Imágenes de páginas
PDF
EPUB

S. 2.0 S. 3. o

S. 1.0

Los que no tengan de renta líquida anual doscientos mil reis, procedentes de bienes raices, industria, comercio ó empleo.

Los libertos.

Los que se hallen pendientes de proceso por queja ó de oficio.

Art. 68. Todos los que pueden ser electores , pueden ser igualmente Diputados; pero se eceptúan.

Los que no tengan cuatrocientos mil reis de renta líquida en la forma de los artículos 65 y 67.

Los estrangeros naturalizados. Art. 69. Los ciudadanos portugueses, en cualquier parte que existan, son elegibles en cada distrito electoral para Diputados, aun cuando no hayan nacido ni residan, ni esten domiciliados en él.

Art. 70. Una ley reglamentaria marcará el modo práctico de las eleciones, y el número de Diputados con relacion à la poblacion del reino.

S. 1.0

S. 2.0

[blocks in formation]

Art. 71. El poder moderador es la clave de toda la organizacion politica, y compete privativamente al Rey, como gefe supremo de la nacion, para que vele sin cesar sobre el mantenimiento de la independencia , equilibrio y armonía de los demas poderes políticos.

Art. 72. La persona del Rey es inviolable y sagrada, y no está sujeta á ninguna responsabilidad.

Art. 73. Sus títulos son: Rey de Portugal y de los Algarbes, de aca y de alla del mar, en Africa, Señor de Guinea y de la conquista, navegacion y comercio

S. 2. O

de Etiopia Arabia , Pérsia é India, etc.; y tiene el tratamiento de Magestad Fidelisima.

Art. 74. El Rey ejerce el poder moderador.
S. 1.0 Nombrando los Pares, sin número fijo.

Convocando las Cortes generales extraordinariamente en el intervalo de las sesiones , cuando así lo exige el bien del reino.

S. 3. • Sancionando los decretos y resoluciones de las Córtes generales, para que tengan fuerza de ley, segun el artículo 55.

$.4. Prorogando ó suspendiendo las Córtes generales, y disolviendo la cámara de los Diputados en los casos en que lo exiga la salvacion del Estado, convocando inmediatamente otra que la sustituya.

S. 5.0 Nombrando y separando libremente los ministros del Estado.

S. 6.0 Suspendiendo a los magistrados, en los casos del artículo 121.

Perdonando y moderando las penas impuestas á los reos condenados por sentencia.

Concediendo amnistía en caso urgente, y cuando lo aconsejen asi la humanidad y el bien del estado,

CAPITULO SEGUNDO.

S. 8. o

DEL PODER EJECUTIVO.

[ocr errors]

Articulo 75. El rey es el gefe del poder ejecutivo, y le ejerce por medio de sus ministros de Estado. Las principales atribuciones son:

Convocar las nuevas Córtes generales ordinarias el dia 2 de marzo del cuarto año de la legislatura existente, en el reino de Portugal, y en los dominios de Ultramar el año anterior.

Nombrar los obispos y proveer los beneficios eclesiásticos. S. 3. 0 Nombrar los magistrados.

Proveer los demas empleos civiles y políticos.

Nombrar los comandantes de las fuerzas

S. 2.0

S. 4,0

S. 5.0

S. 9.0

de tierra y mar, y removerlos cuando asi lo exija el bien del Estado.

S. 6.0 Nombrar los embajadores y demas agentes diplomáticos y comerciales.

$. 7.) Dirigir las negociaciones políticas con las naciones estrangeras.

S. 8. Hacer tratados de alianza ofensiva, de subsidio y comercio, poniéndoles despues de concluidos, en conocimiento de las Córtes generales, cuando el interés y seguridad del Estado lo permitan. Si los tratados hechos en tiempo de paz, envolviesen cesion ó cambio de territorio del reino, ó de posesiones á que el reino tenga derecho, no se ratificarán sin haber sido aprobados por las Cortes generales.

Declarar la guerra y hacer la paz, participando a la Asamblea las comunicaciones que sean compatibles con los intereses y seguridad del Estado.

S. 10. Conceder cartas de naturaleza en la forma prescrita por la ley.

S. 11. Conceder titulos, honores, órdenes militares y distinciones, en recompensa de servicios hechos al Estado, dependiendo las mercedes pecuniarias de la aprobacion de la Asamblea, cuando no estén ya designadas y marcadas por la ley.

