y dióc. de Seo de las facultades que estipulen con los dueños. Urgel, aud. terr. y c. g. de Cataluña, con 16 (Art. 5.)

No se podrá cazar en tierras agenas de 8221. CAXADO: geog. L. en la prov. de la propiedad particular, sino en los casos y en Coruña , ayunt. de Capela y felig. de Santiago los términos espresados en los cuatro articude Bermuy, con 2 vec.

los precedentes. (Art. 6.) 8222. CAYARGA (Sta. Maria Magdalena La caza que cayere del aire en tierra de prode): geog. Felig. en la prov. y dióc. de Ovie. piedad ó entrase en ella despues de huida, do, part. jud. de Cangas de Onis, ayunt. de pertenece al dueño ó arrendatario de la tierra Parres , con 82 vec.

y no al cazador, conforme a lo dispuesto en 8223. CAYES (S. Martin de): geog. Felig. la ley 17 , tit. 28 de la 3.- Partida. (Art. 7.) en la prov., dióc, y part. jud. de Oviedo, Los que con el objeto de cazar violasen y ayunt. de Llanera, con 60 vec.

saltasen los cercados de tierra de propie8224. CAYON (Sta. Maria de): geog. Fe- dad particular, pagarán además de los daños lig. y puerto con título de V. en la prov. de la que causaren, incluso el valor de la caza Coruña, dióc. de Santiago , part. jud. de Car- que matasen ó cogiesen, que debe ser para el ballo , ayunt. de Laracha , con 124 vec. dueño ó arrendatario en su caso, las costas del

8225. CAYUELA: geog. L. con ayunt. en procedimiento si lo hay, y además veinte reala prov. , part. jud., dióc. , aud. terr. y c. g. les vellon por la primera vez, treinta por la de Burgos, con 27 vec.

segunda y cuarenta por la tercera. (Art. 8.') 8226. CAZA: leg. c. El seguimiento y ocupacion de las aves, fieras y otros animales.-- DE LA CAZA EN TIERRAS DE PROPIOS Y BALDIOS. Tambien lo que vá a cazarse y lo que ya se ha cazado.

En las tierras que no sean de propieLos abusos frecuentes que en otro tiempo dad particular se prohibe cazar, por lo 10se cometian por efecto de la caza en perjuicio cante á las provincias de Alava, Avila, Búrde la agricultura, precisaron á los legisladores gos, Coruña, Guipúzcoa, Huesca , Leon , Loá corregirlos, y con este fin promulgaron el groño, Lugo, Navarra , Orense, Oviedo, Pareal decreto de 3 de mayo de 1834 sobre cazalencia, Pontevedra, Salamanca, Santander, y pesca, que hoy rije, y cuyas disposiciones Segovia, Soria, Valladolid , Vizcaya y Zamoson las siguientes:

ra, desde 1.. de abril hasta 1.' de setiembre.

Yen lo demás del reino , inclusas las islas BaDE LA CAZA EN TIERRAS DE PROPIEDAD

leares y Canarias, desde 1.° de marzo hasPARTICULAR.

ta 1. de agosto. (Art. 9.) Los dueños particulares de las tierras, Se prohibe asimismo cazar durante todo el lo son tambien de cazar en ellas libremente en año en los dias de nieve y los llamados de cualquier tiempo del año, sin traba ni suje- fortuna, á escepcion del caso que se espresará cion á regla alguna. (Art. 1.)

en el título cuarto. (Art. 10.) En los mismos términos, y con la misma Se prohibe cazar en todo tiempo con amplitud podrán cazar en las tierras de parti- burones, lazos , perchas, redes y reclamos culares los que no sean sus dueños, con licen- machos; de esta regla general se esceptúan las cia de estos por escrito. (Art. 2.')

eodornices y demás aves de paso, respecto de Cuando el dueño de las tierras de licencia las cuales se permite cazarlas durante el tiempara cazar en ellas, y la licencia para hacerlo po de su tránsito , aunque sea con redes y con la espresada amplitud no conste por es- reclamos. (Art. 11.) crito, el cazador estará sujeto a las restriccio. Los ayuntamientos podrán arrendar con nes de ordenanza que se espresarán en ade- aprobacion del subdelegado de la provincia lante para los baldios. (Art. 3.)

