Imágenes de páginas
PDF
EPUB

tenian derecho a serlo mientras no se convirtiesen en opresores, y que llegado este caso podian destronarlos, porque quedaban relevados del juramento de fidelidad, y que ante el soberano Pontífice, único representante espiritual de Dios en la tierra, reyes y pueblos debian doblar la cabeza; igualdad con la que indicaba á los últimos sus derechos, á los primeros sus deberes, y que fué la primer semilla arrojada contra la tiranía. La persecucion que este Papa eminente hizo á la simonía, á los matrimonios de los clérigos y demás abusos que se habian introducido en la Iglesia, y la oportuna separacion del sacerdocio y del imperio, le colocan en primer término como reformador

У

libertador. Servicios inmensos prestó Gregorio á la civilizacion moderna, servicios que generalmente se ponen en duda y aun se combaten, calificándole de fanático; pero lo que hoy puede parecer fanatismo, era en aquellos siglos un medio, el único medio para ilustrar el mundo y hacer comprender a los pueblos sus derechos. Las últimas palabras de Gregorio son la prueba mas evidente de la rectitud de sus intenciones: «Muero en el destierro por haber amado la justicia y aborrecido la iniquidad.» No hay un solo hecho de este Pontífice que no justifique su dicho.

Los sucesores de Hildebrando siguieron en general sus huellas, sin que por eso desconozcamos que han existido períodos que pudieran considerarse en oposicion a la idea progresiva del bien; pero es ya un hecho para todo pensador, que la influencia religiosa en los siglos medios fué el elemento mas poderoso de civilizacion, y que los obispos, oponiendo la ermita al castillo, la cruz á la lanza y la campana al clarin, contribuyeron mas que ningun otro poder á la emancipacion y libertad de los pueblos.

FIN DEL TOMO I.

No tardó en hacerse extensiva á España esta tendencia que ganó á la nacion franca, y el esfuerzo de Leovigildo para unir á católicos y arrianos, prueba que aquel prudente monarca intentó una transaccion que consideraba necesaria y que no pudo realizarse. La conversion de Recaredo, que no dudamos aceptar como hija de la fe y convicciones religiosas, era por lo menos imprescindible, tanto porque la opinion general de la nacion y de la Europa lo exigia, cuanto porque la política sconsejaba á nuestros reyes buscar en otra parte que en la altiva aristocracia goda, un apoyo que supliese al de esta. Así es que desde Recaredo fué muy raro el asesinato de reyes, tan frecuente antes de él; y aun puede asegurarse que sin la intervencion de Julian, obispo de Toledo, la intriga que destronó á Wamba concluyera por el asesinato. Este espíritu católico se revela en la legislacion que fundadamente se atribuye á San Isidoro, y las disposiciones conciliares adoptadas en favor de las personas y de su libertad é inocencia en el Concilio XIII, marcan una nueva época en extremo favorable à la causa de la humanidad.

Si de este período pasamos al siglo XI, ¿quién mas acreedor que Gregorio VII á la admiracion de los pensadores? ¿Ha ilustrado nada á los pueblos tanto como esa lucha del Pontifice con Enrique IV y Felipe I? «Vuestro rey es un tirano, escribia á los obispos franceses, y no un rey. Si no quiere escucharos, separaos completamente del servicio y de la comunicacion de ese principe: poned en entredicho toda la Francia. Si el anatema no le corrige, sépase que con el auxilio de Dios emplearemos todos los medios de librar al reino de su opresion. » Este lenguaje demostraba á los pueblos , que los reyes

Christo propitiante concedat. Hæc est enim gens quæ parva dum esset numero, fortis robore et valida, durissimum Romanorum jugum de suis cervi. cibus excussit pugnando. Atque post agnitionem baptismi sanctorum marlyrum corpora, quæ Romani vel igne concremaverunt, vel ferro truncaverunt vel bestiis laceranda projecerunt, Franci reperta, auro et lapidibus pretiosis ornaverunt.

