Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Art. 213. Para que el opositor pacıla dar convenientemente esta leccion, se le concelerá la preparacion necesaria. Si el asunto fuere de ciencia puramente es. peculativa, se le incomunicará por espacio de tres horas, suministrándole recado de escribir y los libros que piliere. Pasados que sean, einpezará el acto público; y concluida la leccion, que durará una hora, los contrincantes harán objeciones acerca de ella en los términos que previene el art. 211. Si la leccion exigiere experimentos y preparaciones, se concederá al opositor el tiempo que los jueces estimen necesario, no pasando de 24 horas. Eu seguida se le incomunicará, sumi. nistrándole aparatus , instrumentos, sustancias, y cuantos objetos sean precisos, como tambien cama y alimentos, segun lo exija el tiempo que deba estar recluso. Asimisiio se le permilirá tener mozos que le sirvan, sin perjuicio de la posible incomunicacion. Llegada la hora señalada, dará su leccion y se harán las objeciones en la forma prevenida.

Art. 214. Este segun lo ejercicio admitirá algunas variaciones en la facultad de medicina.

En las oposiciones á cátedra de analomía general y descriptiva , deberá hacerse al tiempo de dar la leccion una preparacion en el cadáver.

En las oposiciones á cafedia de anatomia quirúrgica y operaciones, ademas de la preparacion necesaria para la leccion, ejecutará el actuante sobre el cadá, ver una operacion correspondiente al punto elegido.

En las oposiciones á cáteilra de clínica, tanto médica como quirúrgica, la leccion versará sobre un enfermo elegido por suerte entre los seis de mas gravce dad que existan en la enfermería pertenecientes a la clínica, objeio de la oposicion. El candidato examinará al enfermo todo el tiempo que creyere necesario, dándosele despues para prepararse una hora de término, concluida la cual, bará sin limitacion alguna de liempo, no solo la historia completa de la enfermedad sino tambien cuanias observaciones y reflexiones tenga pur conveniente sobre la misma enfermedad en general. Los contrincantes, que examinarán tambien al enfermo durante la hora de preparacion del actuante, haran á este despues las objeciones indicadas.

Art. 215. El tercer ejercicio consistirá en un cxámen de preguntas sueitas sacadas á la suerte sobre todas las materias de la asignatura vacante.

Para verificarlo, los jueces del concurso dispondrán é introducirán en una urna con la anticipacion conveniente 50 preguntas escritas en otras tantas cédnlas. El oposilor sacará una á una basta 10 por lo menos ; y leyendolas en alla voz conforme vayan saliendo, contestará á todas ellas. Cumplido dicho número, no podrá el acto en su totalidad durar mas de una hora.

Si la oposicion fuese á cátedra de lenguas, el ejercicio de preguntas irá acompañado de media hora de traduccion en los términos que expresa el artículo 191.

Art. 216. En las oposiciones a la cátedra de teorías de los procedimientos y práctica forense, habrá un cuarlo ejercicio que tendrá lugar en la forma siguiente:

El tribunal, con antelacion, escogerá 20 expedientes de los que estuviesen concluidos y ejecutoriados en dicha cátedra de práctica, procurando que estos stan civiles ó criminales, mercantiles, eclesiásticos ó contencioso-administrativos, de fuero comun ó privilegiado. Dichos expedientes se numerarán, y los números se colocarán en una urna. El actuante sacará dos á la suerle, y elegirá uno despues que se le baya mostrado la carpeta del expediente, y se dará conocimiento en el acto á los coopositores de la misma trinca. Se le dará el espacio de dos horas para prepararse , durante las cuales permanecerá incomunicado. Pasado este liempo, el actuante dará cuenta verbalınente del asunto elegido, pero en la forma que lo hacen los relatores de las audiencias, formulando por escrito la senlencia fundada en los principios de derecho y resultancia del expediente. En seguida manifestará los vicios de sustanciacion las nulidades del litigio , si los tuviere; direccion que debió dársele, y demas relexiones que le haya sugerido si lectura. Sus contrincantes le harán objeciones en los términos que previene el artículo 211.

Art. 217. Cuando la oposicion sea para cálcdra de medicina, harán tambien Jos opositores un cuarto ejercicio, que consistirá en exponer la historia médica completa de un enferino. Con este objelo se tendrán dos urvas; en una se pondrán cuatro papelcias correspondientes á otros tantos enfera os que padezcan alec. tos externos, y en la otra igual número de los que padezcan afectos internos.