(hoy gobernador civil), la caza en las tierras

[ocr errors]

de propios de los pueblos, y los, arrendatarios

у

No se permite en ninguna clase de tierras podrán dar licencia á los demás para que ca- abiertas, aunque estén amojonadas, cazar con cen; pero unos y otros lo harán con sujecion cepos, trampas ni ningunos Otros armadijos á las restricciones que se espresan en este ti- de que pueda resultar perjuicio a los pasajeros tulo. (Art. 12.)

ó á los animales domésticos. Los infractores Los que cacen en tierras de propios arren- pagarán además del daño y las costas, cuarendadas sin tener licencia del arrendatario, ó ta reales de multa por la primera vez , sesenfaltando a las restricciones de la ordenanza, ta por la segunda y ochenta por la tercera. pagarán en uno y otro caso al arrendatario el (Art. 26.) valor de la caza que mataren ó cogieren, y ade- En las tierras cercadas, sean de propios ó más veinte reales la primera vez, treinta la se- de particulares, no se permite la caza de anigunda y cuarenta la tercera. La mitad de esta males dañinos sin licencia de los dueños ó armulta será para el arrendatario, y la mitad rendatarios. (Art. 27.) para el fondo destinado al esterminio de ani- Los dueños y arrendatarios de tierras cermales dañinos de que se hablará en el tit. 4.' cadas, y no otros , podrán poner en ellas ce(Art. 13.)

pos ú otra cualesquier especie de trampas y En los montes y baldios que no pertenez- armadijos para cojer ó matar animales dañinos, can á propios, podrán cazar los vecinos del en cuyo caso estarán obligados á poner y manpueblo respectivo con sujecion a las reglas y tener en paraje visible un padron con el aviso restricciones establecidas en este titulo. Las para que nadie pueda alegar ignorancia. (Arjusticias podrán dar licencia para lo mismo tículo 28.) á los forasteros. (Art. 14.)

Para fomentar el esterminio de los animaSe permite cazar, con sujecion á las res- les dañinos, pagarán a las personas que los tricciones contenidas en este decreto , en los presenten muertos, por cada lobo cuarenta montes, baldios y tierras de propios que no reales, sesenta por cada loba, y ochenta si está estén arrendadas, a los que obtengan licencia preñada , y veinte reales por cada lobezno : la del subdelegado de la provincia. (Art. 15.) mitad respectivamente por cada zorro, zorra

Estas licencias se concederán por escrito, ó zorrillo; y la cuarta parte tambien respectiprévio el informe de la justicia ú otro que se vamente por las garduñas y demás animales estime conveniente. Los vecinos pagarán por menores arriba espresados, tanto machos como la licencia anual para cazar en el término ju- hembras y sus crias. (art. 29.) risdiccional de sus pueblos respectivos, diez Los que tengan derecho a las precedentes reales; el doble los que la obtengan para cazar recompensas, presentarán á la justícia el anien toda la provincia, y el cuádruplo los caza- mal o animales muertos, y la justicia les endores de profesion, los cuales se entenderá tregará la cantidad correspondiente bajo recique la tienen para toda la provincia. (Artícu- bo. (Art. 30.)

Estos recibos, juntos con las colas y orejas Los productos de esta tarifa quedan afectos de los lobos y zorras y las pieles de las garduespecialmente al pago de las recompensas por ñas y demás animales arriba espresados serán la estincion de animales dañinos, de que se los documentos que han de presentar las justihablará en el tit. 4. (Art. 17.)

cias en la capital de provincia para justificar No se permite por regla general cazar has- en sus cuentas los artículos de esta clase , que ta la distancia de 500 varas, contadas desde no se les abonarán sin ambos requisitos. (Arlas últimas casas de los pueblos, para evitar tículo 31.) los peligros de personas y de incendios. (Ar- Para el pago de las espresadas recompensas tículo 18.)

en los pueblos, queda asignada la mitad de las

penas pecuniarias impuestas á los infractores DE LA CAZA DE ANIMALES DAÑINOS.

de todas las disposiciones contenidas en los arSerá libre la caza de animales dañinos, á tículos anteriores, inclusas las relativas á pasaber : lobos , zorras, garduñas, gatos mon- lomares, como asimismo la mitad de las que teses, tejones y turones en las tierras abiertas se espresan en los siguientes títulos sobre la de propios, en las baldías y en las rastrojeras pesca. (Art. 32.) no cerradas de propiedad particular, durante Si el importe de la mitad de dichas penas todo el año , inclusos los dias de nieve y los no alcanzáre á cubrir el de las recompensas, llamados de fortuna. (Art. 25.)

los cazadores podrán reclamarlas en la oficina

lo 16.)

« AnteriorContinuar »