tenian derecho á serlo mientras no se convirtiesen en opresores, y que llegado este caso podian destronarlos, porque quedaban relevados del juramento de fidelidad, y que ante el soberano Pontífice, único representante espiritual de Dios en la tierra, reyes y pueblos debian doblar la cabeza; igualdad con la que indicaba á los últimos sus derechos, á los primeros sus deberes, y que fué la primer semilla arrojada contra la tiranía. La persecucion que este Papa eminente hizo a la simonia, á los matrimonios de los clérigos y demás abusos que se habian introducido en la Iglesia, y la oportuna separacion del sacerdocio y del imperio, le colocan en primer término como reformador y libertador. Servicios inmensos prestó Gregorio á la civilizacion moderna, servicios que generalmente se ponen en duda y aun se combaten, calificándole de fanático; pero lo que hoy puede parecer fanatismo, era en aquellos siglos un medio, el único medio para ilustrar el mundo y hacer comprender a los pueblos sus derechos. Las últimas palabras de Gregorio son la prueba mas evidente de la rectitud de sus intenciones: «Muero en el destierro por haber amado la justicia y aborrecido la iniquidad.» No hay un solo hecho de este Pontífice

que no justifique su dicho.

Los sucesores de Hildebrando siguieron en general sus huellas, sin que por eso desconozcamos que han existido períodos que pudieran considerarse en oposicion a la idea progresiva del bien; pero es ya un hecho para todo pensador, que la influencia religiosa en los siglos medios fué el elemento mas poderoso de civilizacion, y que los obispos, oponiendo la ermita al castillo, la cruz á la lanza y la campana al clarin, contribuyeron mas que ningun otro poder á la emancipacion y libertad de los pueblos.

FIN DEL TOMO I.

Páginas.

Introduccion...

PERIODO ROMANO,

PRIMERA EPOCA.

DESDE LOS TIEMPOS OSCUROS HASTA LA VENIDA DE LOS WISIGODOS.

Capitulo primero.— Tiempos fabulosos. – Reyes dudosos y mitoló

gicos.-Gerion.-Ossiris. - Hércules. — Ley de este monarca. - Fepicios.-Colonias griegas. — Rey Habis. -Celtas.- Arganthonio.- Leyes antiguas.- Costumbres de los cántabros. — Reyes de España, Colchas, Indívil, Mandonio, Hilermo , Corribilon, Turro, Amusito, Anduval, Indo. - Forma monárquica. – Venida de los romanos. Scipion el Africano, - Expulsion de los cartagineses. — Resolucion del Senado de apropiarse la España. – Dividela en Ulterior y Citerior. - Sublevacion general. --Muerte del pretor C. Sempronio Tuditano.- Venida del cónsul Caton, de J. Bruto, muerte de Viriato y des

truccion de Numancia... Cap. II.-Poder legislativo entre los romanos.-Comicios. — Reforma

de Servio Tullio. — Comicios por Curias. — Atribuciones de las Curias.—Comilia Kalala.-Número de las Curias y dificultades para su reunion.-Lictores de las Curias.-Centurias.-Atribuciones de los comicios por centurias.-Crímen de Perduellion.-Dificultades para la celebracion de los comicios por centurias.-Centuria Prærogativa Influencia de la votacion de esta centuria. — Proyecto de ley de C. Graco.-Votaciones públicas.-Votaciones secretas.--Sistema para estas.-Custodes.— Tribus.- Causa de Coriolano. - Comicios por tribus.-Plebiscitos. — Resistencia del Senado á admitirlos. Nombramiento de magistrados en estos comicios.- Ratificacion de los tratados de paz y alianza.-Cómo se preparaban los comicios en general.Propaganda que precedia á la celebracion de los comicios. - Elecciones. - Nomenclatores.- Candidatos. — Anécdota de Scipion Nassica. — Amabilidad de los candidatos. - Colina de los jardines. – Togas blancas.-Discursos al pueblo.- Divisores encargados de re

« AnteriorContinuar »