Sacada á la suerte una papeleta de cada urna, elegirá una de ellas el actuante; y dándole despues, para que se prepare, el tiempo necesario, que nunca pasará de una hora, hará la historia de la enfermedad, exponiendo sus causas, diago nóstico , pronóstico y método curalivo, respondiendo despues a las objeciones en los términos ya dichos. Este ejercicio se hará solo delante de los jucces y coopositores.

En las oposiciones a las cátedras de clínica médica , este cuarto acto consistirá en otra leccion oral de tres cuartos de hora sobre una de las cuestiones generales de la patologia médica. Con este objeto se pondrán 20 cuestiones patoJógicas en otras tantas cédulas, de las cuales se sacarản tres á la suerte, eligiendo una de estas el actuante, y dándole en seguida cuatro horas para prepararse. Despues de concluida la leccion oral, se le harán las objeciones ya expresadas.

En las oposiciones á cátedra de clínica quirúrgica . esle ejercicio consistirá en una de las principales operaciones quirúrgicas, explicada por el actuante. Con este objelo se pondrán en diez cédulas otras tantas de dichas operaciones; y sacada una por suerte, la explicará el candidato, haciéndosele en seguida las objeciones prescritas.

Cuando los opositores fuesen mas de cinco, se aumentarán dos cédulas por cada uno de los que excedan de este número.

Art, 218. Los opositores á cátedra de farmacia harán igualmente un cuarto ejercicio, que será puramente práctico, y en que probarán, no solo estar diestros en el reconocimiento de los materiales farinacéuticos, sino tambien en la elaboracion de medicamentos, preparando los que les señalaren los censores.

Art. 219. Durante estos ejercicios, los jueces tomarán para su uso particular sobre todos los actos de cada opositor las notas que les parecieren oportunas en un pliego que cada cual tendrá preparado al efecto. Tambien deberán tener Á la vista una lista de los libros que cada opositor hubiere pedido para sus dife. rentes actos.

Art. 220. Terminada la oposicion, los jueces del concurso, dentro de tres dias, y despues de conferenciar entre sí, harán la propuesta de los tres mas beneméritos.

Este acto se verificará en los términos siguientes :

Se preguntará por el presidente si ha ó no lugar á hacer la propuesta; y los jueces decidirán en votacion secreta , por medio de bolas blancas y negras, teniendo presente el mérito absoluto de los ejercicios, y no el relativo de los actuantes.

Si la resolucion fuese afirmativa, se procederá al señalamiento del que ha de ser colocado en primer lugar, escribiendo cada juez el nombre del opositor que en su concepto deba ocuparlo en una papeleta que doblará é introducirá en la urna: hecho esto, el presidente sacará y leerá todas las papeletas, que pasará en seguida al secretario para que cuente y anote los votos. En el caso de que ningun opositor hubiere sacado mayoria absoluta, se procederá á nueva volacion entre los dos mas favorecidos.

Volado que sea el primer lugar, se hará lo mismo para el segundo, y en seguida para el tercero, si hubiere suficiente número de opositores con que llenar la terna.

El que por duda, ú otra causa cualquiera, no quisicre votar para alguno de los lugares, dejará la papelela en blanco; mas no podrá escusarse de echarla en la urna. Cuando no baya mas que un opositor, solo se hará la pregunta de si ha o no lugar á proponerlo para la vacante; pero si hubiere dos, no dejará por esto de hacerse la votacion para el segundo lugar, como tampoco para el tercero, si fuesen tres los opositores.

Si la mayoría de las papeletas resultase en blanco, significará que no hay propnesta para el lugar que se vola, y se pasará al siguiente.

En el acta se expresarán los votos que hubiere tenido cada opositor; pero no se hará mencion de los restantes, omiliéndose toda caliticacion de sus actos.

Art. 221. El presidente de la comision elevará al gobierno la propuesta, acompañando el expediente, sin que se admita voto particular de ninguno de los jueces.

Art. 222. El gobierno, antes de hacer el nombramiento, oirá al real consejo de instruccion pública para que de su dictámen acerca de la legalidad de los actos.