S. 12. Espedir los decretos, instrucciones y reglamentos necesarios para la debida ejecucion de las leyes.

S. 13. Decretar la aplicacion de las rentas públicas destinadas por las Cortes á los varios ramos de administracion.

9. 14. Conceder o negar el beneplácito a los decretos de los concilios y bulas pontificias , y á cualesquiera otras constituciones eclesiásticas que no se opongan a la constitucion, y precediendo aprobacion de las Córtes', si contuviesen alguna disposicion general. S. 15. Proveer á todo lo concerniente á la

seguridad interior y esterior del Estado, en la forma prescrita por la constitucion.

Art. 76. El Rey, antes de ser proclamado, presa tará en manos del presidente de la cámara de los pas res, y estando reunidas ambas cámaras,

el siguiente juramento : Juro mantener la religion católica, apostólica, romana, y la integridad del reino, observar у hacer observar la constitucion política de la nacion portuguesa y demas leyes del reino, y procurar el bien general de la nacion en cuanto de mi dependa.

Art. 77. El Rey po podrá salir del reino de Portugal, sin consentimiento de las Córtes generales , si lo hiciere se entenderá que abdica la corona.

CAPITULO TERCERO.

DE LA FAMILIA REAL Y DE SU DOTACION.

Articulo 78., El heredero presuntivo del reino tendrá el titulo de Principe Real, y su primogénito el de Principe de la Beira. Todos los demas tendrán el de Infantes. El tratamiento de heredero presuntivo será. el de Alteza Real é igualmente el del Principe de la Beira. Los Infantes tendrán el tratamiento de Alteza.

- Art. 79. El heredero presuntivo, luego que cumpla catorce años, prestará en manos del presidente de la cámara de los Pares, y estando reunidas ambas cámaras, el juramento siguiente: Juro mantener la religion católica, apostólica, romana, observar la constitucion. politica de la nacion portuguesa, y ser obediente é las leyes y al rey.

Art. 80. Luego que el nuevo Rey suba al trono, las Córtes generales le señalarán, igualmente que a la Reina su esposa, una dotacion correspondiente al den coro de su alta dignidad,

Art. 81. Las Cortes señalarán tambien alimentos al Priacipe Real y á los Infantes desde que nazcan.

Art. 82. Cuando hayan de casarse las Princesas ó Infantas, les asignarán las Córtes su dute; y con la entrega de este cesarán los alimentos.

Art. 83. A los Infantes que se casen y vayan a residir fuera del reigo, se les catregará pox una vez solamea;

[ocr errors]

te la cantidad que determinen las cortes, con la cual cesarán los alimentos que percibian. Art. 84. La dotacion, alimentos y dotes, de que

ha. blan los artículos anteriores, se pagarán por el tesoro, público, y se entregarán á un mayordomo nombrado por el Rey, con quien se podrán tratar todas las acciones activas y pasivas concernientes á los intereses de la Casa Real.

Art. 85. Los palacios y terrenos reales que hasta ahora ha poseido el Rey, continuarán perteneciendo á sus sucesores, y las Cortes cuidaran de las arlquisi-, ciones y construcciones que juzgaren convenientes para la decencia y recreo del Rey.

CAPITULO CUARTO.

DE LA - SUCESION EN EL REINO.

Art. 86. "LA SEÑORA DOÑA MARÍA II, por la gracia de Dios, y formal abdicacion y cesion del SEÑOR DONPEDRO 1, emperador del Brasil , reinará siempre en Portugal.

Art. 87. Sucederá en el trono su descendencia legitima, segun el órden regular de primogenitura y representacion, prefiriendo siempre la linea anterior à las posteriores; en la misma linea , el grado mas próximo al mas-renoto; en el mismo grado el sexo mas. culino al femenino; y en el mismo sexo la persona de mas edad a la de menos.

Art. 88. Estinguidas las lineas de los descendientes legítimos de la SEÑORA DOÑA MARÍA II, pasará la corona à la linea colateral.

Art. 89. Ningun estrangero podrá suceder en la corona del reino de Portugal.

Art. 90. El casamiento de la Princesa heredera pree suntiva de la corona se hará à gusto del Rey, y nunca con estrangero; y sino existiese el Rey al tiempo de tratarse «lel consorcio, no podrá este efectuarse sin aprobacion de las Córtes generales. Su marido no tendrá parte en el gobierno, y solamente se llamará

« AnteriorContinuar »