Art. 223. Cuando el gobierno, en los casos en que la oposicion puede hacerse fuera de Madrid, determine que así se verifiqne, lo parlicipará al rec. tor de la universidad del distrito á que corresponda la vacante, el cual dispon. drá todo lo necesario para el concurso.

La oposicion se verificará necesariamente en la universidad scñalada , y el tribunal se compondrá de cinco jueces á lo mas, y de tres á lo menos, nombra.

dos por el rector en la misma forma que los norabra la direccion general de ene tre los catedraticos 6 personas ilustradas que residan en la misma poblacion.

Los ejercicios se harán del modo que anteriormente queda prevenido.

Art. 224. Todo lo dispuesto en este título sobre oposiciones á cátedras vacantes, se entenderá tambien respecto de las escuelas especiales, á no ser que sus respectivos reglamentos señalen diferentes tramites para el nombramiento de profesores, ó la especialidad de la escuela exija en los ejercicios aiguna variacion que deberán prevenir los mismos reglainenlos ó las convocatorias para los

concursos.

3.4

TITULO II. De las cátedras que pueden darse sin oposicion. Art. 223. Siempre que vaque alguna cátedra de las comprendidas en los artículos 115, 116, 121 y 122 del plan de estudios vigente se anunciará en la Gacela, señalado el término de un mes para que la soliciten los que aspiren á ella. Terminado el plazo se remitirán al real consejo de instruccion pública las solicitudes, unidas á los expedientes de los interesados, para que dicho cuerpo haga la propues. ta correspondiente.

Art. 220. La propuesta se hará en terna , si hubiere suficiente número de aspi. ranles, y en todo caso se colocará á cstos segun el orden de preferencia en la opinion del consejo.

Art. 227. Como en virtud de lo prevenido en el artículo 135 del plan de estudios pueden ser colocados en cátedra de facultad de universidad de distrito ó en instituto, los agregados cesantes que hubieren sido clasificados, con arreglo á las bases que en el mismo articulo quedan establecidas, se observarán para estos casos las reglas siguientes:

1.a Los clasificados no tendrán por esto derecho, sino opcion, á ser colocados cuando el gobierno lo tenga por conveniente.

2. Si estos interesados perteneciesen á las carreras de teologia , jurisprudencia , medicina ó farmacia, deberá haberse dado anteriormente , cuando menos, una vacante por rigurosa oposicion en la facultad respectiva; y cuando el gobierno lenga por conveniente proveer entre ellos una cátedra, se anunciará la vacante en la Gaceta, dándose un mes de término para recibir las solicitudes, pasado el cual se procederá como queda ilicho en los ariículos anteriores.

En la facullad de filosofia no serán colocados sino los agregados cesantes, clasificados con esta opcion , y en los términos que prescribe el art. 116 del plan de estudios, es decir, entrando en concurrencia con los catedráticos de instituto á quienes dicho articulo concede el mismo derecho, y observándose tambien los trámites señalados en los dos artículos anteriores,

4. En los institulos, excepto los agregados á universidad, podrán ser colocados, á voluntad del gobierno, en las asignaturas que indiquen sus respectivas clasificaciones; pero sin perjuicio de los alumnos de la escuela normal de lilosofia, que siempre serán preferidos.

TITULO IV. De los títulos que han de obtener los catedráticos. Art. 228. Los que fueren nombrados catedráticos recogerán el título de tales en el preciso término de tres meses; pasando el cual, și nu lo hubieren solicitado, prévio el pago correspondiente, se entenderá que renuncian la cátedra , y se anun: ciará la vacante.

Art. 229. El título de catedrático de facullad devengará 2000 rs., el de institoto ó de escuela especial de ampliacion 1000 rs.; en los demas casos 500. Cuando se pase de una clase á otra superior, se descontarán del valor del nuevo titulo las cantidades que se hubieren satisfecho por los títulos de las cátedras obfenidas anteriormente.

Art. 230. Todo catedrático deberá presentarse á servir su plaza en el término de 40 dias, contados desde la fecha de su nombramiento. Si no lo hiciere, ó no obtuviere próroga del gobierno, no se le dará posesion , y se declarará la cátedra vacanlc.

TITULO V. Del modo de ascender en calegoría en las cátedras de facultad. Art. 231. Siempre que en alguna facultad resulte vacante una categoría de TOMO XI.

70

ascenso o de término, la direccion general de instruccion pública la anunciará en la Gaceta, señalando el término de un mes para recibir las solicitudes de los que, hallándose con las circunstancias requeridas, quieran optar á ella.

Art. 232. Los aspirantes acompañarán a su solicitud su hoja de servicios con todos los documentos que juzguen oportunos; y si hubiesen publicado obras, un ejemplar de cada una.

Art. 233. Pasado el mes se unirán á las solicitudes de los aspirantes sus res. pectivos expedientes , segun obren en la direccion general, y se pasarán todas al real consejo de instruccion pública.

Art. 231. El consejo examinará y comparará los expedientes, y con presencia de los méritos y servicios de los interesados , propondrá al gobierno, en terna , á los que juzgue acreedores á la vacante. Servirá sienpre de mérito preferente el haber compuesto obras originales sobre cualquiera de las materias que abrace la facultad, y especialmente si estas obras hubieren sido incluidas en las listas de textos.

Si los aspirantes no fuesen mas que dos o tres, los propondrá el consejo en el orden de sus respectivos méritos y servicios. Si no se presentase mas que un solo aspirante , se consultará al consejo a fin de que manifieste si le juzga con los requisitos necesarios para obtener la vacante.

Art. 235. Los catedráticos que al publicarse el plan de estudios vigente bubiesen cumplido los tres años que por el anterior se necesitaban para poder ascender en categoría, conservarán eslc derecho aunque no tengan los cinco que en la actuaJidad se exigen.

Art. 236. El que obtuviere la vacante habrá de recoger el título correspondiente en el término de tres meses, satisfaciendo por el la suma de 3000 rs., si fuese de ascenso, y 4000 si fuese de término; pero descontándose de estas cantidades las satisfechas ya por los títulos de las cátedras y categorías oblenidas anle. riormente.

TITULO VI. Del modo de pasar de una asignatura á otra. Art. 237. Siempre que un catedrático desee pasar de una asignatura á otra de su propia facultad ó seccion filosófica, ya sea en la universidad a que pertenezca, ya en universidad distinta , lo solicitará, acompañando á su exposicion los documentos que creyere oportunos. Esta exposicion, con el expediente del interesado, pasará al real consejo de instruccion pública, el cual consultará si puede o no accederse á la solicitud , teniendo presente el bien de la ensenanza.

Art. 238. En los institutos no se concederá el pase de una asignatura á otra sin lener el título de regente de segunda clase para la pueva asignatura, ó el de licenciado en la seccion correspondiente de la facultad de filosofia; pero en estos casos no habrá necesidad de consultar al consejo.

Art. 239. En las escuelas especiales será preciso tener las cualidades que los respectivos reglamentos exijan para cada asignatura ó lítulo en que esté comprendida la que se solicile.

Art. 240. Todo el que varie de asignatura habrá de sacar nuevo título, salisfaciendo solo 100 rs. por los gastos del mismo; pero estos títulos no servirán para el descuenlo de que hablan los arts. 229 y 236.

Art. 241. Las solicitudes para variar de asignatura han de hacerse antes de que la cátedra vacante se saque a oposicion, pues una vez publicado el concurso no tendrán ya lugar semejantes peticiones.

TITULO VII. De las obligaciones de los catedráticos. Art. 242. Las obligaciones y derechos de los catedráticos son los siguientes:

1. Guardar respeto y subordinacion al jefe de la escuela, como igualmente a los decanos y vicedirectores, donde los hubiere.

2. Asistir con puntualidad á cátedra á la hora prefijada. 3. No abandonarla antes del licmpo señalado.

4. Tener dentro y fuera de ella el comportamiento debido, tanto por lo que toca á sus personas como a las doctrinas que viertan en sus explicaciones.

5. Señalar las faltas de los alumnos. 6. Conservar el orden, subordinacion y decoro debidos entre sus discípulos.

7... Imponer á estos los castigos á que se hagan acreedores por su falta de moderacion en la escuela, ó de aplicacion al estudio, con arreglo a la clase de penas que en su correspondiente lugar se señalan.

Art. 243. Para anotar las faltas de los alumnos, el catedrático pasará lista todos los dias, y concluida la leccion remitirá á la secretaría una papeleta en que exprese los que no hubieren asistido, o diga que la concurrencia á su clase ha sido completa. La omision de esta papeleta se considerará como falta de asistencia en el mismo catedrático, incurriendo en las multas que se dirán mas adelante.

Todas las papeletas de esta clase se conservarán en la secretaría, ordenadas por clases y, por meses.

En la misina secrelaria se llevará un registro en que á cada alumno se le anoten sus faltas, sacadas de las anteriores papeletas.

Art. 244. Todos los catedráticos al principio del corso dividirán su asignatura en un número de lecciones proporcionado a la duracion del mismo, teniendo en cuenta los repasos y el tiempo que ha de emplearse en ejercicios. Esta distribucion de lecciones, con el resúmen ó programa de las materias que cada una ha de abrazar, se imprimira, teniendo los alumnos la obligacion de comprarlas : si esto no pudiera ser, el catedrático les dictará al principio de cada semana la parte correspondiente para que la copien, con la obligacion de ponerla en limpio en un cuaderno.

Art. 245. Los anteriores programas con las observaciones que cada profesor creyere oportuno hacer para su mejor inteligencia, se entregarán a los respectivos sustitutos, a fin de que en el caso de teoer que ocupar su puesto se atengan á ellas en las explicaciones; y un ejemplar ó copia de los mismos programas se remi. tirá al gobierno para que, luego de examinados, se unan á los expedientes de los respectivos catedrálicos.

Art. 246. Debiendo los caledrálicos estar subordinados al jefe de la escuela en todo lo concerniente al orden y disciplina de la misma, po podrán desobedecer sus órdenes; pero les será lícito hacerle particularmente á solas y con el respeto debido cuantas observaciones creyeren convenientes. En el caso de insistir el jefe en lo mandado, obedecerá puntualmente el catedrálico, quedándole salvo el recurso al gobierno.

Art. 247. Si a pesar del segundo precepto del jefe de la escuela no obedeciere el caledrático, podrá ser suspenso por el mismo jefe, dando este cuenta al gobierno, que resolverá lo conveniente , gyendo al real consejo de instruccion pública si el caso suere grave y mereciese la pena de separacion , ó una suspension que pase de tres meses.

Art. 248. Para que la asistencia de los profesores á cátedra sea tan punlual como exige la enseñanza se observarán los preceptos siguientes:

1. No habrá cuarto de hora de cortesia ni se consentirá ninguna de las práclicas que propendan á disminuir la duracion de las lecciones : el profesor entrará en cátedra a la hora fija que le esté señalada, cuidando de concurrir al establecimiento con la anticipacion convenieale. Un bedel anunciará la hora de entrada.

2. Tampoco saldrá el catedrático del aula ni abandonará la explicacion basta que, trascurrido el tiempo prefijado, entre un bedel á anunciarle que ha dado la hora.

Art. 249. Todo catedrático propietario ó sustituto , antes de entrar en cátedra, se presentará al decano ó director, y estos , en las universidades, tendrán obligación de dar un parte diario al rector, manifestando si todos los profesores han concurrido á càtedra, y en caso contrario los nombres de los que hubiesen fallado.

Art. 250. Las faltas que no lleguen á 10 se castigarán con la pérdida del sueldo respectivo, prorateándose el de todo el año en los dias lectivos que tuviere el curso : de 10 a 20 faitas se impondrá el duplo de dicha mulla; y en pasando de este último número, el jefe suspenderá al catedrático dando cuenta al gobierno.

Art. 231. Al fin de cada mes comunicará el jefe del establecimiento al habilitado nota de las multas en que hubiera incurrido cada catedrático , para que al cobrar su haber se le hagan los descuentos consiguientes. Con estos descuentos se hará un fondo que se empleará en aumento de la biblioteca, y de su inversion dará cuenta el rector á la junta de decanos.

Art. 252. Ningun catedrático podrá ausentarse ni un solo dia del punto de su residencia sin autorizacion del jele del establecimiento.

Art. 253. Con el fin de que las licencias no dañen á la enseñanza, ó perjudiquen demasiado á los fondos de instruccion pública, no se concederán a la vez, durante el curso, á mas de dos catedráticos, á no ser en casos que bagan irreinediable la infraccion de esta regla.

« AnteriorContinuar »